TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Deilost / La espada y su Dueño

[C:440452]

Pedazos de madera, de piedra y de carne y hueso se debatían en la tormenta mientras en el centro del horroroso huracán dos espadas, cimbreantes, se movían con extremada rapidez.

En el centro de aquella masa de objetos y carne ensangrentada un hombre se debatía entre las almas de los muertos y de los vivos. Las espadas, cuyo brillo plateado se veía opacado por la escarlata luz de la sangre, se movían y obedecían la silenciosa danza de muerte y descanso que suavemente les sugería ese hombre que tranquilamente se movía por entre los cuerpos, asesinos y asesinados, que caían en una tormenta de rubíes plateados, iluminados por aquella luz de infinito que los hombres solo pueden admirar cuando los rubíes de los que está hecho su cuerpo se vuelven infinitos e incontenibles

.las espadas, bienhechoras asesinas, cortaban y desfiguraban todo a su paso con el único y perfeccionista propósito de llevarlo a un estado más puro que el mismo estado de pureza perfecta, a un estado de energía pura sin límites que se desparrama por el cosmos en forma de bienhechor éter que, en su calidad de materia obscura, crea y purifica todo a su paso para así cerrarse el circulo de la muerte, redentora y destructora, y de su arcángel obscuro, de tez azul y ojos penetrantes, que a su vez en calidad de redentor y destructor , de peón y mesías, destruye para crear y crea para destruir.

Al fin la tormenta se detiene entre una iluminadora lluvia de espasmos y anhelos, de gritos que no se atreven a salir de la garganta por miedo a que la realidad y su estupidez lucida, con su racionalismo realista y con su simple, llana y estremecedora alegría de vivir los aniquile en cuanto los vea por su simple calidad de anhelos de vida, de esperanzas rotas y torcidas por la mano blanca y mortal de la muerte.

el hombre, señor de las espadas, se sienta y descansa, se toma aquel merecido descanso después de aquella torturadora sesión de purificamiento exterior, exterior y solo exterior por que en el fondo sabe que al final , cuanto todo este purificado el será el único impuro y manchado por la mano de lo material y de lo palpable, alejado de la espiritualidad de el resto del universo puro y diáfano mientras que el con sus instrumentos bienhechores( purificadores) se quedaría como el único purificador que admirado en lo puro se queda en lo impuro, impedido por su calidad de ente racional y pensante, individual y dividido por siempre de el resto de la materia universal, que armoniosa en su estado y conciencia, danzando va en su propia corriente y pasa a su lado como un rio pasa a los lados de una piedra que hay en su lecho sin prestarle la mas mínima atención.

El hombre palpa, ve, oye y finalmente olfatea el hedor de los cadáveres que se purifican a su alrededor mientras él, impuro y dividido, se queda en su terquedad de no unirse a la masa conjunta y armoniosa de el todo universal.

Texto agregado el 25-01-2010, y leído por 187 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
23-03-2013 que tecnico! whitalexandra
26-01-2010 Hola... me gustó... Un poco cargado para los adjetivos, pero es sólo mi opinión, personal, mía, propia de mí ;) abita
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]