TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / negrate / El niño

[C:435558]

10/12/2009
El Niño
Miro a ese tiempo sin distancias, donde reposan calmas las vertientes y los verdes junquillos .
Me detengo en el áspero surco de una corteza de roble y desde su arrugado rostro de sucesivos años ya muertos , se levanta naciendo virginal y tierno su corazón blando , aromado y arbóreo que palpita vigoroso colonizando la tierra de mi pasado .
Salto niño de la cama de mis sueños y con el alba pretendiendo llevarme con ella, me voy corriendo a lavar la cara a un arroyo cercano. Doy otro paso más y ya estoy asustando a las coiguillas .
Reverbera la eternidad líquida de ese arroyo umbrío, y me lleva en sus entrañas al azulado recuerdo de los canelos .Y niño , y sin saberlo , el agua salpica y me besa la cara enraizando siglos de pureza vegetal .Y sin saberlo atrapo otra vez mi alegría y corro con ella a buscar otra despreocupada urgencia , y mientras el alba está dando su lugar a los primeros rayitos de sol que despliegan sus alas de luz purificando cada poro de mi existir de niño, me propongo ,hoy, entrar inadvertido al contacto fugaz de aquellas alegrías .
Sus pantalones cortos algo inadecuados para tanto frío no protegieron, tampoco, a sus rodillas, cuando el tropezón lo llevó derechito a colocar sus manos entumecidas, justo, donde la vaca había descargado sus residuos estomacales. Menos mal que esto era casi rutinario para él, de lo contrario no habría llegado al corral donde sabía que lo estaba esperando la Berbena , su vaca querida .
Otro amanecer de dificultades infantiles , de corridas con pasitos cortos y sobre todo , un amanecer como otros pleno de aquel holístico vivir hacia la nada , porque nada había en su mente , salvo el seguir el impulso de aquel manifiesto contacto ,que lo impulsaba a seguir los latidos de sus centros vitales .
Su inteligencia no albergaba nada especial que llamara la atención de absolutamente nada que se pensara en una mente de aquellas que parecen descollar por su lucidez, sin embargo aquel niño, guardaba en el bolsillo del silencio,todo los soles y todas las pequeñitas intimidades que natura le iba contando. Natura le iba contando a veces, que mas allá de la huerta donde crecían las lechugas y las zanahoria cruzaba un canal cubierto de helechos humedecidos de soledad silvestre, de esa soledad que vive oculta a los ojos de nuestra inteligencia práctica y astuta , y que va generando los entrelazamientos atómicos que hacen florecer las radiantes madrugadas de los campos del mundo y donde este niño silvestre se embarraba de felicidad . El canal era algo profundo para él pero no le menguaba su arrojo y decidido espíritu aventurero. Quería conocerlo todo, quería pisar sus secretos y descubrir sus intimidades, pero era muy largo el canal y muy leve su contacto con los deseos inmediatos .Esto lo llevaba a otras urgencias.
En esto andaba cuando lo vio aparecer justo en la curva del camino, donde el puente de tablas envejecidas siempre cubiertas de polvorienta sequedad, le daba paso al canal hacia el otro potrero . En realidad no lo vio aparecer , porque estaba ahí en ese recodo del camino , tirado en una postura que hizo saltar el corazón del niño .No era costumbre que su perro estuviese allí a esta hora de la mañana y tampoco tan embarrado y despatarrado .Era por lo general , un perro muy bien educado para echarse, aunque a veces lo encontraba abiertamente desvergonzado con ambas patas mirando al sol y lo otro también ..Pero esta vez , su perro amigo le produjo un sobresalto que atomizó su razón . Corrió salpicando tristezas adelantadas hasta llegar al lado de su perro , lo quiso levantar , pero sus fuerzas no llegaron a su cometido , entonces se sentó en el barranco y dejó que el cuerpo muerto de su amigo descansara sobre sus piernas estiradas en forma de camilla .La cabeza de su perro quedó sobre sus pequeños muslos .Tuvo un presentimiento tan fugaz como su inocencia y pensó que el perro también lo miraba , cosa imposible , porque la patada que recibió del caballo fue certera en la búsqueda de la muerte . Pero, aun y contra toda razón lógica , Guardián su perro amigo, abrió sus ojos color miel y se miraron para conectarse por última vez.
Cuando sus lagrimas bañaron en raudales de sensaciones desconocidas su tranquila pena , levantó su rostro y vio al hombre que estaba frente a él , este lo saludó y le preguntó por el patrón. No sé donde está, le dijo el niño, pero parece que está tomando desayuno con la abuelita .
Ambos caminaron abrochando sus propias tristezas pero nada dijeron.
Qué te trae por aquí hombre, le dijo el patrón -Quiso responderle ,pero se le anudó algo en la garganta que lo desacomodó por un segundo rompiendo sus tranqueras culturales .Pero sin dejarse atropellar por sus angustias le respondió lentamente .¡Hoy de madrugada , patrón , encontré al Hombre sobre el rescoldo del fogón ,se quemó íntegro .Hizo una pausa y sacó de su morral un tarro ennegrecido por el hollín , se lo pasó a su patrón y le dijo ; estas son las cenizas de mi padre : Pà que las guarde patrón ¡
No hubo lágrimas, pero sí un gran silencio .
El niño esta vez, se levantó más tarde que otros días y fue corriendo a buscar a su perro amigo , que lo saludó como todos los días y como siempre lo hacen los perros .Sus dos patas casi lo derribaron cuando saltaron sobre él , lo lamió varias veces y se fueron corriendo a buscar otras urgencias . Se quedaron bajo el roble centenario donde discutía una pareja de chincoles .El niño se acercó a la cara de su amigo y le dijo despacito : Hoy de mañana le contaron al abuelito, que se murió el Hombre . Luego le acarició las orejas y le dijo : Qué bueno que estés vivo querido amigo Guardián!!


Texto agregado el 14-12-2009, y leído por 282 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
06-04-2010 Muy bello,lleno de poesia y mágia,los ojos de un niño siempre la tienen,un placer pasar por aqui***** shosha
19-12-2009 Un excelente y entrañable cuento escrito con una preciosa narrativa. También me ha conmovido. Un abrazo. josef
18-12-2009 Hermoso cuento o quizás relato de un recuerdo de un especial episodio de la infancia. La descripción del lugar y personajes hacen muy fácil "vivir" el instante. Mis 5 estrellas para usted señor. lolisima
18-12-2009 Gracias por regalarnos desde aquel "bolsillo del silencio"-donde llevas guardados tantos soles, lunas y canales de mágicas aguas de infancia- este maravilloso relato. paulocho
16-12-2009 Es un bello cuento y el recurso literario -tan singular- de narrar usando la conjunción y, en uno de los párrafos, es muy llamativa, ya que da la sensación de que el relato lo narra un niño, y el lector se siente identificado con “esa voz de niño” que casi se palpa al leer la historia. El vocabulario poético y apropiado ayuda, casi que de forma mágica, a tejer hermosas imágenes, cada cual más brillante que la otra. Me encantó la descripción-narrativa que haces de Guardian, el perro, y su mirada con sus ojos color miel a su niño- amo, “antes de partir”. ¡Qué belleza! ¡Fue muy conmovedora esa parte! La imagen “ambos caminaron abrochando sus propias tristezas” es de gran genialidad y de encanto literario. En resumen, mi alma sonrió, ante las pinceladas -tan tiernas- dadas a esas letras que tejieron tu vibrante pieza literaria. Un abrazo, amigo. Un placer leerte. Sofiama
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]