TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / walas / El Día que Perdiste mi Vida

[C:452512]

Ayer volví a oír campanas tocando a muerto. Cada tañido era como una puñalada en el corazón, no puedes ni imaginar el dolor que me causan cada vez que las oigo. En esos momentos es como si me desgarraran el alma y sólo cuando dejo de oírlas vuelvo a un estado parecido a la vida. Y si digo parecido es porque ya no tengo vida propia, la perdiste tú el día que caíste desde aquel campanario o saltaste como dicen algunos.

No puedo seguir así, con esa duda que me va consumiendo cada día, que no me deja comer ni dormir. Tengo que saberlo, necesito estar segura de que no fue culpa mía, que todo fue una fatalidad del destino. En sueños te imagino allá arriba, rodando los últimos planos de tu película, moviéndote con esa decisión y pasión que me volvía loca. Te veo dar un mal paso y caer, caer durante un tiempo infinito, arqueando tu cuerpo en el aire para esquivar la verja que te esperaba traicionera. No puede ser que saltaras si luego intentaste esquivar esa verja. Los últimos resquicios de mi razón se aferran a ello.

Por eso he venido hoy hasta aquí, al mismo lugar donde todo ocurrió. Me da igual que piensen que estoy loca, yo sé que no es así. ¿Recuerdas como nos reíamos de los lugareños con sus leyendas sobre esta iglesia? Al igual que tú me tomé a broma sus advertencias de no hacer una película blasfema en lugar sagrado. Ahora la duda me supera. ¿Fue tal vez un castigo divino o una maldición? Sólo sé que si veo lo que tú viste, piso donde tú pisaste, capturaré esos últimos instantes, estaré ahí contigo. Y sabré, ¡sabré la verdad!

Ya he llegado arriba. La vista es tan maravillosa y todo tan tranquilo… ¿Es que no ha quedado impronta alguna de lo sucedido? ¡Dios! Ya están tocando otra vez esas malditas campanas del infierno. Las observo y no se mueven pero yo sé que están tocando, se burlan de mí y de ti. Y ese viento que se ha levantado, ese viento parece que me habla y me dice cosas…

Mi corazón late tan fuerte que siento como si fuera a abrirse camino a través de mi pecho para escapar, para irse contigo. Y ahora estoy cayendo, amor mío. ¡Caemos juntos! Te veo como en mi sueño, en ese escorzo imposible, casi puedo tocarte… Y es curioso, ya no oigo las camp


Reto 5 Prosa 2010. Libremente inspirado en la trágica muerte del director de cine Claudio Guerín

Texto agregado el 11-05-2010, y leído por 919 visitantes. (38 votos)


Lectores Opinan
19-12-2013 Esas dudas que carcomen cuando la muerte del ser amado es ¿turbia, lo menos?. Se puede palpar y masticar la desesperación del personaje. Y esa palabra inacabada es el mejor final, el más impactante que puedes darle, aún cuando todo lo demás sigue siendo un misterio. ikalinen
20-07-2011 Me quedo con esta frase "Y si digo parecido es porque ya no tengo vida propia, la perdiste tú el día que caíste desde aquel campanario o saltaste como dicen algunos." En ella leo que no fue la ùnica inspiraciòn. Besho! Carmen-
15-03-2011 Vaya vaya, reminiscencias de la campana del infierno. No me ha dejado indiferente, tómate un cóctel de 5 estrellas a mi salud o enfermedad, pero elige bien. WEISSTURNER
27-02-2011 Intriga, al final ¿cuál es la verdad...? Fuerte el cuento. aberas
10-08-2010 Muy bueno. Perfectamente real. Egon
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]