TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Solo ante la existencia

[C:427692]






A veces me sucedía, siendo un adolescente, que al irme a la cama, no bien estaba arrebujado entre las sábanas, una suerte de vacuidad se apoderaba de mi espíritu y sintiéndome sólo en medio del vértigo existencial, me largaba a llorar con amargura. Después de ese rapto de melancolía, me quedaba dormido y es posible que me asolaran terribles pesadillas.

Un poco antes, cuando comenzaba a despedirme de mi niñez, recuerdo claramente una tarde, en que mientras copiaba un mapa de América del Sur, sin razón aparente, comencé a llorar con desconsuelo. Yo aduje que mi desesperación se debía a la complejidad de la tarea, a la imposibilidad de reproducir con fidelidad los trazos de la carta geográfica que tenía a mi disposición. En el fondo, mi llanto era más visceral, me amargaba la precariedad de la existencia humana, la extinción de mis seres queridos, la sensación de incertidumbre que se cernía sobre todos nosotros.

Más tarde, me di cuenta que todas esas dudas, no eran sino el eco de un pasado remoto, heredado en mis genes por mis ancestros, quienes debieron también, en su debido momento, haberse sumergido en ese pozo melancólico que negaba toda respuesta cierta y sí una mortaja negra que obnubilaba sus sentidos. Busqué, por lo tanto, en un librillo de antropología, en otro de filosofía hindú y en cientos de novelas y tratados psicológicos, alguna luz para mi mente anonadada. Y rescaté un poco de acá, otro de allá, apelé a la fantasía y de todo ello, resultó un menjunje que me pareció ya más digerible.

Y pensé, que lo mismo deben haber hecho millares y millares de seres, algunos cobijándose en religiones acomodaticias para cada uno, otros, creando nuevas hipótesis y teorías, con el único fin de anclar sus existencias a cualquier cosa que le diese un poco de firmeza.

Y así sobreviví hasta ahora, navegando en cierta forma a la deriva en materia existencial, negándome a pertenecer a sectas o partidos, inmerso en los marasmos de mi propia incertidumbre, contemplando con curiosidad a aquellos que creen tener saldadas todas sus cuentas y bien anclado su espíritu. Cuando me topo con uno de ellos, pienso en ese ser prehistórico, que, de pronto, se encontró en medio de la soledad, sin una religión que lo sustentara, sin un filósofo que lo pusiera en vereda, sin alguna luz que le indicara el camino. Y, pese a todo, ese hombre sobrevivió. Igual que yo…














Texto agregado el 22-10-2009, y leído por 191 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
26-10-2009 Guau... me declaro tu fan... abita
25-10-2009 Entiendo tanto este texto,es muy bueno.Me dejaste mirandome con mas atencion ******** shosha
23-10-2009 Procesos de todo ser humano, en cualquier momento y lugar.La cuestión es seguir viviendo.¡¡Muy bueno !!********* almalen2005
22-10-2009 Siempre el hombre busca algo en que cobijarse, algo para arrancar de su soledad de sus miedos y se embute en centros, religiones, grupos y desde ahí se proyecta, patalea, y hace su vida, se reorganiza. El hombre y sus fantasmas, que hace el hombre mirando el exterior si la respuesta esta en el interior. ¿Esta? Buen tema Gui un abrazo. almanach
22-10-2009 A todos nos ha sucedido algo similar, pero uno va encontrando respuestas en el propio vivir. Yo no lloré, a mí me sobrevenía tremendas rabientas. Buen punto***** ernesto_heminguay
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]