TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / soleparra / Un día de mi vida

[C:442085]

Cada mañana al despuntar el alba , Marta tocaba con tres golpes la puerta de la casa de su compañera de clase Amanda.
Amanda abría cada día con una gran sonrisa, sus grandes anteojos, un largo impermeable de color azúl y dos moños en su cabello a medio hacer.
Sin embargo aquella mañana estaba todo extraño, pues Marta al abrir el portón no sintió ruido alguno desde dentro de la casa.
Marta colocó su pequeña oreja en la puerta y sintió el olor a pintura mojada por la lluvia. Tocó tres veces más y salió Amanda muy asustada pidiéndole que la esperase un momento pues se había quedado dormida.
Amanda había puesto la leche a calentar en la cocinilla y al correr a abrir la puerta la leche comenzó a hervir derramando todo el contenido en la cocinilla, de pronto se escuchó un grito desde el segundo piso:
_¿Amanda que está pasando?_ estás atrasada te dije que te levantaras más temprano!!, los oídos de Marta sentían el eco de aquel vozarrón que era el de la mamá de Amanda. En el barrio todos conocían a la mamá de Amanda por lo violenta e irascible, y, según los habitantes de esa población estaba loca, pero a Marta no le gustaba decir eso a su amiga, porque sabía que ella era muy sensible y le causaría mucho dolor.
Marta se dirigió a la cocina a ayudar a su amiga y vio perpleja cómo ésta limpiaba afanosamente la leche derramada en la cocinilla y cómo sus manos envueltas en aquel líquido pasaban de la cocinilla al lavaplatos juntándose con unas lágrimas.
Amanda _ susurró_ pásame la leche que queda y una taza y te serviré..
Gracias susurró Amanda..Un nuevo grito las hizo saltar..Amandaaaa.!! .¿ te tomaste la leche? Sabes que no puedes salir sin tomar desayuno ¿Entendiste??
Si mamá, respondió Amanda con suavidad.
Marta observó la hora y faltaban sólo 15 minutos para las ocho, Amanda.. dijo Marta_ Yo me tomo la leche y tu termina, que sino llegaremos atrasadas.
-Bueno Marta.. es que no puedo dejar sucio sino me pegarán a la vuelta.
-Lo sé Amanda, por eso yo me tomaré la leche para que tu madre crea que tu te la tomaste.
Amanda culminó el proceso de limpieza y la taza quedó encima de la mesa sin leche (sólo las huellas).. Salieron corriendo de la casa y llegaron en diez minutos a la Escuela
Con olor a la leche en cada paso y envueltas en risa, por el apuro.

Texto agregado el 06-02-2010, y leído por 129 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
09-02-2010 Que cotidiano!!! me ha gustado mucho, me recuerda mi infancia en la octava región. Muy bien. Mis saludos Obrero-Del-Arte
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]