TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / morenaescribe / Como hermanas

[C:413905]

Como hermanas

Basada en la obra teatral”Me moriría si te fueras” de Ricardo Prieto


Elena vivía sola en la casa que la heredaron sus padres, tenía 45 años, pero parecía tener más, aunque su piel era muy blanca y no tenía ni una arruga, era gorda y estaba muy descuidada. A eso de las 11 de la mañana sonó el timbre de la puerta, ella abrió con desconfianza y vio a una mujer de unos treinta y cinco o cuarenta años, bastante pulcra, con cara de angustia.
-Buen día, ¿que desea?- preguntó con actitud molesta
-Buen día, mi nombre es Isabel, me manda la Señora de Juárez, del edificio de enfrente-
Elena se sintió ofendida
-Si viene de parte de esa arpía puede irse. Es una mala mujer y peor vecina. Demasiado chusma y entrometida- y comenzó a cerrar la puerta.
Isabel, con actitud suplicante le pidió que no le cierre la puerta. Le dijo que era cierto que Juárez era una mala mujer, pero que por ella supo que Elena tenía una habitación para alquilar y ella necesitaba un lugar decente donde vivir.
Entonces Elena la dejó entrar a la casa, le gustaba Isabel, charlaron y se pusieron de acuerdo en normas de convivencia, precios y obligaciones y a las seis de esa misma tarde, Isabel se mudaba con Elena.
Apenas llegó a la casa con sus cosas comenzó a quejarse de la suciedad de la habitación. Elena se justificó diciendo que sufría del corazón y no podía hacer nada, todo el dinero de la pensión de sus padres se le iba en remedios y no podía pagar ayuda para la limpieza.
Mientras tanto, Isabel entraba más y más cosas y obligó a Elena a ayudarla. Entonces la dueña de casa pidió el pago por adelantado que ya habían convenido e Isabel dijo que quería un recibo. Elena le dijo con timidez:
-Pero…yo casi no sé escribir, no lo hago nunca, ni siquiera estoy segura de cómo me llamo, solo sé firmar y eso solo me cuesta mucho. Además no tengo recibos-
Isabel sonrió con malicia y contestó:
-Entonces consiga los recibos y practique. Cuando me lo dé, le doy la plata. Ahora déme papas y carne que quiero cocinar-
Entonces Elena se enojó. Le dijo que no entraría a la cocina hasta que no pagara. Sin hacerle caso, Isabel la empujó y la sacó de la cocina, mandándola a dormir. Como Elena no quería irse, volvió a empujarla y le dijo que estaba demasiado gorda para cenar. Elena corrió a la puerta de calle para pedir ayuda pero de un tirón de pelo, Isabel la tiró al piso y le dijo:
-Nada de calle, señorita. Usted no va a pedirle ayuda a nadie y más te vale que obedezcas, sin no, te desaparezco de la faz de la tierra. ¿Entendés?-
Cerró la puerta con llave y se la guardó. Elena empezó a gritar pidiendo auxilio y recibió un golpe en la cabeza y una patada en el estómago. Poniendo el taco de su zapato en la garganta de Elena, Isabel dijo:
-De ahora en adelante, compartiremos casa, dinero y comida. Vas a ser limpia aunque no te guste y sobre todo no me hagás enojar. Yo no soy una caída del catre como vos, estoy en la calle desde los doce años y nadie jode conmigo. Si me hacés caso, tu vida va a cambiar para mejor, de lo contrario, se acaba tu vida. Ahora andate a dormir-
Elena, sollozando y poniéndose la mano en el corazón se fue a acostar.
Al mes, Isabel ya había limpiado y acomodado el caserón y dominaba a Elena a fuerza de miedo y golpes. Una vez, cuando Elena nuevamente intentó escapar, Isabel la encadenó a una pared, no la alimentó en tres días y al cuarto le dijo:
-¿Ves como no le importás a nadie?- Valoraste tan poco lo que tenías, tus padres, tu casa, tu pensión que creíste no necesitar a nadie, no te relacionaste con ninguna persona, jamás y ahora pagás las consecuencias. Decime, ¿te vas a portar bien? Si lo hacés te doy de cenar-
Elena asintió con la cabeza y comió con voracidad del plato que la otra le puso en el piso. Cuando terminó, no la desató y la dejó durmiendo en el piso, hasta que toda voluntad de defenderse murió y se convirtió en una perra dócil.
Tres meses más tarde, Elena ensució la cocina y como Isabel le partió un palo de escoba en la espalda, quiso enfrentarla y la golpeó pero no lo suficiente.
Isabel la tiró al piso y le habló de los hombres que la habían abusado, mientras los padres de Elena la cuidaban amorosamente. Elena, llorando sin ruido, preguntó:
-¿Por qué me hacés esto? Si yo no te hice nada-
Entonces Isabel la montó como si fuera un hombre y acercando la boca a su oído mientras la manoseaba, le dijo:
-Por que sos mi hermana. El hijo de puta de tu viejo violó a mi mamá, la embarazó de mí y nunca se hizo cargo. Cuando ella se suicidó yo tenía diez años. Yo vine a buscar a “Papito” y tu mamá me echó a patadas, me dijo que ustedes eran una familia normal y que mi vieja había tenido su merecido por ser una puta. Eso sí, me deseó que Dios me ayude. Desde entonces espero que se mueran y ahora voy a hacerte a vos, lo mismo que tu viejo le hizo a mi vieja-
Elena, aterrada, la miraba sin creer lo que oía, mientras Isabel seguía hablando.
-La única diferencia es que yo no solo voy a gozar e sexo, también voy a gozar la venganza y lo voy a hacer todos los días, por que en el fondo yo te quiero, sos mi hermana-
Elena seguía llorando, ya no quería escucharla pero no sabia que hacer, no podía quitar las manos de Isabel de su cuerpo blando. Ahora Isabel no dejaba de hablar como enloquecida.
-Por eso no te dejo ir. Me moriría si te fueras. Por eso no me voy, por que si lo hago, te dejo sola y te morís vos. Hoy comienza mi venganza y nuestra nueva vida. Siempre juntas, como hermanas que somos, siempre deseándonos, como amantes y siempre unidas, aunque la muerte no quiera separar.-
Todavía están juntas el viejo caserón. Isabel rogando que la muerte venga a buscarlas y Elena rogando que no venga nunca, por que tiene más miedo de lo que Isabel le haría en el infierno, si aquí ya la tiene agonizando para siempre.

Sofi (26 de junio de 2009)
-






Texto agregado el 18-07-2009, y leído por 179 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
26-07-2009 Todo un embrollo este, todo un caso, como para "analizarlo"... Mmm ... este ... Tantos personajes, tantos personajes y cosas que pasan... experimento risa, "miedo", incredulidad... Ah tantas cosas, Como que me "le arrejuntó" todo con este texto... Hasta como las lágrimas y las vísceras, ya no muy sabiendo muy bien porque... Necesito un poco de sol, un trago, que se yo... (voy a seguir leyendo por ahí lo suyo _)))... (caracolas de mar en los oídos)... athelstane
22-07-2009 Que jodida la mina , es terrorifico de pensarlo , se que estas cosas pasan y peores tambien , en mi parecer deberias trabajar mas a los personajes , no ir tan de lleno , la trama da para explotarla , , algo asi como una vuelta de tuerca , me explico . Mis felicitaciones Morena seguimos polodislates
22-07-2009 aterradora historia y muy bien contada!!!!! YO-SOY-ASI
20-07-2009 muy bien llevadal a historia,me gusta el personaje de la hermana mala,porque es bien malita ja! DIVINALUNA
20-07-2009 Triste texto con mucha sed de benganza. mis 5* y besos NILDA yo_nilda
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]