TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / john_caulfield / De Nuevo

[C:445701]

La Dama de Hierro entona su estruendoso miedo a la oscuridad, como un mal sueño se desdibuja una luz al final del túnel de un mundo salvaje, plagado de salvajes fuegos y me dejo elevar como una hoja de papel en manos del poeta. Me pongo a su servicio y me abandono a la metafórica mirada del pantocrátor del Siglo que paso hace 200 años, el que piensa, el que no dice nada, el que en su mirada guarda el dolor de todo un purgatorio.

No había vivos en ese sueño, ni memoria, ni recuerdos, ni había pasado lo que estaba pasando, como un 2012 entonado hace siglos tras el olvido de los que no lo llegaron a vivir. No había sentido común, ni ajeno ni propio, ni se veían los secretos que revela soñar lo soñado y no vivido. El justiciero sin justicia mira desde su pedestal de poder arrebatado con mirada asesina y entra violentamente, rápido como una bala, en ese cajón que guardamos para los recuerdos, entonando su canto de pólvora. Viajo de una pesadilla a una fosa tan común como el olvido. Carente de todo, carente de nada, me sumerjo en el sueño de una noche que gotea estrellas en mitad de la inmensidad del océano de los recuerdos olvidados. Es ahora el As quien dirige mis pasos, como una cálida mano que me susurra al oído que todo va bien, que todo acabó. El loco alumbra con un farol el ágora de una historia marchita por la falta de memoria y entorna sus ojos sobre mi mirada, se acerca cada vez más, mis pies, incapaces de moverse, permanecen pegados a la losa del destino. Se acerca y no puedo huir, se acerca y no quiero ver, se acerca y no puedo dormir los párpados, se acerca y me susurra al oído: “despierta” y todo se acabó.

Jerez, 8 de marzo de 2010

Texto agregado el 08-03-2010, y leído por 97 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]