TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / aguiladetrueno / El pozo del suicida

[C:416393]

Aquí es otro de esos días. Las noches no son mágicas y las tardes son tan aburridas como las noches (que por cierto no son nada mágicas). Las nubes están en reposo y cada persona parece hundirse en sí misma. Todos creen que están corriendo en un risco y disminuyen la velocidad del juego solo para no caerse. Bueno, después de todo no es gracioso correr en un risco si no vemos a un par de incautos borrarse del juego al desplomarse en el vacío.
Las nuevas viejas ideas ya no resultan para mí y sin saber porqué, regalé mi último par de ases y perdí la partida. Ya a nadie parece importarle el juego pero siguen jugando, es en vano. Hombres y mujeres siguen en su extraño ritual que parece tan cotidiano para ellos. Se procrean y les parece igual, bueno… allá ellos que, ignorantes, tiran los dados cuando ni siquiera su turno es y algunos, estoy seguro, ya perdieron.
Mientras algunos vamos cuesta abajo ellos trepan inútilmente y esconden lamentos tras fingidas sonrisas.
Alguna vez, sí, puedo recordarlo… alguna vez fui uno de ellos. Pero solo mientras esto me dio resultado.
Ahora las palabras fluyen y estoy diciendo sin sonido cosas que no debería, pero que son reales. Que tal vez algunos entiendan y tal vez, otros se sientan tocados por ellas.
Hoy solo espero verdades, ahora que mi ultimátum llega a su fin y no es un happyendin’ la tristeza pinta mi horizonte y se hace de mi futuro. Hoy, sin prisa volará el tiempo cuando ya no esté y mi guardapolvo ceñido de blancura atacada por lo que llevo bajo la piel sea mi funda mortuoria.
Bien, ahora que algo pasa en la nada de la tarde y el sol pronuncia al esconderse un “adiós” cargado de mera culpa, ahora sí estoy ansioso, estoy en la fila ya. Me pregunto cuánto tardará en moverse y llegar hasta allá.
Aquí nada condice con los mapas que en la escuela recibí dichoso, bien, nada terrenal parece servir y lejanos son los días anteriores a esta decisión.
Bueno, bueno, si no nos queremos tardar más será mejor que me concentre en entablar una conversación con alguien, pero es que… no puedo dejar de mirar absorto la dulzura que falta en este lugar.
En el que parecía ser el verdadero palacio de la verdad y pura belleza cuando solo existía en mis sueños no es nada igual a aquellos. No hay nubes, ni luz, ni estrellas dejándose caer en fugaz caída hacia la tierra. De acuerdo, esperaré, de cualquier forma… ¿quién soy yo para juzgar el divino reino de los cielos?

Texto agregado el 05-08-2009, y leído por 118 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
06-08-2009 Me ha gustado, es un juego de pensamientos bastante interesante, quizá debas tratar de dar un poco más de forma. natyjara
06-08-2009 Falto algo de fluidez y se repiten los sustantivos, pero la idea está bien. murovsanado
05-08-2009 Me aburrió un poco salmuera
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]