TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / elbulon / la rata gigante del basural

[C:452433]

LA RATA GIGANTE DEL BASURAL.


Esta historia comenzó un tiempo atrás, para ser más precisos, un año, a raíz de una extraña imagen que apreció en un medio masivo de comunicación, generada por una denuncia anónima acaecida en un precario poblado, y condimentada, además, con rumores y leyendas debidamente fundamentadas, que corroboraban la veracidad de los hechos ocurrido en la vecindad de un gran basural.
La imagen era imprecisa, las opiniones disímiles y las conjeturas múltiples, pero no cabía la menor duda que se trataba de un roedor de grandes dimensiones al que nunca se lo había visto antes y al que ni siquiera se lo podía clasificar dentro de una especie animal conocida. Zoólogos, paleontólogos, y hasta politólogos desfilaron y teorizaron por la pantalla chica, originando grandes y extensos debates que la gente seguía con devoción.
Algunos hablaban de una extraña mutación ocurrida, quizás, por la contaminación ambiental, y recordaban a la rata de Singapur. Otros, simplemente argumentaban que las ratas eran el producto de la miseria humana: cuanto más crecía ésta, más lo hacían los abultados vientres de los roedores. Alguien, incluso, propuso que todo mal tiene su raíz fuera del país y mencionó que simplemente eran importadas de la china.
Lo cierto es que, a pesar de que nadie las vio jamás, ya nadie dudaba de su existencia. La llamaron, por así decirlo, la rata gigante del basural. Se multiplicaron y diseminaron por toda la ciudad culpándolas de todos nuestros males y desgracias y distrayendo a la opinión pública de los verdaderos problemas que realmente le importaban a la población.
Pese a que se las consideraba una plaga, la gente estaba resignada a convivir con ellas. Las interrogantes y el miedo no tardaron en aterrizar por el vecindario. ¿Su mordedura sería mortal? ¿Cómo combatirlas? ¿Existe un veneno para esta especie?
Sin embargo, con el correr del tiempo, la pregunta que mas se hacía la gente era:
¿Donde se las podía conseguir y a qué precio?, porque se corría la noticia, y yo doy prueba de ello, de que eran sabrosas.

GABRIEL FALCONI


Texto agregado el 10-05-2010, y leído por 119 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
18-05-2010 Tremendo!! MUY muy bueno, che! Guauuuuuu La_Aguja
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]