TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Toxica / Parábola del Hastío

[C:422787]

7:30 de la Mañana

Hora en que suena el despertador. Patricio está despierto desde hace una hora antes.Tuvo un sueño extraño y erótico. Se queda en la cama, de espaldas mirando las grietas del techo mientras se prueba a sí mismo cuanto aguanta el pitido del reloj sin golpearlo. Se levanta pesadamente, decide que está gordo. Camina hacia el baño y se mira al espejo con expresión de disgusto. Su esposa duerme ruidosamente. Desde el baño es un enorme bulto roncante, una blanca ballena varada.
Patricio se ducha, canturrea un par de canciones, haciendo "na na na " cuando olvida la letra. Se lava los dientes, escupe sangre de sus encías, se seca, se pone el traje, la chapa con su nombre, se peina el escaso pelo de la coronilla.
Nancy ya está levantada, despeinada, de mal humor, mal envuelta en una bata de toalla.Tuesta pan distraída, mirando la tele con laconismo.
Se queja de algo mientras sirve el desayuno.Tostadas con mantequilla y café...otra vez.
Patricio mira el vacío sin escuchar lo que Nancy dice, el sabor de la pasta dental altera el de las tostadas, pero a él ya no le importa. Se sacude el traje, se levanta de la silla, engulle sin ganas el último trozo de pan. Nancy le lanza un "chao" desde lejos, que por un minuto suena como un gruñido.

8:15

El paradero de micros está atestado de escolares como todas las mañanas.Patricio se entretiene mirandoles un rato. Mirando las recién abultadas piernitas de las niñas asomando bajos sus faldas, los pequeños bultos cónicos de sus pechos.Se excita,es inevitable.
La micro está llena, como siempre. El ineludible taco de Av. Vicuña Mackenna en las mañanas.El aire viciado del micro bus hace que le duela la cabeza, la mezcla de perfumes, malos alientos y champues varios lo marea. Parado como le toca ir todas las mañanas, observa a los viajantes. Unos estudian , otros mantienen una lucha contra sus cabezas para no dormirse, otros cantan las canciones de sus walkmans en completo silencio.

Paradero 14 de Vic. Mckenna...por fin...
Escaleras del Mall Plaza Vespucio. El jefe de personal lo saluda sin ganas, él le devuelve el saludo también sin ganas. Aparece Sandra, una gloria en pantalón de uniforme apretados, espinillas mal disimuladas bajo el maquillaje, dientes chuecos y tetitas de perra. Ella como siempre pasa la vista sobre él, sin verlo.
Transcurre la hora entre preguntas sin sentido, viejecillas inconexas que no entienden la diferencia entre alfombra y cubre piso. La monotonía del speech tantas veces repetido "son 100% lavables, fibra natural, lavela con confianza , el color nunca se opaca"

Almuerzo, 2:30 de la tarde

Sandra se ríe con el vendedor de articulos domésticos, que por cierto es soltero.
Patricio se traga el último antiácido que le quedaba. "Mierda" murmura cuando de reojo se ve reflejado en una vitrina.
La tarde, las preguntas, Sandra que pasa moviendo el culo con esos pantalones azules que le dividen en dos la vagina y el se le queda mirándo como un idiota. Como si ella no lo notara.
Patricio suda, responde preguntas, firma boletas, ingresa tarjetas, vende, sueña, desea, maldice.

10:30 PM
las luces se apagan, se cierran las cortinas, los candados.
Vicuña denuevo, la micro vacía ahora, pero apesta peor que la mañana. Patricio está hambriento. Las luces de la ciudad brillan en sus ojos. "¿Es viernes hoy?", se pregunta.
Hay pubs, discotecas con sus luces ya encendidas.
¿Que sienten? se pregunta Patricio en silencio, ¿Que sienten los que van por la vida con el cuerpo bronceado, la sonrisa pareja, el culo pegado a un auto antiguo, jeep, convertible? ¿Que sienten cuando se van a la playa con sus novias rubias, con olor a peluquería? ¿Que sienten cuando al otro día la cabeza se les parte de tanto sexo, licor y cigarrillos?
Mas importante aún, ¿Que sienten cuando en la calle tienen que toparse con un gueón pobre, feo y mal vestido como yo?
La puerta de la casa rechina al abrirse. El niño duerme ya, otro día en que no lo vio. Nancy le sirve un plato de tallarines fríos con una cerveza. Tiene la misma cara de la mañana...¿Te gusta esta vida? Le pregunta él en silencio mientras la observa desde la mesa.
Se van a la cama, miran la tele en silencio, Stallone en una pelicula de acción, con trajes caros, hermosas mujeres y autos costosos, explosiones, mentiras. La ilusión maldita del sueño de todo chileno...
Patricio apaga la luz, la tele. Se queda pensando en silencio, en Sandra. Estira la mano bajo la tapa, encuentra un muslo tibio, gordo, mal depilado.
Se excita, no puede evitarlo.
Nancy se pone abajo de él cuando se da cuenta de que quiere hacerle el amor, con los ojos perdidos en el techo, opacos, inertes. Ya ni siquiera le dice que se apure.
Patricio jadea, se mueve frenético, perdido en su placer, cierra los ojos y acude al recuerdo de todas las pornos que ha visto en su vida. Se detiene en las nalgas, los pechos, los gemidos que recuerda como si tuviese un camara en la cabeza.Siente el fin acercarse,inevitable. Aprieta los ojos con mas fuerza y entonces es Sandra la que aparece debajo de él, gimiendo, comportandose como una perra, y el es como Stallone y Nancy no existe y, que Dios lo perdone, tampoco su hijo. Y en ese momento tiene un orgasmo tan largo, tan triste y tan sentido, como si hubiese estado llorando.....


Santiago, Mayo 2001....

Texto agregado el 18-09-2009, y leído por 297 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
31-05-2013 Este cuento es casi una vida, lo que me he perdido al no leerte. ambrocio
06-10-2011 de cuando todo sabe a lo mismo sin importar el color, olor, sabor... se parece a la vida. adixion
17-10-2009 Huele a verdad. Sabe a vida y suena a tragedia. No creo que le falte ni que le sobre nada. Me gustó. Un saludo. byryb
16-10-2009 Realista, sucio, muy bien narrado 5* ramgarcia
16-10-2009 Lloré :( -St_Clipper
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]