TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Una historia inusual

[C:447259]






La muerte del millonario y especulador personaje, significó un notición para todas las agencias informativas. Se supo que su patrimonio superaba diez veces lo presupuestado por los analistas e investigadores y que la mayor parte de su fortuna se había cimentado gracias a actividades deleznables. Lo cierto es que el tipo, ahora lucía muy tieso dentro de su sarcófago y la gente hacía largas filas para honrar su cadáver. A decir verdad, los curiosos doblaban en número a los incondicionales, que también se sentían un poco engañados por quien les había prometido tantas cosas y ahora se desligaba de todo compromiso terrenal.

La viuda, vestida con sobria elegancia, soportó con una dignidad propia de su investidura la abrupta partida de su esposo. Asediada por las cámaras y focos de los canales de la televisión, era escoltada por una numerosa guardia que impedía todo diálogo con la prensa. Todos sabían ahora, con pruebas sobre la mesa, que el fallecido no había sido ningún santo, pero aún así, el sector que resguardaba las turbias acciones del importante personaje, se encargaba de sacralizar su imagen en los canales televisivos y los periódicos de la cadena.

Si bien el tipo había levantado corporaciones de ayuda a los seres más desvalidos, léase ancianos, discapacitados y menores en situación de orfandad, muchos de sus adeptos hubiesen deseado ahora que un viento celestial, justiciero e implacable, destruyera de un soplo tanta hipocresía junta. Muchos viejos, albergados en esas instalaciones, sabedores de tanto escándalo, no quisieron saber nada más de su protector y se negaron a comer y a dormir, puesto que ahora todo les parecía demasiado pecaminoso. Un sacerdote trató de justificar lo injustificable, abogando por aquella alma descarriada que, sin embargo, había recibido el mandato divino de levantar tantos hogares e instituciones de beneficencia.

Los últimos en asistir a su funeral, pudieron notar el cambio de color de la tez del difunto. De un amarillo pálido había trocado a un tono fucsia y era como si los humores del cuerpo pugnaran por fugarse a través de los poros del muerto. Cuando el rostro se tiñó de un rojo sanguinolento, se optó por sellar el féretro y se colocó sobre la tapa una fotografía con el rostro sonriente del extinto.

Lo que nadie supo jamás es que la propia esposa, sabedora de los perversos manejos de su esposo, se proveyó de sustancias extrañas que administró religiosamente a su marido. En el plazo de un mes, el hombre fue perdiendo vigor, se desmejoró en demasía, tanto así que los doctores, convencidos de que el hombre jamás permitiría que le realizaran tratamientos invasivos, le administraron vitaminas que tuvieron un efecto inverso al deseado. Antes que la eficiencia médica se encaminara por los caminos de la sanación, el hombre había entregado por fin su alma y su esposa, convencida que había realizado un acto justiciero, no mostró en ningún momento algún remordimiento.

Muchos años más tarde, cuando el hecho ya estaba proscrito, la anciana dama realizó una declaración pública, en donde daba a conocer su culpabilidad en la muerte de su esposo. Inalcanzable para la justicia de los hombres, fue el comidillo de la prensa y la invitaron a numerosos programas para que diera a conocer su testimonio. Asistió a todos ellos, menos al último. Ella misma había consumido las mismas sustancias venenosas, acaso martirizada por un tardío remordimiento y falleció a las pocas semanas.

El caso se cerró de esta forma y fue como si la naturaleza, con su ritmo parsimonioso, hubiese tomado todos los elementos, macerándolos y fundiéndolos en su seno…








Texto agregado el 23-03-2010, y leído por 177 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
24-03-2010 y luego qué pasó? por cierto jodio, porque no incluyeron en el listado de cuentos mi última colaboración, sabotaje, eh? marxtuein
24-03-2010 Excelente emece
23-03-2010 Una estupenda historia inusual.¡¡¡Me encantó!!!******** almalen2005
23-03-2010 Y que hizo el hombre ese?tratante de blancas?? narcotraficante?? Que por Dios?? Estuve pensando en eso a lo largo del texto, buen suspenso y toda la cosa Froilan
23-03-2010 Sí, se merece más de cinco estrellas. Tu estilo es ya todo un clásico dentro de la página. churruka
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]