TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / JAGOMEZ / Altares

[C:453211]

La gente está fascinada con el pequeño. Hay en él un algo mágico que hace todo parezca más resplandeciente, más vivo, más bello.

Sus padres le han inculcado que Dios está en todos lados y en todas las cosas. Donde mire, ahí le encontrará. Le han inculcado además que es su mejor amigo, de tal modo que puede hablarle desde el fondo de su corazón de la misma manera que se comunica con ellos, donde esté y a la hora que sea. Le han enseñado que todo ha sido creado por Él y por lo tanto debe ser siempre agradecido y estar feliz, ya que el amor de ese amigo no tiene comparación.

Juanito, a sus siete años de vida, despierta una gran ternura y admiración en los demás. No deja de ser y hacer lo que es propio de su edad, pero sí da lecciones a los mayores sobre todo en el aspecto de la obediencia y responsabilidad. Predica con el ejemplo. Ama a Dios profundamente. Cada día se le ve sonreír a la flor, acariciarla, bendecirla; a los animalitos que se lo permiten. Siempre tiene una sonrisa y una bendición para las personas. Todo para él es hermoso y admirable, todo. Se le ve maravillado con cada cosa que se encuentra. Definitivamente, sólo un ser mucho más poderoso de lo que conoce, debe ser el autor de aquello. Y de todo aquello ha hecho auténticos altares de adoración.

El párroco de la localidad lleva tiempo observándolo. Un día, enternecido, le dice que no es necesario todo lo que hace por adorar al Creador, así que lo invita a donde, le informa, lo va a encontrar en vivo y en directo. Lo lleva a la parroquia y le señala una cajita dorada (el santísimo). «Ahí lo encontrarás y podrás hablar siempre con él», le dice y lo deja solo. El niño pasa casi una hora llamando a Dios sin recibir respuesta. Algo dentro de sí lo hace sentir muy incómodo. Extrañado decide probar con las imágenes santorales que encuentra en el recinto. No recibe respuesta y no logra calmar la incomodidad, vacío, tristeza que siente en su interior. Decepcionado se encamina a la salida y queda pasmado en el atrio al ver que todos sus altares... están llorando.


Texto agregado el 17-05-2010, y leído por 351 visitantes. (21 votos)


Lectores Opinan
11-05-2011 Lindo texto, me conmovio.Saludos. teresatenorio50
11-09-2010 Solo puedo decirte algo, en este texto, podría decirse, que el niño y el hombre que habita en ti, es tan bello como el texto. ****** luciernagasonambula
23-06-2010 que manera de recordarme mi niñes, gracias.Alguna vez fui ese niño. lagas
25-05-2010 :/ así no más poh! esas instituciones son puro lucro. ******** cianurita
24-05-2010 Gracias por un texto tan hermoso.. :D ********* lady-blue
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]