TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / manuelfo / Cuento bien contado

[C:443137]

(Antes de empezar este cuento ya sé que la mayoría de los que lo lean no van a comentar y eso la verdad me da lo mismo, pero los que sí lo hagan por favor sean muy críticos y me dan lo mismo las estrellitas.. solo quiero que lo lean y critiquen, soy de acero)

Salí, tropecé con un poste, lo meé y seguí mi camino. Llegué a destino y ahí estabas, con tu hermosa mirada haciéndote la desentendida. Sabías que yo te observaba y ni te inmutaste. Pediste tu trago favorito y una cerveza para bajarlo. Yo me senté cerca a tí, encendí mi cigarrillo y pedí un shot de whisky (jack d's, the best). Luego proseguí con una Heineken natural porque mi garganta no andaba muy bien ese día. Te observé a lo lejos a medida que te ibas emborrachando. Se te acercaban los de siempre a preguntarte lo de siempre.

- estás sola?
- te invito a un trago?
- estás sola?

Y tú seguías ahí con la mirada perdida, la verdad no sé si mirabas el culo de barman o el acuario tan bien adornado. Me inclino más por lo del barman ya que siempre te han gustado los culos, quizás por eso me dejaste. Yo mientras tanto seguía en lo mío. Mis shots de Jack D. y mis cigarros que se iban acabando a medida que pasaba la noche. Hasta que te acercaste, me viste como si no me conocieras y te acercaste. Dos, tres y cuatro pasos. Tropezaste, tu zapato izquierdo quedó en el suelo y seguiste caminando. Algo coja por andar con un solo taco, incluso esbozé una leve sonrisa mientras te acercabas y la respondiste con tu dedo mas usado.

- Y aquí te pillo de nuevo pendejo
- Quizás es el destino
- Aún tengo tus llaves
- Métetelas por donde te quepan
- Tu siempre con tu buen humor
- Es la misión que me encomendó el señor
- Te invito a mi departamento
- El departamento de tu esposo querras decir
- Bueno tiene una cama y tengo un par de porros.
- Vé tu solita, fúmate tus porros que yo me quedo aquí con mi amigo Jack D.

Y partiste, ebria y drogada.

A la mañana siguiente abrí el periódico. Y ahí estaba tu zapato, y tu vestido. Tirité al imaginar que quizás por mi culpa saltaste del balcón. Pero luego fuí a la nevera, cogí una Heineken y la descorché con aire indiferente. Encendí el cigarrillo y pasé a la siguiente página.

Texto agregado el 15-02-2010, y leído por 77 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
17-02-2010 El escritor quiere despertar pero aun duerme. quizas muy pronto nos sorprenda con un texto más logrado, pero insisto, hay un escritor dormido eljigue
17-02-2010 Creo que el texto podría ser mejor, faltó trabajar la rabia que sentías por esa pendeja. PD: te aconsejo hacer sentadillas, son buenas para el trasero godalhi
15-02-2010 Dices que eres de acero, pero si sigues tomando esas mezclas de cerveza caliente y J.Daniels (que es uno de los peores whishys) te vas a derretir como vulgar plomo. ¿La Heineken viene con corcho? zumm
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]