TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Tumbasdesal / El reflejo.

[C:436360]

Nos metimos en el portal más cercano a nuestro punto de encuentro, y nos escondimos detras de aquel coche blanco que ridículamente mancilló con su semen.
Su lengua se revolvía como una culebra agonizando, su saliva caliente me calmaba la sed y sus manos apretadas contra mis riñones expulsaban el frio de mi cuerpo.
Me encantaba abrir los ojos mientras nos besábamos locamente y encontrarme con los suyos, tan verdes, tan marrones, tan entrecerrados. Y su cara se sustantivaba al placer.
Apartó la mano de mi cintura, y la puso en mi ingle. Me subí la falda para ayudarle, me bajó las medias y comenzó a tocarme. Tenía las manos muy frías, pero yo ni siquiera lo noté. Mi cabeza estaba en otro sitio...
Se agachó y comenzó a besarme la entrepierna, a morderme, la sangre me bajaba al clítoris y el alcohol me subía a la cabeza. Mis ojos se clavaron en el cielo desnudo, y mis dedos se rigieron tan fuertemente que, sin querer, le arranqué unos cuantos cabellos.
Subió y le toqué, le metí la mano por dentro del pantalón. Seguí tocando piedra, mientras que él se retorcía de placer, como su lengua dentro de mi boca.
Me metió de nuevo un dedo en la vagina, y apretó, y volví a cogerle con la otra mano del pelo. Qué bien olía...

Me dijo "te quiero", y me asusté a la vez que lo deseaba con todas mis fuerzas.
-Ten cuidado con lo que me dices... y yo a tí.
Me dió de fumar, y un último beso, y salió primero. Nadie podía vernos, sería un escándalo enorme, y yo sería la otra delante de todos.

Cogí el tren y ví allí amanecer, pensando en todo lo que había pasado, y oliéndome las solapas de la chaqueta por si mi olfato le encontraba y así pudiese invitarle a sentarse a mi lado.
El sol se posó en mis ojos, giré la cabeza y ví mi reflejo en el cristal de aquel tren incómodo y ochentero. Ví su mirada en mis ojos, mi frío en el cristal.

Y me llamé tonta, por haber pensado tanto, porque él no buscaba algo distinto a lo que yo también quería encontrar. Me llamé tonta por aquel te quiero, y me volví a llamar tonta por saber que lo iba a tener en mi cabeza hasta que volviese a verle.
Pero el corazón, aparte, supongo.


Texto agregado el 20-12-2009, y leído por 118 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
05-01-2010 visceral y sincero, como tú. ***** walas
22-12-2009 Buenisimo, realmente. hypocrite
20-12-2009 tu final, esa desazon de la razon, me estremecio el corazon dreamcatcher
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]