TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / larmdo / El camino

[C:451899]

Sabes?... Hoy quiero compartir contigo un gran acontecimiento, comenzaré por platicarte que el sábado pasado, mi vida ya no tenia un sentido muy claro, y que al igual que otros, traté de terminar de tajo mi relación contigo, más no fue posible.

Tras el interminable cúmulo de cuestiones y reclamos, amaneció y la verdad, ¡Yo ni sabia para qué?, Pero en fin, traté de sobreponerme y vencer la gran aridez que me consumía, así pues, trate de huir, de ya no pensar más en ti, de esconderme en un poblado, rodeado de cerros y lagunas, alimentando mi vanidad y mi cobardía.

Transcurrió una hora y mientras me divertía, sentí la imperiosa necesidad de mirar hacia el cerro que tenia a mis espaldas, era una indescriptible sensación, como si escuchara tu voz llamándome… Y fue así que dejando todo. Me dirigí hasta ese lugar, caminando y tratando de llegar a la cima, acompáñado de otras personas. Recorrimos el primer tramo, todo era fácil, un bello camino lleno de hermosas flores y cientos de mariposas. Mis acompañantes al ver tanta belleza. Se detuvieron a tratar de conservar algún recuerdo. Pero tu llamado seguía siendo mi prioridad persistente.

Los que continuamos el camino, llegamos hasta un acantilado, y mientras algunos cruzaban si problema. Muy dentro de mí un temor me invadía, sobresaltando mi corazón. Tal vez intuía que mi camino habia llegado a su fin, pero derepente, sentí la confianza para continuar.

Al reanudar la marcha, el camino se ensanchaba, para dar paso a una estrecha vereda, sinuosa y escarpáda. Con asombro, comencé a observar como algunos de mis acompañantes, caían por los costados, mientras otros se retrasaban sin dar mayor importancia, queriendo regresar a la diversión.

Poco a poco ascendimos tres de los siete que iniciamos, todo a nuestro alrededor era tan brillante como el sol, pero aún no comprendía la insistencia por llegar hasta ese lugar. Volvimos a caminar y a cada paso, sentía como se desprendía de milo que me encadenaba, me sentía ligero. Por fin llegamos hasta un sepulcro… De pronto comprendí que muchos no habían podido llegar, pero… ¿A dónde? Al subir a la última roca, quede mudo de la impresión, al verte ahi, imponente, omnipresente, majestuoso y con tus brazos abiertos. Invitándome a no desertar. A seguir adelante y no volver la vista a tras, el mirarte era como si toda tu creación gritara invitante a volver al camino estrecho en busca de tu amor.

Ahora después de este encuentro, se que pase lo que pase, no puedo huir de ti ya que de una forma u otra, me esperas amorosamente pára perdonar mis faltas e invitarme a seguir vivo.


fin

Texto agregado el 05-05-2010, y leído por 150 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
05-05-2010 Un texto maravilloso glorificando el Amor Perfecto, la Senda y la Vida. Fue un gusto leerte.***** susana-del-rosal
05-05-2010 buen texto!!!....muy buena prosa!...salu2 xxludoxx
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]