TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La misteriosa actitud de Chitu y Mustang

[C:421831]






Hechos curiosos sucedieron tras el fallecimiento de mi hermano Patricio, “Chino”, como lo llamábamos cariñosamente. Acabado de pronto su largo sufrimiento, mis hermanas lo vistieron, recompusieron su estragado rostro y lo reacomodaron en su lecho, esperando que llegara el servicio funerario para que lo trasladaran al féretro. Allí se quedó, yerto y rodeado por todos nosotros, las mujeres sollozando con resignación y yo, tragándome las lágrimas y aparentando una serenidad que estaba muy lejos de sentir.

Chitu, una gatita algo hosca y por lo general, apartada de la gente, esta vez hizo una excepción y con sigilo, se encaramó a la cama en donde yacía mi hermano y se acomodó entre sus piernas. Nos habría gustado saber que fue lo que la motivó a permanecer en ese lugar, hecha un ovillo, como si quisiera custodiar esos restos que apenas expedían un poco de calor.

Y cuando los empleados de la funeraria colocaron al Chino en el ataúd, Chitu estuvo presente allí, sobre una mesa, en actitud expectante, haciendo el amago de saltar una vez más sobre él. Después que el cadáver fue subido a la carroza y trasladado a la parroquia en donde sería velado, la gatita desapareció y ya no fue posible verla de nuevo.

Un poco más tarde, Mustang, un precioso y reclamador bóxer de mediana edad, también tuvo un comportamiento curioso. Cuando su ama llegó a su casa, luego de haber acudido a entregarnos sus condolencias, se dedicó a sus menesteres y después de un largo rato, se percató que Mustang no ladraba ni gemía, hecho extraño, puesto que el can, no bien aparece su ama, se vuelve loco, y hace notar su apetito por medio de sollozos perrunos que parten el alma. Esta vez, nada de eso acontecía. Por lo tanto, su ama se asomó al patio para ver que ocurría. Lo que vio, la dejó estupefacta. Mustang se encontraba en un rincón, en actitud meditativa, sin emitir ni un ruido, tal si estuviese orando para sus adentros. ¿Habrá olfateado el perrito la muerte en las vestimentas de su dueña y guardaba respetuoso silencio por aquella alma que había partido? Sólo él lo sabe y, por supuesto, nunca nos lo confidenciará.

Estos dos relatos y un sinfín de coincidencias y sucesos que uno podría considerar como dirigidos por una fuerza desconocida, me hacen pensar que mi querido hermano Patricio, Chino, en lo coloquial, poseía un alma blanca, sincera, inocente, como lo son todas las de estos seres investidos por el síndrome de Down. Y ello fue percibido acaso por esos animalitos nobles, que le presentaron sus respetos y aguardaron enhiestos que se le entornara la puerta que lo condujese a un lugar superior. Después, como todos nosotros, a sus menesteres. Nosotros, a nuestras prisas, ellos a sus ladridos y maullidos, a los cuales, lo confieso, ahora les encuentro una maravillosa significación…











Texto agregado el 12-09-2009, y leído por 174 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
24-09-2009 Que lindo relato. Es bonito que en un momento de tristeza, Usted allá tenido el escape de observar a su gatita...Ella hizó una demostración de amor y protección. Y Mustang, fue muy respetuoso al sentir de su ama... Que bueno ver que hay personas, que se dan tiempo para observar. Un gran saludo. colgando_las_plumas
22-09-2009 No me cabe duda, Guido, de la inter-relación entre los humanos y los animales. Estos últimos "saben", advierten, ven más allá que nosotros, y perciben con mayor fidelidad la parte oculta del alma de los humanos, incluso aquella que guardamos con más recelo. Me conmueve tu relato. Y me conmueve el amor que siempre has transmitido hacia tu familia, en este caso a tu hermano, ese ser con luz, que ahora se une a la luz universal. Un abrazo. neus_de_juan
13-09-2009 Un sentido relato. Sin duda escrito con toda tu alma, para homenajear el ser querido que ha partido. Saludos. drricaldi
12-09-2009 Precioso y triste relato mi querido gui. Seguramente así fue, los animalitos tienen una percepción especial de la que los humanos carecemos.En realidad perder un hermano es algo que nos arranca parte de nuestra alma y sobre todo si lo hemos visto sufrir. Un beso y todas mis estrellas, pero esta vez para iluminar el camino del Chino. Magda gmmagdalena
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]