TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / CesarNara / Como seducir a un hombre. Curso de Doctorado intensivo.

[C:443002]

Tengo una amiga. Confiamos cada uno en la sinceridad del otro. Cuando por necesidad queremos comprender la esencia del sexo opuesto, nos telefoneamos y a preguntar.
Se ha estado emaileando con un tipo, le ha conocido y se gustaron, no quiere que nada falle. Acudió a indagar en mí.

PRIMERA LLAMADA
-… ¿qué me conviene hacer?
- No intentes tener, retener. Seducir. Simular. Conquistar.
Simplemente en su presencia permítete ser espontánea como una niña bien amada que por ese feliz amparo, no se cohíbe sea cual sea la circunstancia.
De esta manera lo que obtengas poco o mucho serán diamantes. No aspires a menos para sucedáneos ya tenemos los bombones.
¿Conquistar?. Conquistar es para las almas que en cuestiones de amor, tienen paladar de pobres.
- ¿Y el asunto con tu chica cómo va?
- Algún diamante que otro me ha dado.
-¿Y?
- Y nada.
-¿Y la continuidad, la estabilidad?
- ¡Ah! Ahí. Malo, Cuando Dios quiera. Bueno. Se hace tan evidente. La comprobación emplea largo tiempo eso si.
Si –continué; hablando cada vez más bajo para que afinase las partes sutiles de su oído- Si os enlazáis en un largo abrazo porque no podéis evitarlo. Un diamante de amor.
Si –aún más bajo, arrastrando las palabras- Si luego, separados por kilómetros sentís que el abrazo no se ha desecho. Una corona de diamantes.
Si – ya en tono coloquial- Si pasan días, años y el mismo abrazo de una forma u otra sigue presente…
Esta riqueza califícala tú.
Silencio. Pensé, ¡la he dejao pasmá!.
-Ya lo cojo, riqueza nutritiva-apunté.
- ¿Por qué dices eso?
-¿Estás babeando?
-siiii…
-pues por eso.
Nos echamos a reír y nos entendimos. Nos entendemos perfectamente.

SEGUNDA LLAMADA

-Estuve pensando en lo que me dijiste y muy bien pero a la mierda. Yo quiero atraparle.
- ¿Y piensas que yo te voy a ayudar a encadenar a un inocente que no conozco?
- Si yo le trataré muy bien, le diré siempre que es maravilloso, si le va mal le diré que es porque es tan listo que los demás no le comprenden y si le va bien, le diré que se merecía más, en privado, para el, seré viciosísima y putísima y en la calle siempre una señora y le tendré bien planchado y comido. Y si se hecha unas canitas al aire total que sea discreto y vuelva a casa, haré como que no me entero.
-¿Quién te ha enseñado eso?
-Mi madre
-¡Joder!, ¿y le fue bien a tu madre?. Perdona, he sido cruel sin querer, ya se que no.
-No te preocupes
- Cambio la pregunta, ¿Lo aplicaste en tus amores?
-si.
- ¿Y te fue bien?
-Tenía un hombre enamorado.
-¿Un hombre como el de tus sueños?
- No, tanto no. Pero es que este si es como el de mis sueños, así que ayúdame a casarle.
-¿Casarle has dicho?
- Confundí la palabra idiota, cazarle, quise decir cazarle.
-Pues sigo sin escucharte una buena razón para que te ayude a hacer tan feliz a un inocente.
- Porque somos amigos y eso vale más que cualquier boba idea filosófica.
- Ahí me pillaste. Apunta:
Luce escote por delante y por detrás, marca delantera y trasera, muestra hombros, cuello, oreja, pierna, no estridentemente como una puta, discretamente, pero tú marca. Perfúmate ligeramente, sobre todo el pelo. Basta un champú con un olor fresco. Busca pretextos y acércate. Tócale dentro de lo socialmente permitido, por ejemplo, mientras paseas, agárrate de su brazo y apoya tu seno en el mismo. Ese es un punto muy débil mío. ¿Coges la idea?
- Por supuesto
- Bien pues si haces eso, tendrás a su parte mono cogida por los testículos. El mono será todo tuyo.
-(Risas). Anotado. Más.
-Si es más racional que un mono, también sirve lo anterior, el mono siempre esta debajo deseando meterla, recuerdas "prometo mientras meto". Pero el hombre racional, que siempre será mejor que un mono, necesita que siembres su imaginación. En esencia es lo mismo, crearle la ilusión de que puede que la meta, pero esta vez haciéndole soñar que eso es lo mejor que puede ocurrirle en su vida. Dadas las innumerables virtudes que te adornan. No te importe que no las tengas, el las verá. Siempre que su razón halla olido que puede que la meta.
- Anotado. ¿Algo más? (risas).
-Claro. Si quieres algo más que solo satisfacción, si quieres amor, si quieres diamantes nutritivos. Saca tu inteligencia, tu sensibilidad (no he dicho sensiblería) y tu nobleza y no necesitas más engalanamientos. Si el es capaz de sentirse enlazado por eso, porque eso es lo que más desea en la vida, habrás cazado el amor.
Dios me perdone.
-¿Y si eso me falla?
-Usa la táctica para el mono y la táctica para el intelectual, esas nunca fallan. Pero no olvides que al sembrar, recojas luego poco o mucho, siempre recoges de lo mismo que siembras. Si le sujetas los testículos te va a rebajar a darte por el culo.
Si le sujetas por la imaginación, vas a tener a alguien que duerme contigo y ama a otra, aunque esa otra sea un fantasma que tú creaste.
Si quieres sentir su corazón abrazándote. Solo táctica tres. Desde el principio olvida toda estrategia y mírale con tu corazón en mano. Puede que no quiera unirse a el, y eso no le retenga. Entonces, es mejor así, créeme. Y no llores mucho tiempo. Siempre nos quedarán, la música, los bombones y los amigos verdaderos esos que nos quieren tanto, como para traicionar a la moral y a la filosofía, si es necesario, por ayudarnos.
- Hijo de puta como me quede sin este te enteras.
-Otro aparecerá mujer.
- No se si hacerte caso.
- Tu misma, tu eres la que siembras.
-¿Y con tu chica puedo ayudarte?
- No hace falta mujer, quiere tener hijos conmigo.
-¡Coño! Entonces bien.
- Si aunque son hijos espirituales, quiere escribir obras de teatro conmigo, a dos almas. Bien mirado, esos sí que son hijos bien hijos, auténtica mixtura. Pero me parece que no se la meto Carmen.
- No me lo puedo creer.
- Fúu, te voy a poner un ejemplo: si esta relación fuera como un polvo, yo soy los preliminares.
- Tú corto o largo siempre eres un maravilloso preliminar. Escucha tonto, las mujeres nos pirriamos por los preliminares.
- Lo se. Y ella. No te digo que no me suelta, que quiere tener hijos conmigo.
Pero hay otro que es el orgasmo.
- ¿Y que vas ha hacer?. Suéltala.
- Lo haré, cuando devuelva su carne a la pureza. Ayude bastante a que recuperase su adolescencia y ya la disfruta totalmente cuerda.
Ahora quiero borrar de su piel, la huella de contactos malamente escogidos y sembrados. Que desaparezcan sus huellas, para que su próximo orgasmo pueda ser perfecto de puro limpio. No me será difícil, ella es tierra fértil y propicia, te gustaría.
- ¿Y qué quieres, buen hombre?
- Vamos a ver, sacando sinceridad, quiero ser su orgasmo. Jaja.
Sacando realismo, quiero que la vaya pero que muy bien.
Algún día de estos vas a tener que sacarme por la noche.
- Encantada caballero.
- Agradecido dama. Buena caza esta tarde.
- Un beso.

Texto agregado el 14-02-2010, y leído por 153 visitantes. (4 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]