TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / el_mesiaz / paletita para el criss

[C:439684]

Ese ruido inquietante, que se escuchaba por doquier, me perseguía por todos lados, no servía escaparse de las calles ya que el ruido estaba siempre ahí, ese criss, criss que iba al compás de mis pasos, pasito, criss, para tras, criss, para delante, criss, no me dejaba en paz, ya creía que estaba loco, como todos en esta ciudad, que parece mas una jungla de bestias salvajes vestidas de trajes y tacones, pero no señores, yo no estaba loco, porque todo el mundo escuchaba ese criss, criss, que salía de alguna parte de la ciudad, ¿o será que sale realmente de mi cabeza?

Me senté en la acera y empecé a esperar el sonidito, pero no había ni su eco, en aquel momento me levante sintiendo que perdía el tiempo y que me estaba contagiando de la locura de la ciudad, entonces se escucho el criss, ¿de donde venia? Criss, ¡otra vez Al primer paso!, entonces me di cuenta que salía de mi cuerpo, de mi pecho, era como llevar vidrios rotos conmigo, dentro de mi, supongo que no eran vidrios, porque lógicamente estaría retorciéndome mientras me desangraría internamente, no eran vidrios.
¿Entonces que era? Nuevamente me vino la paranoia de pensar que estaba loco, pero al pasar los días me enteré que en el edificio donde vivía, me llamaban el “señor sonaja”, todo el mundo sabia que estaba llegando por mi cómico y bien mío criss. Era divertido el apodo, pero no me causaba gracia, ni me molestaba, es mas no sentía nada, ningún sentimiento hacia nada, era como si estuviera muerto, hasta mi cuerpo sonaba a un cachivache caduco.
Los días pasaban en vano, las noches tenían su toque mágico, como si viviera en los sueños, ahí realmente me sentía vivo, porque estaba con ella, una mujer de sueños, donde sus ojos verdes convertían en paraíso cada rincón de mi mente, era ella, la poderosa, que me hacia vivir cada noche…
¡CRASS! Ese maldito sonido siempre me levantaba, era mas fuerte que el rutinario criss, como si mi única ventana se despedazara todas las mañanas, y al verla ahí, como siempre sucia y sin fisura alguna, solo me quedaba deducir que ese ¡CRASS! Venia de donde provenía el criss; esto no podía seguir así, no estaba enfermo, pero esos sonidos de mi abdomen no eran normales, fui al medico inmediatamente.

- ¿doctor que es lo que tengo?
- Señor X su caso es muy interesante, dígame, ¿usted desde cuando escucha esos sonidos?
- No lo sé, unos meses supongo
- ¿Sintió algún dolor que fuera importante saber?
- No doctor, no tengo ningún dolor
- Haber… salte por favor
- Criss, criss, criss
- Basta, es suficiente. las radiografías son muy claras, a usted le rompieron el corazón.
- ¡¿Qué?! Doctor… que gracioso, ya dígame enserio que es lo que tengo.
- ¿tengo cara payaso?
- (como hubiese querido decirle que sí) no doctor, déjeme ver las radiografías, ¡dios! ¿Cómo pudo ser?
- Algún desamor tuvo, y eso fue lo que le provoco este rompimiento, pero no se preocupe, no es el único, a mi me pasó, el tiempo lo cura todo señor X, mucho tiempo para ser verdad, tome esta paletita, vera que se sentirá mejor.
- ¿Y el ¡CRASS!?
- ¿Usted soñó con ella verdad?
- Si
- Cada noche que usted sueña con ella se le vuelve a reconstruir el corazón, porque está con ella, y al despertar se vuelve a romper, lógicamente porque ella, en realidad no esta.
- ¿Alguna solución doctor? Espero que no sea otra paletita, ñam, ñam, pero no me caería mal otra.
- Tome, ¿ ve que se siente mejor? Las compro en la esquina, son muy sabrosas, deberían venderlas en farmacias, todos mis pacientes se sienten mejor con una paletita, más que con un fármaco…
- ¡doctor! ¿Que voy hacer con mi corazón roto? Ayúdeme.
- ¿no quiere que le compre unas cajitas de paletitas?
- ¡no!
- Esta bien… mire, puede buscarla, olvidarla, encontrar otra mujer, beber hasta no saber quien es usted, ir a un prostíbulo, darse un tiro, buscar un hombre, usted sabe, para experimentar, pintar, hacer deporte, cantar, hay tantas cosas para olvidar a esa perra que , que…
- No llore doctor, tome una paletita.
- Gracias ¡snif! , siempre me animan; señor X tome mi consejo, que le ayudara, sin más que decirle, le dejo otra paletita para el camino, ¿señor X? ¿Dónde esta señor X? ¡¿Dónde están mis paletitas?!

Salí corriendo de ese lugar, ese doctorcito de pacotilla no podría ayudarme, estaba más trastornado el pobre. Sabiendo el porqué del sonido, y con un buen botín de paletitas, fui hacia mi casa esperando la noche para seguir soñando y al buen ritmo del criss, criss, criss…


el mesiaz

Texto agregado el 18-01-2010, y leído por 211 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
11-02-2010 Genial. Una idea muy buena y bien desarrollada. zumm
22-01-2010 Un buen remedio sin duda. Mi hermana mayor me recomendaba comer cotufas para la tristeza... susana-del-rosal
19-01-2010 Me encanto el final.... A veces la unica forma que tenemos para recontruir el corazon es esa, dormir para soñar que volvemos a estar a ese ser... Tal vez sean las almas volviendose a encontrar... beTsyhaab
19-01-2010 Ay amigo yo quiero un camión de paletitas, hace 27 años que tengo el corazón roto!!!! mis5* y besitos NILDA yo_nilda
18-01-2010 Muy bueno y con una buena dosis de humor, cosa que hace falta en estos tiempos. 5 Catman
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]