TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / FaTaMoRgAnA / ESA MADRASTRA LA DICTADURA

[C:453145]

Como toda mujer que se apodera de lo que no le pertenece se instaló con bombos y platillos, en la casa a la cual nunca fue invitada, con la promesa de la eterna protección contra esa otra fémina a la que pintaron como descocada y para colmo vestida de rojo que empuñaba una hoz y se comía a los niños y los que no, los embarcaban para Cuba, otra lombriz solitaria navegando en medio de este mundo hambriento.

Bien pues, la madrastra, como en todos los cuentos se instaló como gran dama y comenzó a deshacerse de todo lo que le resultaba desagradable o impedía siquiera su paso, emulando a la perversa del espejito, espejito; quiso actualizarse y en lugar de contratar leñadores o pastores para hacer desaparecer a sus púrpuras adversarios, cual conejos en el bosque los hacía atrapar y ya sabemos el qué, el cómo y el cuando…

Esta madrastra, doña dictadura, haciéndole honor a su nombre; dictó cuanto bando se le vino a la cabeza, tal como aquella malvada que en el fondo del mar hacía de las suyas con sus tentáculos y teniendo a sus repulsivos engendros para cumplir con sus descabelladas ideas y dar así paso, más bien a una historia de terror que parecía no tener fin.

Ah, pero esta mala señora, como ya se adivina, esta vez como el lobo del cuento se vistió de oveja y quiso dar un paseo por este amplio mundo que ella consideraba a sus pies. Con uno que otro carraspeo cambió el tonito de voz y se montó en un avión, el desenlace de ese capítulo provocó la risa de algunos que no eran pocos y la vergüenza de otros tantos que se cobijaban en las faldas de esta señora ya a muy mal traer. Tal como las siete cabritas que en ausencia de su madre burlaron y reconocieron la maldad…así también la comunidad supo negar el paso a doña dictdura que debió quedarse en casa, veamos para ello el párrafo que sigue.

Como toda gran dama que se respete, esta vez a imitación del emperador Cuzco, emprendió otra de sus locuras, quiso tener una casita, con comodidades, claro, de acuerdo a lo que ella consideraba merecía dada su categoría de dueña de casa. Sin más quien las oficiaba de esposo, levantó la morada en un hermoso lugar como El Melocotón, todo sabroso y dulce donde retozaban cada fin de semana. Desde luego el astuto caballero jamás mencionó que este matrimonio era falso, pues detrás suyo operaba una bruja que al fin de cuentas había montado gran parte del circo para su propio provecho y el de su familia; operando con histeria y en las sombras,
tal como Isma la del laboratorio sicodélico que crea pócimas, que pasea desgreñada pero que a diferencia de esta otra, no usa sombreros.

La mala madre, la que nunca tuvo hijos, uno que otro adepto, uno que otro carajo que busca bajo sus polleras su propio beneficio. La que irrumpe en las almas y golpea a mansalva a los hijos de otra, los maltrata, no los quiere, le sobran, son la imagen de una historia distinta y por lo tanto, la ira se entroniza y deja caer todo el mal que bifurca los pasos y raíces de un pueblo que no se rinde y avanza con rostro sereno para dejar atrás esta caricatura que rima con su nombre que además se asemeja al modelito de madre que manda a su hija con una llamativa capa a la espesura del bosque, ha de ser seguro porque se llama Caperucita Roja.

La historia y la caricatura de la mano, las malas historias y los relatos que muestran a los niños el proceder de aquellos que a la fuerza ostentan el poder. Una madrastra que escribe su historia con el codo a la que solo le regalan una mueca de desprecio hermanada con el asco y el dolor.

FATAMORGANA
Patricia Lara Arriagada

Texto agregado el 17-05-2010, y leído por 189 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
15-06-2010 Fuerte, escrito con las tripas, me gusta esta narración y muchoo!! mis****** nanajua
07-06-2010 Muy fina ironía, desarrollada con limpieza y una claridad para que la entiendan hasta los niños, muy buen ensayo, y es que como se dice en días pasados que fue decretado el día de las sexo servidoras, a estas esforzadas mujeres habría que darles un premio y que mejor que gobiernen, porque sus hijos lo hacen muy mal! saludos. marxtuein
20-05-2010 Fuerte y muy bueno, cómo siempre. Un beso y mis estrellas ******* arielariadna
17-05-2010 :O Qué weeeeeeena!! todo el desprecio desatado, vomitándolo. Me gustó la manera en que poco a poco le daba más fundamentos y peso a "la madrastra". Recordé a Cenicienta :P ******** Un abrazo! cianurita
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]