TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / AGUILADETRUENO / La novia

[C:415059]

Fue al principio una fugaz aparición. Asomé mi cabeza por la ventana y, lejos, cerca de los bosques estaba con su vestido blanco recogiendo algo del suelo. Mi mente preguntándose una y otra vez rompió el silencio dentro de mi cabeza. Las aves volaban a tu alrededor, esperando, quizás a que cayera y regalase su blanca piel a sus picos hambrientos.
Era temprano esa mañana, el cielo escondía al sol detrás de gigantescas nubes amenazándonos.
Seguí observando, no le pareció extraño ver mi humilde morada entre todos los árboles, su cabeza gacha seguía buscando algo en el verde infinito que cubría el suelo y mis ojos seguían petrificados sobre la imagen extraña de una mujer vestida de bodas en mi solitaria parada solo habitada por mí.
Quería alimentar la chimenea ya que el frío entraba por todos lados esa mañana pero… no quería apartar la vista de ella, tampoco quería que se fuera y sin embargo, lo que menos deseaba era salir a congelarme para develar el misterio que ella suponía con su sola presencia tan cercana.
Tomé mi taza y la contuve con ambas manos para que el calor del agua se brindara a mi cuerpo un poco.
Mis pupilas buscaron a su alrededor un elemento que supusiera, al escoltarla, una explicación para mí, pero nada la acompañaba, a decir verdad ni siquiera parecía que ella misma estuviera en el lugar, estaba perdida y solo le daba atención a su búsqueda por el herbaje.
Pronto el tiempo pasó, acabé mi té y extrañamente allí seguía mi extraña visitante recorriéndolo todo con la cabeza arqueada hacia abajo rastreando. Me pegunte si buscabas insectos, flores… quizá algo que había extraviado, pero eso era poco probable ya que jamás había habido alguien por ahí y menos una mujer que parecía sacada de un contexto bastante ajeno a mi casa alejada de la humanidad.
Ya era demasiado el tiempo y comencé a necesitar imperiosamente saber quién era, qué hacía en ese momento y lugar y el porqué su atuendo de impecable blancura (ya a esta altura manchado en las rodillas por el barro cuando se agachaba y volvía a incorporarse desilusionada).
Esa perla de luz en mi oscuro bosque tétrico no condecía, no era común. Pronto el cielo me dio ayuda por vez primera en mi vida. Liberó por fin la lluvia que hizo de ella su presa. Pronto levantó la vista asustada y miró hacia el frente.
Vio mi casa, observó mi ventana y al atónito espectador que era publico de esa absurda escena. Yo me hice dependiente de sus ojos celestes por siempre y mi corazón mandó ese gesto con la mano que a través del cristal y quebrando el aire helado de la mañana la hizo entender que le ofrecía mi techo para protegerla del diluvio invernal y mis brazos, para protegerla cualquier cosa…

Texto agregado el 26-07-2009, y leído por 185 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
28-07-2009 te casas conmigo? suicidegirl
27-07-2009 Poema tiene muy buena fibra. Debe considerarse una introccion mas energetica, menos patetica- Si, el clima esta frio y lluvioso lo mejor hubiese sido el ofrecer albergue personal accion de rescate. El final necesita algo mas brutal, trascendental, mas de apoyo humano, mas de regocijo cercano, mas de amabilidad en cercania no imaginaria en la distancia como ha terminado el poema. guapeton
27-07-2009 me gusto, realmente qiero seguir leyendo toriitoo33
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]