TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / meniii / La serenata del Mono

[C:442835]

En el inmenso bosque estaba un Mono saltando de rama en rama, mientras que en una laguna cercana cantaba una rana. Era cosa comùn que en las noches aquel lugar pareciera un concierto, ya que se podìa escuchar con claridad el fuerte canto de los grillos y de las ranas, asì como el chirrear de las maracas que en la cola tienen las culebras de cascabel. Aquel panorama le trajo al Mono una gran idea, ya que querìa convencer a la mujer de sus sueños, del gran amor que sentìa por ella. Fue asì como aprovechando la ocasiòn, la invitò una noche a la laguna para que escuchara una serenata que habìa compuesto en su honor. Pero los animales que le acompañarìan en esa orquesta no estaban al tanto del compromiso, sino que màs bien, cada uno estaba pensando como cazar y comerse al otro. Llegada la hora precisa, el enamorado Mono se presentò en la laguna y esperò cierto tiempo, en unos minutos se escuchò el chirrear del canto de los grillos, luego comenzaron a cantar las ranas y la culebra de cascabel que pasaba en esos momentos por allì meneo las maracas. Inmediatamente el Mono guitarra en mano, comenzò a cantar una linda y hermosa canciòn. Unos metros màs allà, recostada sobre la rama de un frondoso àrbol, la linda y enamorada mona escuchaba la melodìa, de pronto se escuchò un fuerte grito en la montaña, todos los animales que dormìan tranquilamente a esa hora, se despertaron asombrados y veìan con cierto temor, como un gran leòn habìa casado a un desprevenido Mono en la laguna. Por unos minutos el concierto se acabò y un gran silencio reino en el lugar, el escurridizo grillo salto entre la maleza y fue comida para la rana, al mismo tiempo el descuido de la rana fue aprovechado por la culebra de cascabel, que le clavò su veneno. Transcurridos unos minutos el loro pasò volando y con su fuerte canto despertò a la mona de su profundo sueño. Habìa tenido una horrible pesadilla, ese otro dìa muy temprano saliò al bosque en busca de su insistente novio, al encontrarlo lo abrazò y lo aceptò en matrimonio, juntos y acurrucados se marcharon a formar una familia muy lejos de aquel lugar.

Texto agregado el 12-02-2010, y leído por 135 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
12-02-2010 No me atrapó. Uno. Kodiak
12-02-2010 simpático cuento... achachila
12-02-2010 dicen que esos frondosos vecindarios son cosa seria! jaj buenisimo! espero que sean muy felices Eien-
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]