TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lagunita / MAÑANA

[C:446101]

La carretera corre en línea recta entre montañas y lagos, es un bello paisaje para deleitar la vista y el alma.
Pero no es así para Victoria, ella siente un extraño malestar que lastima su alma, se sentía tan insignificante, tan vacía, esa mañana, se partió al medio cuando descubrió su engaño, sabía que no debería confiar.
Advirtió que el coche se desplazaba rápidamente, fue como un suspiro que ilumino su mente, trato de calmarse aflojo el pie del acelerador a tiempo, un cruce le cortaba el paso justo el mas peligroso de la zona, casi freno de golpe pudo contener al vehículo, fue en ese momento que pensó, nadie merecía que ella se olvidara de todos sus afectos tan solo por un hombre.
Victoria, una mujer fuerte, inteligente, instruida, atractiva y hermosa, sufrió una gran desilusión amorosa, que la enloqueció, fue tan fuerte su vergüenza, su dolor, que salió disparada sin pensar en nada más que alejarse del lugar donde todos la conocían.
La popularidad de victoria tenía su raíz , ser hija única de una familia de renombre y mucho dinero, además de su belleza y esa delicadeza que la caracterizaba, , con un corazón tierno,ella se dedicaba en su tiempo libre a ayudar a los niños y ancianos sin afectos, les prodigaba amor y todo lo necesario para que sus vidas cambiara.
Giro en redondo, tenía que regresar no valía la pena esta acción, acelero despacio como si quisiera aclarar su mente, los pensamientos golpeaban sin cesar, recorrían su piel, su boca, sentía el sabor de sus besos, la forma como le decía que la amaba, su cuerpo de fuego.
Su mente se desvanecía al recordar tanta pasión la noche anterior, tan creída de ese amor salvaje, tan expuesta.
Freno el coche frente a su estudio, bajo decidida a su despacho, allí su secretaria le dio todos los recados del día con una sonrisita que valía pena esculpirla, tomo unos papeles de su escritorio, fue hasta el armario busco un expediente y con una amplia sonrisa llamo a su secretaria y la despidió;
Luego llamo a Ricardo su marido, para que planeara el viaje de descanso tan postergado que hacía tiempo él quería hacer, sorprendida de su decisión tomo unas pastillas que usaba para dormir y lentamente levanto su pisa papeles, abrió la puerta corrediza que la separaba de su despacho , lo vio sentado, tan tranquilo haciendo su tarea, ayudada por el silencio de sus pasos , se acerco lentamente, dejo caer con fuerza aquel objeto sobre su cabeza, cerró la puerta desapareciendo entre la multitud, se perdió calle abajo.


MARÍA DEL ROSARIO ALESSANDRINI

Texto agregado el 12-03-2010, y leído por 243 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
12-03-2010 Me has atrapado en tus letras tan significativas. Mis******** almalen2005
12-03-2010 Una narrativa ligera y precisa y un final excelente. Me gustó la historia Lagunita, y sabes, yo hubiese hecho lo mismo que la protagonista. Un abrazo. Sofiama
12-03-2010 Un relato bello y envolvente.***** girouette
12-03-2010 excelente narración...atrapa!***** nocheluz
12-03-2010 Muy bien expresado el sentimiento vivido por la protagonista y lógica la decisión tomada , me encantó =D mis cariños dulce-quimera
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]