TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / macema / EL PRIMER PASO

[C:415727]

EL PRIMER PASO

Una luz brillante e intensa iluminó de pronto mi habitación. Un silencio profundo y luego el estruendo interminable que taladra mis dormidos sentidos despabilándome, el trueno, que muy cortésmente , me avisaba que pronto se abrirían, una vez más, las compuertas del cielo, descargando sobre la ya saturada tierra, cataratas de agua y piedras que terminan ahogando las ilusiones de muchos pobres.
Me levanto y comienzo a ubicar en fila india los tachos, fuentones, ollas, lecheras y todo lo que sirva para recoger el líquido elemento que fluye imparable a través del cielorraso de machimbre, que tanto sacrificio nos costó, luego de atravesar el techo cubierto por una mal colocada membrana.
Luego paso a la habitación de los chicos y procedemos a trasladar sus camas al único sector del comedor que todavía se resiste a dejar pasar el agua.
Sigo alineando floreros, palanganas y sartenes, hasta que se me terminan.
Luego con gesto resignado observo la ya inservible alfombra, que mañana voy a tirar porque su olor es insoportable, y mientras tomo unos mates en la cocina, pienso en cómo se dan las cosas para el que trabaja y no tiene la suerte de cobrar un sueldo como la realidad que vivimos requiere. Horas extras que ya no están, fuente laboral que peligra por la crisis global, etc.
Mientras, al gobierno de turno los números le cierran a la perfección, redonditos, redonditos.
¿Quién paga el costo? ¿A quién le importa?
Seremos apenas algunas decenas de miles de trabajadores los que soportaremos una vez más, los afanos, la corrupción, la pésima e insensible administración, (algo histórico y aparentemente sin solución), donde el hombre es lo último, la estructura política y los compromisos preelectorales,(léase: pagar a los punteros los votos conseguidos), son lo primero.
Levanto la cabeza y busco en el techo la nueva gotera que me hace cambiar de lugar. Observo las facturas del gas, la luz, el teléfono (impago), y la intimación para el pago de los impuestos, so pena de acciones legales que te pueden costar la casa.
Me asomo a la ventana y trato de imaginar el futuro de mis hijos. Lo veo del mismo color de la noche tormentosa; negro tristeza, negro impotencia, negro rabia, negro desesperación…
Tomo el diccionario para recordar el significado de la palabra “JUSTICIA” y leo: “virtud que nos hace dar a cada cual lo que le corresponde”
DERECHURA-EQUIDAD-IMPARCIALIDAD-RECTITUD y agrega, JUSTICIA RETRIBUTIVA: la que arregla la proporción en que deben repartirse las recompensas y los castigos.
Entonces en mi mente se revela la verdad descorriendo los pesados telones de mi ignorancia. Los trabajadores, que sostenemos el sistema que permite a nuestros funcionarios concretar sus anhelos y apetencias políticas, económicas y de poder, somos los merecedores de los castigos y por ende somos los malos.
Los otros, los explotadores, los corruptos, los ñoquis, los que nos chupan la sangre y conducen nuestros destinos y los de nuestra familia hacia un abismo insondable, esos ¡SON LOS BUENOS!¡LOS QUE SIEMPRE SE LLEVAN LA RECOMPENSA!
Pucha, que ignorante que soy. Recién comprendo el significado de la palabra justicia. Tendría que pedirle disculpas a los esforzados gobernantes, funcionarios y políticos corruptos, (que los hay los hay), por haber pensado equivocadamente que el deber de ellos era proporcionar a su pueblo soluciones para sus problemas como ser; educación, salud, trabajo, igualdad de posibilidades para todos y DIGNIDAD ; OTRA PALABRITA QUE NO ESTÁ EN SUS DICCIONARIOS.
El tic, tac, toc, de las gotas de agua en los tachos me devuelve a la húmeda realidad.
Después de todo, ¿A quién le importa si tengo o no tengo?
¿A quién le interesan mis hijos y su futuro?
¿Quién va a pagar, como de costumbre, las pérdidas por las malas administraciones? NOSOTROS, EL PUEBLO.
La rueda gira y gira. Otro relámpago hace penetrar la luz por debajo de la puerta. Silencio y luego el trueno, que bien mirado tal vez simbolice el grito de los pobres laburantes y los desocupados, que unidos, clamamos justicia, (la versión del diccionario), y gritamos cada vez más fuerte para ser escuchados.
Ya estamos cansados de falsas promesas, de que nos metan la mano en nuestros flacos bolsillos y de que hipotequen el futuro de nuestros hijos por compromisos que deben afrontar sólo ellos.
Me asomo nuevamente a la ventana y observo que el nuevo día viene clareando. En algún momento parará la lluvia y el sol volverá a brillar.
Me resisto a bajar los brazos y cada gota que golpea el interior de los tachos, carga mis baterías y mis ganas de luchar por lo mío, de no entregarme jamás, de no permitir más el abuso y el autoritarismo.
Un trueno más fuerte que los anteriores elimina con sus vibraciones toda mi depresión y mi angustia.
Me cambio, me despido de mis hijos, abro el paraguas y parto rumbo al trabajo silbando bajo la lluvia una canción que me habla de FE, de ESPERANZA, de JUSTICIA y de luchar por lograrla.
¿ NO LES GUSTARIA QUE LA CANTEMOS TODOS UNIDOS EN PAZ, HASTA LOGRAR LA REIVINDICACIÓN DE TODOS NUESTROS PISOTEADOS DERECHOS?
SI DAMOS EL PRIMER PASO, YA AVANZAMOS.

Texto agregado el 31-07-2009, y leído por 199 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]