TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_columna / Diferencias (De mi columna de los lunes, días difíciles si los hay) Por MCavalieri.

[C:43390]

No somos iguales, nunca lo hemos sido, aunque la mayoría diga lo contrario.
Tenemos cada uno una locura que nos diferencia del resto, sí, pero tu locura no es la misma que la mía.
Compartimos el amor por la naturaleza, el dolor de alguna que otra ausencia, el hábito de leer, pero no me llevo bien con tus elegidos y vos tampoco lo hacés con los míos.
Soy amiga de la soledad, vos sos feliz entre la gente.
Tus extremos chocan con mis medias tintas lo mismo que tu experiencia con mis ganas de probar.
Ambos luchamos contra la injusticia pero a vos te gusta vivir el teatro, actuarlo, mientras que yo opto por observar desde afuera, sabés que soy de las que pasan desapercibidas, o al menos eso intento.
Me mostraste la dignidad con el ejemplo, aprendí. A cambio te mostré la libertad, no sé si aprendiste. Soy demasiado “anarco” para vos; no lo suficiente para mí.
No le das valor a los objetos, para vos el regalo está sólo en la acción de dar; por mi parte ato personas y cosas, no puedo regalar algo que me han dado.
Por eso acaso lo tuyo es de todos y lo mío es de algunos.
Me gustan las calesitas, los toboganes, las hamacas... Vos preferís el balero, el trompo, el yo-yo.
Odiás las fechas conmemorativas, los velorios, las ceremonias de cualquier tipo; a mí me tienen sin cuidado.
Temés a la muerte y esquivás todo lo que tenga que ver con ella. También me asusta, pero la enfrento y hasta, algunas veces, le gano.
Te persiguen las voces de los ausentes, yo, en cambio, las persigo a ellas.
Olvidaste los barriletes, los bandoneones de papel, la magia de la infancia, mientras que, cada día, mi empeño lo revive todo.
Por donde voy te conocen, por donde vas me desconocen.
Tu visión de la vida es algo utópica, la mía es más bien triste. Vos tenés colores, yo suelo ser gris.
Reís a carcajadas estruendosas y desafiás en un mano a mano a Dios o al Diablo. En mi cara sólo se dibujan sonrisas y me resultan indiferentes esos dos.
Tenés infinidad de héroes virtuosos, yo sólo te tengo a vos y aun así veo tus defectos.
Pensás que la vida se termina con la muerte, para mí no hay más muerte que el olvido.
Por las noches me leés, yo te pienso por las tardes.
Tenemos los mismos ojos, pero no las mismas miradas: la tuya va al frente, la mía hace malabares hacia atrás.
No somos iguales papá, aunque de vez en cuando te imito, para que nadie lo note.

Texto agregado el 14-06-2004, y leído por 245 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
16-06-2004 Qué hermoso. Tu lectura es ya necesaria para mí, y creo que para varios de acá. Tienes la certidumbre de un cuchillo afilado en la palabra y y en los derroteros que te signan, y signas... Un placer, de los gordos... venicio
15-06-2004 Que lindo que escribís Meli, es un placer leerte. Felicitaciones para el pensamiento de tarde y también para la lectura de noche. carloel22
15-06-2004 que reconfortante es leer tu columna los lunes, calle melancolía... barrasus
15-06-2004 Una joya esta columna, Melina... como vas hilando los parecidos y las diferencias sutiles pero rotundas, para acabar en una frase que lo ata todo en un nudo perfecto... para que nadie lo note... Gracias, Melina. Un be anapolar
15-06-2004 Una joya esta columna, Melina... como vas hilando los parecidos y las diferencias sutiles pero rotundas, para acabar en una frase que lo ata todo en un nudo perfecto... para que nadie lo note... Gracias, Melina. Un besazo anapolar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]