TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / bassiliko / Verano en el parque

[C:416308]


Dictó sus clases de música como siempre.
Al volver a la casa , notó que sus piernas le pesaban.
Era una primavera muy especial, con tenues lluvias por la noche y días resplandecientes de sol.
La ausencia de tormentas con viento había desactivado a los fantasmas de la quinta del doctor Ferrari, fenómeno que hasta el mismo intendente se había encargado personalmente de corroborar si existía o era producto de la imaginación popular. Cuentan que al verlos acercarse amenazantes a su vehículo, su bigote se volvió blanco. Ya nunca más dejó de afeitarlo.
Sofía notó un color particular en su hermano. Su piel adquiría una tonalidad entre amarillenta y verdosa, sus venas resaltaban más de lo habitual. Haciendo relación con la blancura que ella mantenía en los manteles de los altares, le sugirió que se bañara con jabón blanco , y luego se pusiera al sol.
Era la primera vez que Pedro se preocupaba por su persona en un sentido , podríamos decir , estético. Esa práctica sugerida por su hermana, lo vigorizó ; él siempre había evitado la incidencia directa del sol, trabajando en el parque con sombrero y camisa de mangas largas.
A pesar de su edad, su aspecto se veía más joven. Más saludable. Aún así , esa tonalidad verdosa persistía.
Se acercaba el verano y Pedro preparaba los nuevos canteros para los plantines de esa estación. Los helechos trepaban majestuosos por los troncos y ramas de los árboles, tanto , que para cortar sus ramas había que usar escalera ; era como que al tocarlos , éstos se contorsionaban voluptuosamente , rozando su cuerpo , acariciándolo.
A mediados del verano , gracias a las vacaciones escolares, Pedro prácticamente vivía por y para el parque ;ningún vecino podía dejar de admirar el fruto de su dedicación.
En tanto, Naldo y Melly , veían crecer su familia ; sus ingresos eran escasos, así que Blois les había sugerido que se dedicaran a los arreglos florales para los casamientos.Eso les proporcionaría un ingreso extra a las clases de inglés de ella y al Organo en la iglesia de él , no muy redituable económicamente.
Siguiendo su consejo fue como volvieron a encontrarse frente a frente con Pedro Maine.
En su soberbia , una mañana , tomaron sus bicicletas , sus párbulos que ya eran tres, y se dirigieron frescamente a elegir las flores que utilizarían .
CONTINUARA

Texto agregado el 04-08-2009, y leído por 68 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
06-09-2016 yo quiero que siga... MCS
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]