TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / petzenko / Un escéptico globo azul. (Creer o reventar)

[C:436211]

Dos globos sobrevolaban un campo repleto de cardos y cactus. Eran prófugos de un cumpleaños donde se produjo una masacre en la que vieron morir a sus pares en manos del frenesí de una caterva de niños excitados. Fueron inflados a pulmón por lo cual su escape estaba en manos de las ventiscas.
Si bien sus vidas dependían de las brisas que los mantenían a una distancia prudencial de las púas de las peligrosas vegetaciones, uno de los dos, el rojo, le ponía actitud al asunto. El azul solo se dejaba llevar por los caprichos del viento.
-¡Aprovecha cada empellón de corriente para elevarte Azul! -alentaba a su compañero-.
-No pasa nada. No creo tener la piel tan suave como para que alguna de esas finas espinas pueda dañarme -exclamo el escéptico azul-.
-No lo creas. Mira lo que le paso en el cumpleaños al señor Piñata. Se creía grande y fuerte hasta que un pendejo asesino le pego un palazo y lo reventó. El viejo estaba gordo de caramelos. ¡Cuando reventó se expandieron por todo el piso y esos pequeños monstruos se desesperaban por devorarlos! ¡¡Fue horribleeee!! -dijo horrorizado el rojo-.
-¡Y el mago que no se quedo atrás! El torturador se autodefinió como globólogo. Yo pensé que era una rama de la medicina que se dedicaba a nosotros y terminó siendo un criminal que estrangulaba a esos pobres globitos con forma de salchicha para darle forma de animalitos el muy sorete. Pero ya está, relajémonos, ya pasó.
-¡¡Nooo!! ¡Todavía nos queda escapar de estos campos de la muerte! ¡No quiero terminar como mis padres que están en el cielo!
-¿Murieron?
-No sé, pero sufrían retención de gases.Los inflaron con helio-dijo el rojo-.
-¡Por qué no fui como mi primo Condón!, el forro se relaciona con cuestiones de sexo. La pasa bárbaro y nada de cumpleaños llenos de pequeños asesinos -exclamó el azul-.
-¡Yo conocí preservativos quintillizos que nacieron pegados! ¿Siameses le dicen no?
-Era un guante de goma, boludo.
De pronto, las brisas disminuyeron y comenzaron a descender. El rojo empleaba todas sus energías en elevarse lo más posible. El azul descendía.
-¡¡¡No te dejes caer por Dios!!! -exclamó el rojo-.
-Soy ateo. No creo en Dios ni en que esas finas espinas me dañen.
De pronto una explosión marca el final de la vida del azul, mientras una nueva brisa elevaba al rojo hasta el final de los cardales, que acongojado susurra entre dientes:
-Es cuestión de… creer o reventar.

Texto agregado el 19-12-2009, y leído por 298 visitantes. (18 votos)


Lectores Opinan
04-04-2010 jajajaj muy filosófico final jajaja ta bien lleva ud. con bastante talento de la sonrisa a la reflexión...porque no me va a decir que no es cierto...a veces uno tiene que creer en algo...si no, revientas!! ;p eufemia
20-03-2010 Que imaginacion tienes, fue muy divertido leerte.besote ALMAGUERRERA1
25-02-2010 Qué grande!!! Me encanta, me encanta!!!! Ha sido divertida esa conversación de globos. Yo soy una de sus arduas defensoras, en las celebraciones no dejo que los revienten. Si por mi fuera, morirían de puro viejo, arrugaditos al perder el aire!! Manojo de estrellas quintrillizas! nayru
25-02-2010 Yo volvía de los cumples de mis críos con todos los globos intactos, esperaba que se desinflaran solos y después los tiraba a la basura. Hasta los defendía de los pisotones descarnados de los pendejos. abulorio
14-02-2010 Que bueno, cuentos con humor. Mis sinceras felicitaciones. Me ha hecho reir ud. mucho. Gracias y estrellas. María.- Maria-del-Mar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]