TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Heraclitus / El don de la fe

[C:417111]

Si se parte de la premisa de que lo más importante es la tolerancia entre los seres humanos, que cada individuo tiene su manera de pensar y eso es lo que hay que respetar, la siguiente reflexión va dirigida tanto para los creyentes (cualquiera que sea el nombre que le den a la Verdad Absoluta), como los que no tienen el don de la fe, pero que pueden tener un sentido y una responsabilidad en la vida. Vale…

Los actos de fe y espiritualidad arrancan enormes emociones, se comprueba lo anterior en las guerras de origen religioso que siempre han existido, incluso en nuestra época actual entre judíos y musulmanes por ejemplo.
La emoción religiosa no sólo se da entre cristianos, sino también entre musulmanes: la peregrinación a la Meca; entre judíos: en sus festejos del Día del Perdón o Yom Kippur; budistas en sus celebraciones religiosas, etc. Todas estas manifestaciones humanas surgen del mismo sustrato y nos recuerdan que todas las culturas del mundo, a pesar de sus profundas diferencias, creen en un Ser divino que da sentido al mundo y al universo y por ende a la vida de cada individuo en particular.
Yo no sé si existe Dios, pues no tengo el don de la fe, como decía Blaise Pascal, él, al igual que Santa Teresa de Jesús y el místico San Juan de la Cruz, la tenían y estaban inmersos en la creencia de Dios y esta creencia no la obtuvieron por la razón, sino por la gracia de Dios.
Me consta que hay indicios de la existencia de Dios, el universo mismo, pero desgraciadamente los indicios no proporcionan certeza.
Reconozco que las diferentes religiones han sido muy útiles para el progreso del hombre, gracias a ellas se educa a los niños en valores que hacen posible la convivencia humana. En lo que soy escéptico es en los esfuerzos que han hecho las religiones cristianas en construir un Dios a imagen y semejanza del ser humano.
La tolerancia debe ser un imperativo categórico en todos los hombres, respetar la creencia de los demás y aceptarlos; así tenemos dos posibilidades: el creyente que es feliz en sus ideas y encuentra un sentido en su vida, sigue además las normas y dogmas de su iglesia; el que no es creyente o duda de la existencia de un ser divino, sé que existen muchos que navegan en la vida con una máscara de hipocresía, dicen que son creyentes y esconden su verdadero pensar, por el que dirán de la sociedad en que se desenvuelven y no ser excluidos de la misma.
Sin entrar en controversias religiosas, de quien tiene razón, procederé a decir que para los que se consideran ateos o agnósticos, quien dio un sentido a sus vidas y la manera de estructurarlas fue Jean Paul Sartre (1) al decir que si no hay un Dios, si existe un ser que es el hombre que no es definido por nadie, por eso su existencia es primero, el hombre surge en el mundo y después se define y podrá hacerlo como el quiere. El hombre no es otra cosa que lo que él se hace. Esto es subjetividad y puede ser un motivo de crítica. Sin embargo el hombre es el verdadero responsable de sí mismo y puede elegir a voluntad el camino que dará a su existencia. Al igual que los valores que proclaman las religiones, hay valores humanos que permiten y facilitan la convivencia humana y es lo que debe hacer el hombre, saber que el hombre es un proyecto que podrá vivir una vida plena aun sin creencias religiosas. Alegría de iniciar una jornada más, en una filosofía personalísima inmersa en la filosofía de la existencia que cotidianamente lo lleve a despreocuparse del día que ya se fue y de aquél otro que aún no ha llegado.
El hombre debe vivir con tranquilidad, recordar del pasado lo agradable, no mortificarse con sentimientos de culpa, vivir el presente y prepararse con responsabilidad para el futuro que pronto se convertirá en su existencia presente.

Bibliografía:
1. SARTRE, Jean Paul, El existencialismo es un humanismo, Ediciones Peña Hermanos, México 1998.

Texto agregado el 10-08-2009, y leído por 194 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
13-08-2009 muy interesante... saludos adormecida
12-08-2009 me gustó tu texto...y gracioso el último párrafo, porque en su día, un cura de la iglesia católica me ha dicho exactamente lo mismo que tú...que "El hombre debe vivir con tranquilidad, recordar del pasado lo agradable, no mortificarse con sentimientos de culpa, vivir el presente y prepararse con responsabilidad para el futuro que pronto se convertirá en su existencia presente", ...y ha agnadido que era necesario vivir el presente, pues el pasado ya era, como dice su nombre, "pasado"...y el futuro todavía no existía, aun dijo que dios no juzga a nadie, y siempre perdona...bueno, yo creo que no me ha dicho nada malo u horroroso...todo lo contrario. NOCHELUZ
10-08-2009 El budismo es lo que mejor cuadra con tu resumen final: lo importante es vivir el momento presente. luigghi
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]