TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / generoso-toch / La calle cortada.

[C:453768]

En la calle cortada donde vivo, junto con mi hermano menor, debo confesar a quienes comulgo, estando yo todo el tiempo muy malhumorado siendo que soy un cura que debería permanecer tranquilo, por motivo de la desgracia que tenemos, pues la repugnante mediocridad del teatro se ha instalado de lleno, por que ahora el intendente nos obliga a ceder el espacio público, como para que ésta troupe de colegiales ignorantes puedan hacer de sus troperías en nuestra querida cortada, sito en la calle Laprida a la altura de la calle Galileo Galilei, en la provincia de Buenos Aires, repito, donde hoy por hoy en nuestra cortada hay funcionando a pleno una muestra permanente de arte de inquietos estudiantes de teatro que además amenazan con prolongar su presencia física en el tiempo.
En la esquina interior, donde vivo con mi pariente en una antigua casita de estilo típico, en lo que sería lo opuesto al proscenio, han instalado sin la debida autorización de mi parte, luces que sueltan tímidos rayos de colores, que salen de unos inquietos cañones llamados spot, que fueran puestos en presencia de la policía urbana con comprobada prepotencia, sobre mi fachada debajo del balcón de cemento.
En los árboles hay más gente que gorriones, porque por desgracia la obra tiene un éxito tremendo.
Pero lo que exhiben es por demás intrincado como si estuvieran perdidos en el infierno; causando una fuerza bruta por la indignación, por lo inmoral del argumento que incitan al más osado repudio. Estamos mirando una trama difícil de digerir, con conceptos duros, que pronuncian sin miedo de ofender al que se ponga enfrente. Desde éste pequeño rincón del mundo mucho no se pueda hacer para cambiarlo, a menos que sea contar con que seamos libres. Inclusive se han desnudado siendo que hay niños en la platea. Y aunque estos desubicados provengan de la cultura de la capital voy a tirar unos tiros al aire de escopeta de grueso calibre.
Sonaron tres explosiones en el final del acto, son disparos proferidos por el cura Ernesto Salcedo, quien de inmediato acaparó la atención de los espectadores, más enseguida, ofendido por la procacidad de la escena, se pone a increpar a todos los presentes, sugiriendo de mala manera que se alejen definitivamente de la cortada. Y si bien hoy no es día de estreno igual hay como cuarenta personas de lo más atentas a lo que el cura Salcedo, de sotana negra, promete hacer si ésta obra aborrecible por desgracia continúa.
Su único hermano llamado Miguel intenta detenerlo haciendo ruegos de que por favor deponga su actitud subversiva. Ernesto, Ernesto por Dios no hagas más escándalos, le dice arrodillado suplicando para que vuelva todo a la normalidad. Y entonces el público aplaude a rabiar pensando que forman parte de la obra.
El cura Ernesto Salcedo es un hombre polémico, que cuando tiempo atrás oficiaba la misa en la capilla Nuestra Señora del sagrado corazón, solía ofender a los fieles con insultos punzantes tan solo por qué distraían un segundo la atención. A lo que Ernesto respondió con seguridad: Pero no ves que no entienden nada de lo que pasa, no comprenden un comino de lo que ven, no saben ni un pito de historia.
Margarita Sambrano, de tan solo diecisiete años de edad, interpreta el personaje de una mujer madura, desmotivada, carente de fe y esperanzas, que no encontrando motivos para seguir viviendo desea morir cuanto antes, por ello recién estaba desnuda al momento previo de querer hundirse en el mar, que es representado por una lona celeste elevada a quince centímetros del suelo, donde ella debería esconderse debajo simulando que definitivamente se hubo hundido.
En cambio Lorenzo, otro de los actores de la compañía, tenía la misión de salvarla, continuando la historia por otro lado, pero justo en ese preciso momento Salcedo irrumpió en el escenario a los tiros, lo que motivó una sublime coincidencia que por ende hiso al espectador explotar de emoción.
Pero resulta que la cosa no termino allí puesto que el cura Salcedo arremetió con cinco balazos más, todos certeros, que impactaron en la luminaria colgada de su propio frente, haciendo saltar los aparatos del lugar, entonces ahí si que la gente entró en pánico empezando a correr para todos lados.
¡Quien los autorizó a colocar esa porquería en mi casa! Dijo Salcedo a propósito de los spot ¡Sepan respetar la propiedad privada, inadaptados!
Hasta que su hermano Miguel se hiso cargo de la responsabilidad por ofrecer dicho permiso especial, motivo que originó una aguda silbatina dedicada para el religioso, más una tremenda golpiza de éste hacía su fiel compañero.

Desde aquella noche donde el público impregnó de aplausos su osada intervención con característica de violencia, que finalizara a los tiros y cachetazos, Ernesto por nada del mundo pudo volver a ser el mismo de antes, cual si ahora estuviera enamorado de una mujer de carne, aunque la realidad indica que es debido a la conocida magia de la escena, que siempre contagia de un halo impresionante a quienes practican ésta antigua disciplina, que hubo prendido en su cuerpo cual virus mortal.
En los días sucesivos donde hay función de teatro el cura suele espiar por detrás de los telones, donde formando un corredizo se puede salir de la vivienda sin ser localizado por el público, de lo más excitado en el sentido de entusiasmado, e inclusive es frecuente ver como Ernesto se vuelve a meter apareciendo de improviso en la historia que se está representando, retomando la carga dando sermones, concejos de padre, información religiosa, aunque en lo sucesivo halla dejado de agredir con crueles insultos.
Días pasados haciendo referencia al Génesis, donde Dios creó primero a Adán en el jardín del Edén, más luego con una costilla de éste a su compañera Eva, que a pesar de las contradicciones que existen lo primordial que se desprende de la historia deja establecido que los seres vivientes provenimos de un hecho mágico y no de una paciente evolución, que toda información posterior corre por cuenta de los propios protagonistas que somos los humanos, que en su momento fueron los actuantes encargados de transmitir lo sucedido. Que aunque muchas veces pretendamos negar las cosas, ellas son como son y no de otra manera, que es más que evidente que la creación no es producto de una improvisación sino más bien de algo altamente elaborado. Y que dichas instancias del génesis quizá sean una gran imagen previo paso de hacerse materia.
Lo que ocurre que la hembra por el simple hecho de quedar embarazada, por lo tanto no pudiendo asumir muchas de las obligaciones que exigen continuidad y permanencia, irremediablemente éstas suelen recaer sobre el varón, quien por nada debe pretender delegarlas; más desde allí es que se le atribuye una pequeña importancia a favor en cuanto a jerarquía.
O sea que a esta altura de los acontecimientos Salcedo ya forma parte del folclore semanal haciendo su entradita promediando el espectáculo.
En la cortada, a parte de Ernesto y Miguel Salcedo quienes viven al frente, con su fachada que corre por sobre todo el fondo, a los costados hay una sola vivienda de cada lado, antes de llegar a la calle Galileo Galilei. En una de ellas, la que está sobre el lado norte, que por estar abandonada durante años fuera tomada por gente de la izquierda política, donde hoy funciona una sede de la Liga por los derechos del hombre, militantes quienes se ocupan de atender los problemas de los desaparecidos durante los hechos ocurridos en la pasada dictadura militar de los años setenta de fines del siglo pasado. Y en enfrente se domicilian los Graciano, que son una familia formada por un matrimonio con sus tres hijas mujeres.
Es de destacar, que excepto por el cura y su hermano, sumando todos los jóvenes provenientes de los distintos conjuntos que forman el barrio, la cortada a toda hora siempre está colmada de gente joven, chicas y muchachos en gran cantidad.

-Ah, pero para ésta velada magistral tengo para ofrecer un discurso de tipo existencialista. Pues la juventud está descarriada. Hoy será una noche de gala pues viene el intendente en persona.
Yo quiero que se entienda que hace falta alguien que por lo menos intente enseñar a la juventud, hablando de cerca, sin tapujos. Estamos observando con preocupación que los jóvenes de hoy día están muy mal preparados, no solo en el aspecto religioso sino también en la educación en general.
Yo soy un cura que aun no ha encontrado una adecuada inserción, y aunque suene pecaminoso no soy amante de estar al frente de la misa; aunque por la vocación que demuestro de estar en un escenario teatral pueda parecer lo contrario, pero prefiero pensar que se debe a esta cuestión de intentar transmitir el conocimiento de cualquier manera.
La cosa es que de tanto meterme a la altura de la mitad de la función, entre el primer acto y el segundo, para dictar mi sermón semanal, que siempre suelo improvisar como para crear un mejor clima, ya me consideran como uno más del espectáculo e inclusive formo parte de la compañía.
Como será que con la mucha fama que ya llevamos cosechada, al poco tiempo de estar actuando en el elenco de la cortada paralelamente se ha estrenado una obra en la capital que lleva el mismo nombre: La calle cortada, en alusión a este fenómeno que aquí se ha creado, donde también hay un cura religioso que vendría a ser yo mismo pero con otro nombre.


Lo que el padre Ernesto ignora, es que por el lado de la intendencia tienen planificado expropiar su propiedad, para demolerla y así conectarse directo con la avenida importante que corre detrás de su casa. Pero ocurre que no saben como pedirle, decirle, avisarle, pues es una decisión tomada, debido a que de antemano ya conocen su negativa.
Entonces el intendente García no tuvo mejor idea que darle dinero a una de las actrices, que en entre otras cosas es menor de edad, como para que bese en los labios al cura Salcedo, y con ello ponerlo en inferioridad de condiciones ante gran cantidad de testigos como para así negociar desde un lugar menos incómodo para el municipio.
Después en la mencionada gala cuando la niña logro besar al religioso, hubo una detención obligada, con posterior reprimenda hacia el cura Salcedo poniéndose en duda su honorabilidad, su hombría de bien.
Al día siguiente, Miguel Salcedo, hermano menor de Ernesto, desapareció misteriosamente sin dejar el menor rastro, habiendo una enorme angustia entre todos los vecinos que no salen del asombro, inclinándose a pensar que huyo de la vergüenza que sintiera al ver precipitada la imagen de su amado deudo.

La obra de teatro que se representa en el centro de la capital, compuesta por artistas muy populares, toma como tema principal el fenómeno cultural que se produjera en la calle cortada, a modo de experiencia única, donde exclusivamente se filmará un documental, y que como consecuencia irán a trasladarse al barrio donde se representa la obra motivo de la inspiración.
La intención es crear un hecho artístico, que sin dudas ha de provocar un efecto exclusivo de ensoñación, que consiste cual si fuera la imagen que devuelve un espejo, en armar un gran escenario al frente sobre la calle Laprida, quedando formado un especie de cuadrilátero con las fachadas de ambos lados, más las que se agregan pintadas sobre decorados similares a los originales.
En cuanto a la desaparición de Miguel Salcedo configura un hecho inquietante, sobre todo porque el hecho estaría empañado con la intervención del municipio donde actúan varios ex represores y como es sabido pretenden fabricar un nuevo destino para el barrio abriendo una calle a merced de hacer caer la cortada al tener que derrumbarse la vivienda de los Salcedo, esto parece enturbiar de suspicacia todo lo concerniente al caso.
La mencionada agrupación por los derechos del hombre, que está ubicada en una de las veredas, estaría abocada a la resolución de dicho percance, pero van pasando los días y aun no se tienen noticias de Miguel.
El cura Ernesto ya estaría al tanto de las intenciones del gobierno de querer expropiar su vivienda, pero como era de esperar se opone terminantemente sobre todo hasta que regrese su hermano.
De todos modos le han hecho llegar una cifra importantísima, casi el doble del valor de mercado, dinero que de no aparecer su hermano quedaría en favor del propio cura religioso.

A los veinte días de desaparecido, el cuerpo de Miguel apareció flotando en un arroyo de aguas podridas, muerto a palazos y previamente torturado en los genitales.
Es tan grande la desazón de Ernesto que no puede volver a ser el que era, al punto que perdió todo deseo de seguir viviendo, por ende intentando suicidarse; su mente ya no razona como antes del desgraciado suceso, únicamente lo persiguen pésimos pensamientos de muy baja categoría; valga la paradoja lo más aceptable ronda sobre la vocación de comediante.
Por ello mismo prefiere optar por dejar los hábitos y hacerse un hombre común en busca de una cruel venganza hacia los asesinos de su hermano, o una buena lección, a si mismo a partir de la fecha estando ligado al arte escénico en forma definitiva, donde desde ayer es un integrante más de la compañía del Teatro de la Cortada.
A pesar de su negativa de querer vender la casa al estado, las autoridades del municipio encabezados por el propio intendente García no paran de solicitarle que deponga la actitud egoísta dando curso al proyecto de extender la calle Laprida en interjección con la avenida que corre detrás de su casa, caso contrario van a expropiar la propiedad a expensas de un decreto.
Pero Ernesto está tan desahuciado que cuenta los minutos cual si fuesen horas, aunque su mente no deja de estar lúcida, hace cuentas de quienes pudieron haber asesinado a su hermano querido, mientras repasa sus conceptos religioso quizá por última vez desde un lugar de privilegio y piensa que cuando la parte del Génesis, donde la Biblia destaca que los hombres duraban con vida ochocientos años, si no fuera por la imagen que se solidifica en realidad se estaría refiriendo al propio sufrimiento que hace más larga la travesía del destino, que por cada año de haber sufrido Dios contabiliza por diez o más la cifra del tiempo transcurrido. Aunque por fortuna luego esos parámetros fueron cediendo entonces la cifra se fue acomodando a lo que hoy día conocemos. En cuanto al culpable, ni un segundo deja de sospechar del intendente García, pero al no tener pruebas un mecanismo interior ligado a la educación le indica que debe esperar pues carece de ellas. Por su parte en el génesis Dios hace saber de las virtudes del reino vegetal pero también de los peligros de morir envenenados. No sería de extrañar que éste caso sea algo parecido en cuanto a que el intendente es una planta venenosa.
Pero resulta que ahora tengo un tipo vendiendo drogas en la cortada y para peor Paco, dice Ernesto a un policía que ronda las inmediaciones, inclusive lo denunciamos no obteniendo respuesta, agrega en forma de arenga, mientras tanto el otro mira para cualquier lado; entonces la familia de los Graciano se solidarizó conmigo y juntos hicimos una exposición en la comisaría de ustedes como para que por lo menos lo echen de aquí. Pero nada, todo son evasivas. Estoy segurísimo que lo han puesto como para después venir con la topadora a tirar mi vivienda abajo. La biblia dice, en época de Noé, quien recibió de Dios concejos de un padre: Tenía la tierra una sola lengua (referido al idioma) quiere decir que éstas palabras corresponden a la visión de un humano de carne y huesos estando en la tierra, porque es sabido que el planeta es grande, más las distancia trastocan los idiomas y nadie mejor que Dios para conocerlo todo ¿O quizás se refiera al idioma del amor? Cosa que no creo. Fueron las últimas palabras antes que el patrullero doble retomando la marcha por calle Galileo Galilei.


-Al que no le guste la papa que arroje la primera papa a la basura, dijo Flavia la más pequeña de los Graciano, en alusión a Salcedo, además pensando en comer un delicioso puré sazonado por su madre con aceite de oliva, pues a dicho cura lo lleva todo el tiempo en la mente; más enseguida desajustó el corpiño pues hoy es un dia en que su cuerpo rinde cuentas. Flavia Graciano ahora está en el centro de la calle de la cortada, sola, intentando hablar por celular, cuando de repente un motochorro arrebata su teléfono, más enseguida le propina un fuerte cachetazo quitándole la cartera con el documento, pero además antes de huir hace un último intento de meter un disparo sobre la muchacha que por fortuna queda atascado en la recamara. Aun así Flavia estando nuevamente cuerda desperdigó otra frase como de quien delira luego de un hecho de inseguridad: Al hermano del cura lo mataron por qué quieren hacer una avenida. Dice la joven mientras los pechos estallan anónimos debajo de una moda recatada para bien.
Flavia Graciano conoció a un muchacho que milita en la juventud peronista que da cursos de guitarra en la casa tomada. Sus padres están preocupados por que temen que pueda involucrarse en política. Pero Flavia solamente piensa en el amor, en formar una pareja de enamorados junto a alguien que le guste mucho.
También se encuentra interesada en saber hasta que punto todos los que viven en la cortada no corren peligro debido a que es evidente que estaría actuando una mafia política en contra de los que allí viven. A esta altura ya nadie duda que el intendente García viene a ser el verdadero culpable de lo que ocurre de tan malo, en lo concerniente a que últimamente se suceden cosas muy raras, como ser una cantidad inusitada de hechos de violencia.
Pero no va que en el preciso momento en que el muchacho le confía a Flavia, la verdad de que la casa tomada es una bolsa de gatos, un nido de gente de diferentes ideologías, donde cualquiera que no pertenezca a la derecha política es bien recibido, que tenga cuidado porque puedes llegar a dormir con el enemigo, un explosión sobrevino en el interior de la casa, por una importante acumulación de gas, suceso donde dejaron de existir tres personas que se encontraban allí reunidas trabajando.
A todo esto el intendente está haciendo una carrera política con mucho éxito, donde después en las próximas elecciones nacionales se presentará como candidato a presidente.
Días después de la explosión en la cortada, Flavia en la puerta de la entrada de la casa tomada le confesó a su pretendiente que siente deseos de escapar, de armar una mochila y huir a otro país, porque si no lo hace seguramente la habrán de matar como al resto. Que aunque estén en democracia el diablo anda suelto. Y enseguida le propuso esto a él, le hiso extensiva la idea de formar una pareja y rumbear para el Brasil.
Pero el muchacho se muestra reticente porque siente que deben de quedarse y luchar contra el mal enfrentándolo. Y si bien hacer una denuncia es un tanto apresurado igual ahora más que nunca no deben darle vuelta la cara al problema, que tienen la misión de hacerle frente a la situación, sobre todo difundiendo el pensamiento acerca del Intendente mafioso, hacer saber del pánico que hay de ese poder nefasto y luchar como para combatirlo.
Cuando de repente el pretendiente le estampó un beso en la cara, más enseguida la abrazo con ternura. Sin saber que desde la ventana de enfrente su madre preocupada la está observando sin decir nada, dejando que las cosa ocurran. Permitiendo que su niña se haga mujer.
Flavia tiene dos hermanas mayores: Eugenia y Liliana, con las cuales se lleva muy bien, pero que difícilmente vaya a confiarles sus problemas, tampoco a sus padres, pero no por falta de amor sino más bien de orgullo, y sobre todo pues desea entablar una partida. Flavia piensa que si tuviera edad para sacar el registro de conducir, robaría el auto a su padre para escapar hasta llegar a la frontera.
Luego de unos días aconteció, que la liga por los derechos del hombre, que se hospeda en la casa tomada, está siendo procesada por calumnias e injuria hacia la persona del intendente, según los cálculos el resarcimiento que habría que abonar de comprobarse la transgresión son de un costo altísimo.
(Papá Graciano cual su nombre es Andrés, casado con Romina Crespi, la mamá de las tres chicas junto con él, que además es comerciante, bien parecido, dedicado a la venta de ropa deportiva, ignora que su hija Flavia está a punto de cometer la locura de escapar con el muchacho de enfrente).
Pero los chicos antes tienen pensado hablar con el padre Salcedo para que los case, ellos bien saben que Salcedo dejó los hábitos para ser actor, pero quieren prevenirlo del peligro que corre si no entrega su casa y además cumplir con esa prenda de enamorados.

Papá Graciano también apuesta a que el intendente García está saboteando la cortada anteponiendo actos criminales, con querer demoler la casa del cura, generando pánico en el barrio por medio de actos vandálicos.
Pero cuando luego de recoger el diario se entera que al intendente García lo hubieron encontrado degollado en la bañadera, siente un ridículo tremendo que por ende le hace trastabillar la ideología, comenzando el día de mal genio.
Cuando aparte se empecinaba en adular un sueño, sin la anuencia de un ángel, que tuvo la noche anterior donde el intendente le tiraba la casa abajo con una topadora argumentando que precisamente allí el ex sacerdote vende drogas potentes a los menores de edad. Más luego cuando la obra del empalme con la avenida estuvo terminada enseguida armaron sobre un puente peatonal, arriba de la baranda, una fachada de escenografía de una catedral como para recordar al cura; que de tanto en tanto asoma su figura por las ventanas góticas para continuar con el ritual del antiguo teatro.
Entonces una vez despierto, con la mente pendiente en los problemas reales, a sus órdenes, Andrés Graciano, vestido de joggin, reunió los habitantes de las tres casas para discutir los pasos a seguir pues todos reconocen que se han equivocado mucho, ahora arrepentidos, sugiriendo que por consenso se permita al municipio realizar la obra, que por favor el cura recapacite y acceda al pedido, que con el dinero que recibe puede comprar algo mejor.
Esta reunión de tipo consorcio, se está realizando en medio de la calle, igual que cuando se representan obras de teatro con el escenario montado casi en el mismo lugar.
Cuando de pronto todos se preguntan donde se metió Flavia, adonde está, y parece que resulta que se hubo escapado por la noche mientras su padre soñaba.
Más luego Andrés Graciano mantuvo una charla secreta con el cura, pero a la misma vez a la vista de toda la cortada, donde primero le señaló los pocos conocimientos que tiene de religión. Más luego impulsado por un chimento encaró de lleno a Salcedo, para saber si antes de escapar su hija Flavia hubo tenido una boda secreta presidida por él, si por favor, se lo suplica, le puede contar todo lo que sabe: El Génesis, parte primera de la biblia, comprende desde Adán y Eva, pasando por Noé quien fundó nuevamente al mundo, hasta la creación de las doce tribus de Israel. Es decir la historia de Abraham, su hijo Isaac, y el descendiente Jacob, de quienes sus doce hijos, los doce bisnietos de Abraham y los doce nietos de Isaac, formaron las tribus de Israel. Es decir que Jehová hiso al humano pero con la obligación de procrearse y formar un gran Estado.
En el Génesis se aprecia la palabra constante de Dios, cual padre protector, que desea lo mejor para sus hijos.
Yo pienso que cuando Dios aplicó sobre Eva palabras de sentencia por haber comido del árbol de la sabiduría, primero que previamente sabía que los iría a comer, fue para hacerle perder miedo de parir en cantidad, ya que ello configuraba un destino marcado. En cuanto al Edén, lugar donde Dios formó a Adán y Eva, por momentos pienso que esto se produjo en una antecámara llamada paraíso, justo antes de hacerse materia sobre la tierra. Dios creo machos y hembras en todas las especies, pero el sentir dolor y aborrecerlo, es propio de aquellos que poseen inteligencia.
Entonces fue que Salcedo le confesó la verdad de que ese juego existió, de que luego su hija partió junto con un muchacho rumbo hacia el Brasil.

Y entonces hubo una noche funesta, donde algunos muertos de los cementerios cercanos y de otros lugares lejanos donde se los entierra, que luego de viajar metidos en el tiempo se levantaron avanzando sobre la cortada, con su caras blancas, y de ratas sus pieles, allanando la cortada en busca de diversión, y entonces salieron los moradores y no solo de la cortada sino de todo el barrio, compuesto de sesenta casas parecidas, sin grandes diferencias sociales, más empezaron a bailar, todos muy bien vestidos.
Fue entonces que Andrés Graciano se encontró con su hija Flavia, con su rostro pálido como el blanco de la nieve. Más Ella le informó al papá (muerta pero alegre) quien no sufre demasiado al tenerla de nuevo, que la hubieron secuestrado junto con su marido, que también la secunda con su rostro de semblante del color de la harina de trigo, pero que han pasado a mejor vida siendo muy felices de todas maneras, pero lamentando la distancia que los separa, que hoy no es ninguna pero mañana serán solo recuerdos dando vida a los objetos que dejaron en concordancia con lo material.
Entonces Graciano llamó a su señora, por cierto la madre de Flavia, para que por lo menos la vea por última vez, de pronto enterándose de que hubo sido asesinada con alevosía, igual que el pobre muchacho con el que se casara, del que por buena voluntad nunca sabrán su nombre a menos que lo llamen del juicio final con un grito venido del cielo diciendo: Felipe Muriel.
En tanto que el cura Salcedo busca a su hermano Miguel hasta en los rincones menos pensados.
Las heridas que siente son tan enormes, tan inmensa la ilusión de encontrarlo, que su alma lucha por no trascender demasiado, dividiendo la vida en dos con la borrachera.
Pero no obstante sostiene una lucha interior pues el amor que siente por el prójimo sin embargo es lo que lo retiene a meditar en no meterse en barbaridades; más es muy infinito el amor que perdura que sigue insistiendo con hacerlo resucitar definitivamente, pero que aparte hay otros motivos que lo perturban sin dejarlo tranquilo, la idea de que están siendo atacados como para quitarles las pertenencias, pero que claro las cosas son de ésta manera cruel y pues no hay nada que hacer más que seguir aguantando semejante injusto dolor, amando de esta manera en las distancias infinitas que separan la vida de la muerte.
Todo es un desastre, la vida que llevamos es de lamentar, tenemos que poner todos los culos al aire para que Dios nos pegue a cada uno con una varita de víbora petrificada, y nos haga avanzar en el conocimiento de un valor moral por fin sublime.

Tener un hijo enfermo es algo muy tremendo pero que ahora muerto baile conmigo es lo peor que me puede pasar, dice Andrés a Salcedo.
La muerte es un lugar que tiene en cuenta al que viene atrás, la vida es algo tan potente que es inútil querer, pretender, subestimarla cual postre hecho sin onda. Es algo que no se puede detener con nada, es una fuerza que hecha al olvido todo lo vivido. Pero para que decir de lo que no merece un párrafo.

La realidad sublime no tiene alternativas pues aunque cueste aceptarlo el presente es uno solo.
El nuevo intendente es un tal Aníbal Ferraro, de una coalición de partidos de centro, que lo primero que hiso fue desalentar por medio de un decreto la movida de teatro en la cortada; o sea que Salcedo tuvo que abrirse a nuevos horizontes, es decir emigrar a la capital como para integrar algún elenco vocacional.
Pero a diferencia del fallecido García en esta nueva etapa institucional, parece que la idea de extender la calle Laprida ha quedado en suspenso; para lo cual por el momento dejó de ser una amenaza para el ex cura dicha posibilidad de que le demuelan la vivienda.
No obstante el tema de la inseguridad continua vigente habiéndose registrado otros hechos de violencia en la zona.
Eugenia y Liliana, las Graciano, que luego de la muerte de su hermana se tornaron más inseparables que nunca, quienes ya de antes de la prohibición se habían involucrado con el director del elenco, Ricardo Balerio, que aparte de las obras que exhibió daba clases en el lugar, ahora viajan juntas dos veces a la semana con Salcedo a la capital, en el auto que les facilita su padre pero que es conducido por Ernesto, como para continuar con la carrera en un estudio que el maestro tiene organizado, donde también ensayan las futuras obras.
Pero por ahora los que están verdaderamente comprometidos, en el sentido, para ser desalojados, son los de la casa tomada donde funciona la Liga por los derechos del hombre, quienes desde ayer han sido intimados a retirarse antes que se tomen acciones legales de índole penal.
De todos modos esta gente está muy bien acostumbrada hacer frente a los tanques de guerra, lo que da a suponer que nunca se irán por las buenas aunque una orden judicial ponga en acción a la propia policía.
En lo que tarda un mirlo en rascarse el pechito para quitarse la liendre, la propia casa de Ernesto Salcedo fue totalmente demolida por las topadoras municipales, tal cual lo indicaron las profecías, con el argumento de que allí opera una banda de narcotraficantes que venden el aborrecible Paco, cosa que en lo que dura un pétalo fuera de la protección de un libro fue demostrado que ello es mentira furibunda.
Con lo cual posteriormente se fabricaron unas rejas para que continúe siendo una cortada, como para que nada se piense que precisamente el motivo tuvo que ver con aquel proyecto del finado García.
Pero lo concreto es que la casa del cura fue demolida, quedando a un paso de convertirse la calle Laprida en una avenida muy importante.
Quedando el viejo Salcedo con una buena suma en el banco Provincia, cantidad que administra usando solos los intereses como para gastarlos y así mantenerse, hasta tanto consiga una nueva vivienda.
Pero por fortuna de momento, por ser tan grande la amistad que entablara con los Graciano, Ernesto vive con ellos, quienes de tanto amor que le tienen hacen todo lo posible para retenerlo.
La Liga por los derechos del hombre nunca pudo comprobar que aquella trágica explosión fuera un atentado terrorista, ni que la muerte de Miguel Salcedo tuviera el mismo origen, menos aun pensar en demostrar que los decesos de Flavia y Felipe en condiciones dudosas lejos de la patria tuvieran que ver con la política local.
Pero justamente la cantidad de hechos de violencia en un mismo sitio es donde se configura la prueba de que existe una mano negra; y como para completar, en el último de los caudillos es donde se concentra los resultados de la acción nefasta.
Pero no obstante de haber logrado echar a patadas al sacerdote y casi tener afuera a los ocupantes de la casa tomada, aun así continúan los extraños sucesos de violencia en contra de los habitantes de la cortada; que al decir de todos se los adjudican al flamante intendente Ferraro, un trepador inescrupuloso según opinión de expertos, que lo único que sabe es intimidar, quien también habría mandado asesinar al depuesto intendente García, además llevando adelante la atroz arremetida en contra de los parientes ya desaparecidos.
Entonces quedó que la calle Laprida donde estaba la casa de Salcedo ahora tiene un enrejado de dos metros de altura, que de no mediar desembocaría directamente en la avenida Díaz Vélez, que es de doble mano, por donde habría que doblar en un sentido o en otro, ya que la calle Laprida finaliza justo antes de cruzar la avenida, que vale aclarar enfrente tiene una cuadra entera de comercios. Pero aparte han hecho un espacio público, que sin alcanzar la categoría de ser una plaza igual la gente lleva a pasear sus mascotas y a pasar buenos momentos tomando mate en los bancos de madera.
Después Andrés Graciano volvió a tener una pesadilla, de que al sacerdote, devenido en actor de segunda, en una transacción le robaban todo su dinero, con el aditamento acuciante que sus hijas lo acompañaban al momento del atraco.
Pero no obstante de haber logrado echar al sacerdote y casi tener afuera a los ocupantes de la casa tomada, aun así continúan los extraños sucesos en contra de los habitantes de la cortada con reja.
A tal punto de gravedad llega la situación que Salcedo tiene pensado utilizar el capital en contratar sicarios para contrarrestar la arremetida.

Lo más increíble es que estos gobernantes de porquería sean patrocinados por el mismo pueblo, le dice al oído Salcedo al atónito Graciano; que no vuelve en si luego de la osada propuesta.
No soy el más indicado para decirlo pero a estos gobernantes hay que matarlos a todos, porque mejor no empezamos utilizando mis modestos pesitos para bajar de a uno a estos diablos. Tirarle piedras hasta que estallen en sangre.
Yo no tengo miedo ni la más mínima vergüenza de hundirles las crías en el agua; encastrarles las jetas como para hacer un molde, en el pavimento cuando está fresco.
Solo Dios sabe que nunca gasté neuronas en pensar esta barbaridades, solo hago lo mismo pero del otro lado.
Dale Graciano ayúdame a matarlos, a mi me asesinaron a mi querido hermano y a vos a tú amada hija ¿Que más se puede esperar? Cometieron el gran error de no matarme a mí. Una vez más te lo pido ayúdame, no tengas miedo que luego vayan a saber que fuimos nosotros, están tan preocupados en agarrar dinero que no podrán descubrir la verdad.
Querido amigo lo mal que andaré que estoy por dejar al teatro también, seguramente Dios me ha castigado por no tomar ni un día de descanso en esta noble disciplina de comediante.
Entiéndeme ya no encuentro motivos para seguir en esta vida siendo un cordero, si no es por medio de la venganza. Yo no soy un pollito mojado, ahora voy a hacer trinar la tierra de mi venganza. Ya lo verás me voy a vengar de mis represores y de su entorno, cortando su caudal de amarga energía, haciendo que la sangre les deje de circular. Voy a castigar a una parte de mi pueblo igual que hizo Moisés con el suyo.
Fíjate que ahora por medio de la reja también pasan drogas y vuelta a la carga con echarme la culpa a mí. Finalmente van a lograr que lo haga, vender droga digo, como para juntar más dinero para después eliminarlos y no descapitalizarme.
A los de la casa tomada los están por desalojar igual que a mí, demoliendo la vivienda quedando el terreno pelado como para construir una plaza con un busto de Faustino Sarmiento.
Pero para cuando lo hagan ya tengo apalabrado a un hombre de la Liga que se encargará de eliminar a los que les pida por encargo. Y luego de cada crimen haremos una cena con candelabros, como los del Kukus Clan, y muchas cosas atroces, esotéricas.

Una vez demolida la casa donde funcionaba la Liga por los derechos del hombre, pasó que Salcedo eligió su primera víctima. La nieta del nuevo intendente Aníbal Ferraro, una niña preciosa de tan solo cinco años.
Por su lado la familia Graciano completa está al tanto de los planes macabros, colaborando con el cura en todo lo que sea necesario, inclusive irán a participar de todas las ceremonias que Salcedo ha de realizar antes y después de consumada la acción.
De entrada para que no sospechen, el plan consiste en simular un asalto con desenlace fatal. Hasta que Salcedo lo determine toda la primera tanda de crímenes tendrá esa misma característica, con la intención de que ante tanta inseguridad pasen desapercibidos. Además de juntar dinero que nunca está demás. O sea que el sicario se esconderá detrás de un disfraz y en cada hecho simulará que se le ha escapado un disparo, bala perdida que impactará en la victima seleccionada.
En la primera tanda, con solo tres días de descanso, Salcedo se gastó la mitad del dinero por la venta de su casa, además de invertir en las ceremonias y macumbas con sacrificio de animales, Ariel el sicario, mató a cuarenta y ocho personas solamente en el primer mes de trabajo, incluida la pariente del intendente que fue la primera en morir de un disparo.
Los noticiero dan cuenta de lo que ocurre pero aun nadie sospecha nada. Evitan dar la nomina completa de los caídos del mes pues suena como recitar la guía telefónica.
Pero Salcedo, como prevención de que los descubran a todos, cambió el modo operandi y en la segunda tanda se decidió por cambiar de estrategia, en esta oportunidad inventado el personaje de un psicópata que elimina mujeres jóvenes y señoras, utilizando al propio Ariel, además de brindarle logística a cambio de conseguir un mejor precio.
Con ello pasaron a mejor vida, la secretaria del intendente, una enfermera con treinta años de servicio, y otras veinte personas más pertenecientes al círculo de los señores gobernantes.
A todo esto la gente de izquierda que usurpaba la vivienda de enfrente, que también fuera demolida sin miramientos ni contemplaciones, se la pasan, viven haciendo piquetes, marchas, reuniones, en el espacio público que dejó la superficie solo con una extensa reja y la estatua de Faustino Sarmiento, con sus asientos de Algarrobo a los lados, siempre ocupados con gente.
No obstante nadie en el país se da cuenta de la tremenda anomalía.
Después de la tercera tanda donde perecieron seiscientas diez personas, más un montón de heridos graves que aun continúan internados, en su mayoría niños y ancianos, envenenados por tomar agua de los tanques donde Ariel iba derramando un líquido letal, Salcedo decidió tomar un tiempo de descanso. Lapso donde reapareció el fantasma de la expropiación por parte del municipio, que aun continua gobernando Ferraro, pero ahora referida a la casa de los Gracianos, la única de la cortada que queda en pie.
Y días después, sin relación entre los casos, pues hasta la fecha no hay argentino que sospeche de algo turbio, misteriosamente la mujer junto con las hijas de Andrés Graciano desaparecieron definitivamente.
La realidad indica que estuvieron en la morgue mucho tiempo sin que nadie haga el necesario reclamo de los cadáveres por lo tanto terminaron en una fosa comunitaria.
Entonces Andrés Graciano no dudó en aceptar la oferta igual que lo hiso Salcedo en su momento, a cuenta de lo que irá a cobrar, sin pérdida de tiempo siguiendo los mismo pasos que su antecesor en cuanto a continuar eliminando gente, matando ciudadanos inocentes.
Por su parte Salcedo había formado pareja con la hija mayor de Andrés, con la aprobación de los padres estaban viviendo juntos en un pieza de servicio que queda en el fondo.
Al momento de la desaparición estaba embarazada de tres meses; ellas hubieron sido atropelladas por un camión que cruzó la luz en rojo más luego huyo sin dejar rastros.
Pero a pesar de tomar dominio público, por estar tan metidos en matar nunca se dieron por enterados de lo sucedido, por lo tanto todavía piensan que puedan estar con vida.
Actualmente la casa de Graciano está siendo ocupada por los hombres de la Liga, que en genial combinación decidieron usurparla, siendo que la suma de más muertes a la lista nacional fue haciendo perder terreno a los inescrupulosos gobernantes, que de a poco ceden dejando de dominar por la supremacía de mayor cantidad de votantes.
Cede el gobierno provincial pero el trío de asesinos redobla la apuesta.

Los que actualmente ocupan la vivienda en disputa son: Ricardo Balerio, el director de teatro, más Margarita su primera actriz, aquella que besara en los labios a Salcedo cuando era cura, ambos con parientes directos desaparecidos en la última dictadura militar; el asesino a sueldo Ariel, a quien también los militares la mataran a su madre, que es un empleado, pero que aparte trabaja en la Liga cuidando la propiedad las veinticuatro horas, supervisando la gente que circula, son los que habitan la casa de Graciano; y el propio Salcedo, por motivo de que su inseparable amigo, con el que de aprobarse la ley de matrimonio entre gente del mismo sexo se casarían como para protegerse, Andrés Graciano se alquiló un departamento para él solo, pero resulta que al no acreditarse el pago por estar la casa tomada entonces llegaron a un arreglo para que Ernesto viva por un tiempo allí hasta ver que pasa. O sea que se han dividido la vivienda en tres partes iguales, de dos habitaciones cada una compartiendo el resto de las cosas, una para Salcedo, y las dos restantes para la Liga por los derechos del hombre (la que vale aclarar nada tiene que ver con los asesinatos en masa) que a su vez le sede la tercera parte al propio Ariel. Aunque es muy probable que el lugar quede vacante pues Ariel de tanta gente que mató en los últimos tiempos, inclusive utilizando gases químicos en lugares de masiva concurrencia, ahora está por mudarse a un lugar propio. Además le han quedado debiendo una suma aproximada a los treinta mil dólares que no sería de extrañar que se termine quedando con la vivienda de la cortada.
Ernesto se ve tentado a retomar la carrera de actor, siendo seducido por el director con personajes a su medida, pero la razón de su vida a virado de tal manera que resulta imposible ser tan hipócrita. Por lo tanto se niega argumentando seguir siendo un religioso cuando en realidad solo le queda la antigua sotana.
Cuando en la casa hay conversaciones entre los habitantes, aunque afuera en la calle también las hay pues son muy comunes, por ejemplo entre el trío de asesinos y los funcionarios de la liga y sus allegados, gente seria con otro rumbo moral, estilo de vida, sobrevuelan todo tipo de ironías, y hasta a veces sorna, por parte de quienes han podido satisfacer la sed de venganza frente a los que llevan la daga clavada en el corazón.
Sin embargo el Gobierno del intendente Ferraro debió ceder sus aspiraciones ante la ocupación de la única casa que le queda por demoler, pero no obstantes los ocupantes esperan atentos próximas represalias a venir, a cada momento temiendo por sus vidas.
Pero el colmo mayor de los disparates se suscitó cuando en una de las charla Ricardo Balerio le propuso a Margarita, Salcedo y Ariel, que estaban tomando unos mates dulces en la entrada, acometer un atentado terrorista en la zona, como para frenar la evidente ofensiva a venir, y la muchacha apresurada acepto sin titubear, más los otros, terribles asesinos, como han decidido retirase del delito, ahora se hacen los santitos dando concejos de tolerancia. Aunque finalmente sin querer participar directamente dan por juramento no decir palabra a los de afuera, alentando a que no se frenen en las aspiraciones pues luego han de ser unos héroes.
Pero pasó que al otro día, antes de dicho atentado que sería en contra del propio Ferraro, Margarita fue atacada por la espalda justo cuando entraba a la casa, donde le dieron un tiro en la nuca cayendo muerta al instante.
Luego en son de protesta la velaron a la luz del barrio.
Pero después de enterrada, Balerio ayudado por su amigos logró secuestrar al intendente, teniéndolo encerrado por un largo día, donde lo buscaron por todo el país, más a cada rato de ese período le hacían lamer los pies por un perro para que ría a carcajadas hasta quedar ahogado al borde de la agonía, más luego lo tiraron muerto al costado de la ruta simulando haber estado con prostitutas.

Se desató una guerra de pizarrón. El binomio Salcedo-Graciano, que también tienen parientes desaparecidos lo que despierta cierta duda, agitan induciendo a la gente de izquierda de la Liga a atacar al enemigo.
El nuevo intendente Calderón no se diferencia mucho de los anteriores puesto que todos salen de la misma zafra.
Pero la gente de la Liga consiente espera que aparezca un salvador, un guía, ya que los postulados no generan la suficiente confianza.
Faltaría que los muertos se levanten nuevamente para venir a matar ciudadanos involucrados con los gobernantes.
Digamos que ésta democracia es un verdadero fraude, en nada se diferencia con la pasada dictadura militar, solamente que hoy por hoy tenemos que ir a votar en una caja llamada urna.
En la Liga hay una importante movida de gente joven, nietos de desaparecidos, lugar donde veteranos y novatos todos sin excepción opinan lo mismo de la situación por la que atraviesan que sin duda es en extremo delicada; aunque los habitantes alojados en la casa han asumido un liderazgo natural que verdaderamente incide en las decisiones, o quizá por la misma acción carismática que ellos ejercen sobre los visitantes lo que hace invalorable su aporte, inclusive la bondad de ofrecer la vivienda para la causa de los desaparecidos a cambio de nada, eso si que otorga crédito a sus sugerencias, además dando sus vidas para enfrentar al opresor de turno lo que los convierte en verdaderos caudillos; pero no obstante los de la Liga permanente por los derechos del hombre arrastran enormes prejuicios pues aquellos son gente sin pasado ideológico, hombres mansos pero con aires de estar pervertidos.
Y aunque que no transcienda al exterior, se hace imposible callar lo que se siente, no compartiendo las ideas que emergen en las reuniones con la firme presencia del que no pertenece completamente al núcleo, provocando que a la larga todo se sepa, en estas instancias por demás difíciles haciéndose arriesgado intercambiar pensamientos y secretos entre las partes fatalmente desunidas. Inclusive, ya unidos por la confianza, los de la Liga, pensando que todavía tiene la plata correspondiente por la expropiación de su casa, le solicitaron un préstamo a Salcedo, quien se negó rotundamente argumento que luego de abandonar el celibato, se confiesa haber gastado la plata con las prostitutas.
Lentamente en las reuniones, que con tantísimo tino genuino se llevan a cabo en el más absoluto y profano hermetismo, en el Liga fue ganando la idea de que tienen el deber de cómo sea frenar la feroz ofensiva del aparato gubernamental, que desde luego somete al pueblo por medio de métodos violentos como nunca se ha visto antes. Que sería enfrentarlos con valor ciudadano, que por el solo hecho de pertenecer al bando de los débiles indefenso de seguro han de ser denominados como simples terroristas, pero que como sea pronto se ha de develar la verdad con los nombres de los culpables, existiendo a partir de lo sucedido la enorme posibilidad de que se desate una guerra civil.
Pero si bien el orgullo no tiene un volumen real ni es plausible de ser pesado en una balanza cual panes, es generalizada la idea de que el aparato gubernamental hace vapulear la moral pues lo que pretende lograr es provocar una lógica reacción violenta para luego exterminar con una escusa cualquiera, perfecta.
La luz desarticulada impregna la imagen del conjunto de una especie de patriotismo ilustrado, ya no abundan las sonrisas como ayer, ahora en el sitio hay armas desplegadas, gente que se va mutando en un ejército, se trasluce preocupación pues todo lo que viene es puro extremismo, muy arriesgada la misión que han decidido, subversiva, no tanto por la realización sino por las futuras consecuencias.
Dos suicidas se irán a inmolar en un mismo shopping haciendo detonar dos bombas de alto poder destructivo.
En un momento determinado de la reunión, por cierto de mucha tensión, le sugirieron al cura y al dueño de la casa si no desean aprovechar la ocasión como para vengar la muerte de sus seres amados anotándose como voluntarios. A lo que Salcedo contestó con un rotundo no gracias, como respondiendo por los dos.

Finalmente el atentado en el Shopping se perpetró y los culpables fueron identificados como miembros de la Liga.
Posó tranquila la noche pero al comienzo del amanecer de ese mismo día ya hay apostados soldados pertenecientes al ejercito nacional.
De lo particular a lo general se fue colmando la cortada de militares fuertemente armados como para liquidar al enemigo.
En la casa se vive una muy tensa situación, pues hay veinte miembros de la Liga también armados pero en menor medida que el oponente.
A esta altura las autoridades consideran que el cura Ernesto Salcedo es un rehén de la organización, al igual que el dueño de la casa, solicitando por megáfonos que por favor se los libere.
Pero en seguida como para estirar el tiempo, en espera de una columna en concreto de activistas que vienen marchando, la respuesta que se dio de forma improvisada fue afirmativa en cuanto a que si son prisioneros, inclusive sentenciados a muerte si no obedecen la requisitoria, solicitando que se hagan eco de la extorsión puesto que nadie debe ser juzgado sin juicio previo; a menos que sea en pos de un sacrificio como en este caso, ya que les asiste el derecho de defender sus vidas como sea. Que en definitivas será el gobierno el culpable por la muerte del religioso y su compañero.
Cuando de pronto por la avenida Díaz Vélez, como salidos de un tubo, aparece una columna de manifestantes portando carteles a favor de los hombres de la Liga, de la izquierda nacional, y muchos de ellos portan palos de metal y llevan sus rostros cubiertos con pañuelos.
De común acuerdo, ataron a un poste de luz a Salcedo y Graciano como para usarlos de escudo humano; mientras Ariel contempla la escena por la televisión en un hotel cinco estrellas.

Hay una cruel batalla donde están muriendo gran cantidad de militantes de izquierda, quienes de entrada nomás arrancaron las rejas he hicieron unas lanzas para aquellos que no tuvieran más que garrote, siendo que del lado del ejercito nacional al cabo de cuatro horas de enfrentamiento solo perecieron tres soldados que de entrada intentaron mantener sus posiciones mientras la columna arremetió impertérrita.
Mientras que Salcedo y Graciano permanecen atados a la estructura del alumbrado.
Hay cadáveres por todos lados haciendo recordar antiguas guerras del Medioevo; solo que en esta algunos están incinerados por un lanza cohetes solamente que en esa época no había.
El director de teatro Ricardo Balerio fue alcanzado por unas balas de artillería quedando por algunos minutos en franca agonía, cuando de pronto se pudo arrastrar hacia el lugar donde estaba el antiguo escenario, justo en el centro de la calle Laprida delante de la desaparecida vivienda de Salcedo, dejando allí sus últimos estertores en forma de poesía frente a la mirada atónita de sus compañeros.
En medio de la guerra campal un llamado dio cuenta que Ariel habría sido estrangulado en la bañadera de un jacuzzi. De todos modos pese a la escasa cantidad de armamento pesado la casa quedó cual queso.
Mientras tanto Dios se hace un café tomando la casa de Graciano cual pisca de azúcar del recipiente, la que va dejando su color sobre el negro del torrado.
Y después volvió la noche donde las partes aun mantienen las posiciones, pero al otro día salieron por la puerta de brazos levantados algunos pocos hombres que quedaron con vida.
Pero como consecuencia los de la Liga ahora pueden difundir su verdad y en su gran mayoría la gente piensan que tienen muchas razones en luchar de esa manera puesto que esta democracia es una verdadera tiranía.
Problemática que se empieza ha debatir en el mundo ya que la democracia aunque nazca de una idea sobre la perfección no es un sistema perfecto.
En resumidas cuentas, al desintegrarse la Liga en forma regional, la casa volvió a manos de Andrés Graciano, y como la amistad que tienen con Salcedo es un bloque compacto, ellos quedaron viviendo allí, inclusive la casa en breve será restaurada a nuevo con subvención del estado.
En cuanto al resto del lugar, hoy es una plaza llena de recordaciones, del día donde estalló la rebelión.

Entonces Dios, espantado, al ver desde la óptica del cielo lo que ocurre de malo en la calle cortada, decidió instalarse aquí con forma de indigente que merodea la zona, sin ningunas intenciones de pasar por superhéroe que renace de la miseria humana acaparando la atención, sino por el contrario, permanecer como uno más que sabe aguantar el dolor de una vida tan desposeída que le tocara cual destino de los sin vida.
Un friso de animales exóticos suspendidos del aire acompaña la venida de este hombre singular, que camina como pateando basura en un basural, con la intención de caer desplomado en la zona no pudiendo seguir la marcha.
Sus ojos son celeste y su cabello ondulado del color del alazán rojizo. Pero su cuerpo está sucio como el de un animal sin cuidado. Ni el sabe la edad que tiene pero aparente cincuenta años o un poco más.
Mientras tanto Salcedo riega en la entrada el poco pasto que tanto adora, intranquilo por la llegada de este hombre que anda como descompuesto.
Salcedo al instante pensó en decir lo que piensa y no callarse nada, porque se ve venir con claridad una situación difícil.
-Acá es un lugar para que familiares de los chicos caídos en la rebelión del doce de Mayo vengan a rezar. No va a poder quedarse, busque otro espacio, acá hace poco hubo una guerra, ahora es como un cementerio, si no tiene ningún pariente muerto mejor siga su camino. Dice Salcedo a los gritos mientras tanto Dios no le responde y por su parte se sienta al costado de una placa que porta una foto que recuerda a un caído.
Entonces el cura, porque aun se viste con la sotana, abandonó la tarea olvidando la manguera con la canilla abierta y dirigiéndose hacia el lugar donde descansa el forastero lo volvió a increpar.

La cuestión que en poco tiempo nuestro Señor armó un puesto de flores naturales y artificiales, y hasta la fecha nadie lo ha querido echar; pero también vende velas y objetos religiosos. Quedándose a vivir en la cortada dentro del puesto de chapa.
Pero además como el pueblo siempre se encarga de homenajear la historia se montó un pequeño escenario donde por ahora tocan bandas de rock.
-¡Oiga don Ismael ¿Sabe? usted me cae muy simpático! Sin nada ha podido frenar al tirano. Estoy muy contento de que esté acampando aquí ¿Sabe? donde está parado ahora estaba mi casa. Ellos quieren abrir la calle dando salida al otro lado y son capaces de hacer cualquier cosa con tal de lograrlo. Mi director de teatro fue muerto en ese mismo lugar. También una amiga. Y una mujer que tuve, sus hermanas, la madre, también mi querido hermano. Frente a los ojos un desfilar incesante de cadáveres de seres queridos. Gracias a que tomó conocimiento el mundo entero tienen que disimular, pero no se descuide ni un instante porque en cualquier momento arremeten con la violencia.
Salcedo arto de ser otro, se decidió por dejar la sotana y vestirse con la ropa prestada de su amigo, que es una vestimenta informal, deportiva, aunque también tiene unos trajes a medida que les sede sin inconvenientes. Y cuanto antes buscarse una novia como para los dos, ya que Andrés es muy quedado, piensa que difícilmente vaya a conseguir una mujer que lo aguante.
Aunque suene tirante Salcedo hoy más que nunca tiene necesidad de tener hijos y formar un hogar. Y tal vez también opine que Andrés debería hacer lo mismo. Pero la cortada se ha tornado en un lugar muy místico, sagrado.
Aunque la gente lo sigue identificando como un sacerdote, les resulta arto chocante verlo conversar con una dama en son de enganche, siempre se la pasa aclarando que para que no piensen que son homosexuales que le está buscando novia al amigo.
Pero de todos modos la casa vista de lejos parece una iglesia, cuando Ernesto se viste de traje negro y camisa blanca, con el botón del cuello abrochado, la gente igual se persigna al pasar justo antes de entrar al parque.
El hecho de que la única casa que sobrevivió esté acompañada de un parque donde hay un santuario con ochenta placas y unas rejas verdes sobre el pasto la hace importante cual casa de gobierno.
Además de tener a Ismael muy instalado; un hombre por demás carismático quien en sus profecías dice ser Jehová, y que tiene el poder de fabricar seres vivos; asegurando que si lo quisiera podría hacer aparecer réplicas de los muertos, en cuanto que serán personas que con muchas similitudes, que luego de fabricadas se presentaran ante sus solicitantes, quienes luego se tendrán que hacer cargo de la mantención.

Entonces Salcedo se anotó para ser el primero en poner a prueba las virtudes de Ismael, con total convencimiento pidiendo una mujer que acepte amar a dos amigos, negándose a probar con su hermano puesto que fue un hombre único que no valdría la pena invocar. Pero una mujer que pueda amar a dos hombres al mismo tiempo sí, sin dejar de recordar que ellos perdieron todo contra el opresor, no deseando volver atrás sino más bien continuar hacia adelante.
Así fue que el mismo Ismael hiso tambalear al mundo haciendo venir a una mujer hermosa, que primero se sentó en un banco, más después cuando Ernesto envió a Andrés a querer conquistarla ella aceptó de buena gana una invitación a conversar.
Con lo cual todos opinan que es la mujer que Ismael envió.
No tardando ni una semana en entrar la cosa en estado de romance, pero siempre considerando la amistad de Salcedo como algo muy especial.
Después, a la semana siguiente, una madre que perdió a sus dos hijos y a una hija adulta en el gran enfrentamiento, fue la beneficiada para continuar con la prueba por consenso de los responsables, quienes la eligieron para así continuar con la prueba desde un lugar más exigente.
Entonces Ismael predijo que pronto vendrán tres personas con las mismas características a quedarse a vivir con María.
Y así fue que arribaron a la plaza tres hermanos, perdidos, bastante confundidos casi sin recordar sus nombres, y María los estaba esperando muy emocionada, junto con otra gran cantidad de responsables que están espiando desde la casa, inclusive filmando para guardar testimonio.
Hijos nuevos que recogió con tanto amor y a los que les inculca a partir de una información en concordancia con el pasado.
Y hay otra madre más, de numerosa familia, que también perdió a su hijo más adorado. Venerado por lo linda persona que era, donde tenía depositadas las mejores esperanzas, de gracias a él poder ver un mañana mejor; quien viniera el día de la rebelión a la cortada, algo confundido pues no sabía bien de que se trataba lo que estaba sucediendo, con un primo venido del campo, de visita. Que a su vez trajeron a pasear a un tercero que nada que ver con la política, un vecino casi como de la familia, hijo único, adorado por sus padres hasta el límite de lo insospechable.
Bueno, a ellos también hiso venir del cielo, luego de que hubieron dejado de existir en la plaza el día del enfrentamiento entre hombres de la Liga, que luchan en contra de un opresión violenta propiciada por los propios gobernantes en tiempo de democracia.
Entonces ahora ocurre, pues sus diferentes padres así se lo han inculcado, que toda esa crianza que Ismael hiso aparecer, cada tantos días lo vienen a visitar a la cortada, donde se quedan haciendo tertulia durante algunas horas. Cuestión por la que indefectiblemente se han entrelazados los afectos como en las trenzas los cabellos.
Ahora Ismael no solamente perdió la condición de vivir en la pobreza sino también el miedo a la soledad existencial.
Pero Dios igualmente sueña que las calles que conforman la cortada se mueven y se contraen sus partes, de manera automática, desde el parque hasta la casa, haciendo que el pavimento hable diciendo que aquí hubo muchos muertos, que tenga sumo cuidado pues si se lo proponen pueden hacer muchos daño extra. Terribles pesadillas que no es otro fenomeno que el mismo pensar, porque el soñar es un pensamiento en estado de protagonismo, que luego en la realidad es la forma más evidente de que existe otra dimensión más; que no es otra que la fuente del saber.
Y luego siguió soñando Ismael que ahora está feliz de estar rodeado de hijos pues siempre esa fue la máxima aspiración, pero ingenuamente en el sueño no advierte que no todos los que se acercan a la cortada son sus amigos. Que enseguida unos locos con ametralladoras matan a todas sus réplicas, enviadas como para contra restar la tremenda injusticia de tener que padecer la pérdida del ser amado y al tirano agazapado en el propio Edén. Pero estos sueños que a menudo tiene lo hacen preocupar demasiado y si bien puede hacer lo que quiera cuando se le antoje para nada logra cambiar o impedir las cosas que suceden en esta realidad. Entonces Ismael mandó suspender las reuniones, que sus amigos dejen de visitarlo en la cortada, que solamente quedé corriendo riesgos la muchacha que vive con Graciano.
Más ahora tiene una clara visión, de un fuerte pantallazo de luz interior, que un océano de agua salada corre frente a la cortada, donde unos piratas enviados por el intendente Calderón navegando en una calavera antigua la secuestran a Sabrina para luego hacerla sucumbir. Pero bueno como venía diciendo ella se llama Sabrina Mandel.
Más después, por desavenencia, volvieron las pesadillas donde tuvo más visiones espantosas, porque hubo puesto un árbol de enormes dimensiones al costado de la casa, donde sus amigos, desoyendo los consejos de Ismael, comieron de sus frutos prohibidos para luego ser devorados por viles víboras serpientes. Sabiendo perfectamente que esos miedos se corresponden con que existe una mano negra, como todos aseguran que desea desalojar a los moradores para ensanchar la calle dando curso al viejo proyecto de conectarla con la avenida Díaz Vélez, cueste lo que cueste, salga lo que salga, muera quien tenga que morir. Pero lo que cuenta es que por ahora están bien.
De estos seres, que son como ángeles que Dios trajo para proteger al desposeído, saldando una parte de la cuenta por la vergüenza que siente al ver como masacran al pueblo, hay dos hermanos que lograron seducir fuertemente a Sabrina, quien escapa de la casa ante la mirada impotente de Ismael para encontrarse con ellos.
Sus nombres son Luciano y Guido. Lo que generó un susto tremendo porque Andrés Graciano pensó que hombres de Calderón la habrían secuestrado.
Cuando en realidad al final se descubre que efectivamente hay cierta atracción sentimental y que su novia se hubo retirado furtivamente.
No obstante Luciano y Guido se apersonaron para así enfrentar al novio y defender el honor de la muchacha, puesto que nada malo han hecho sino divertirse sanamente como buenos amigos.
Cuando de pronto pasa un auto negro por la calle Laprida tirando unos panfletos con una leyenda que dice: Los de la rebelión del día tal y tal son unos bandidos.
Cuando Sabrina regresó Andrés hiso una especie de reunión en el propio puesto de santería de Ismael, frente a Guido y su hermano, autorizándola a ser todo lo libre que desee, pero a su vez previniéndola, igual que a los muchachos, de los peligros existentes. Como evidencia les hizo notar, que han puesto unos semáforos con flechita acostados en la vereda de la avenida Díaz Vélez, que por favor piensen que por algo malo debe ser, que por su lado del pánico que siente está destrozado de los nervios; mientras tanto desde la casa Ernesto hace saber de aquellos panfletos.
El viejo Ismael está muy sorprendido, del destino que le ha tocado hasta recién, como si Jehová se hubiera olvidado de lo sensible que es. Por qué primero la pobreza pero ahora peor, la posibilidad de sufrir viendo desaparecer a los seres más queridos.
El amor que siente por esa gente que él denomina como réplicas es muy grande, que justo aparecieron cuando el predijo las visiones que lo asecharon. Pero atención pues es un hombre muy bueno que jamás se le ocurre pensar en salir a matar por venganza, prefiere estar atento a lo que sucederá.
Aparte de Guido y Luciano, está Estela Laura Moreno también, que son tres hermanos espejo de sus antecesores muertos en la rebelión, los seres masacrados que ellos mismos cual vampiros absorbieron de la atmósfera.
Y como para estar cerca del recuerdo de los caídos, todos juntos hicieron un guisado en el panteón del santuario, es invierno y en la calle hace frío, de su aliento se desprende el vapor de los pulmones, sospechan que pronto habrá otro ataque por parte del poder.

Andrés está siendo muy benevolente con las escapadas de Sabrina, no solo no siente celos de su accionar sino que además le permite que haga lo que se le antoje en gana; hasta tiene pensado traerse a los hermanos Moreno a convivir con nosotros.
Hoy no sería la primera vez que se quedan a dormir. Creo que Andrés tiene en sus planes que nos mudemos a un departamento dejando a Sabrina en la casa con los muchachos, sentimentalmente hablando pareciera que se ha dado por vencido y como sea deseando ayudar a la muchacha a tener un futuro mejor; aun no sale airoso del trance por la pérdida de su familia completa, no se siente nada bien siendo un galán, después de todo los tres son ángeles venidos del cielo, que tienen en común que no se adaptan fácilmente a nuestra vapuleada realidad.
Cuando de pronto siento un olor nauseabundo y pongo el grito en el cielo dando giros por la casa alertando de un atentado con bacterias.
Pero me dicen que ha sido algo muy selecto que se le escapó del culo a Guido; ante la carrera hacia el exterior del resto los habitantes. Sin quererlo quedamos reunidos con Ismael en el puesto, comprando incienso como para poder regresar.

Yo me Llamo Sabrina Mandel, me siento muy feliz de vivir con ustedes, de salir a la calle y encontrarme con don Ismael por ejemplo, saber que las madres de los muertos me quieren como a una hija.
Pero ocurre que siendo que soy la novia del dueño del lugar, me he enamorado de dos hombres, que aparte son sus amigos, que a su vez son mis hermanos.

No te hagas problema por mi Sabrina. Vos vas a seguir estando en mi casa con Guido y Luciano, nosotros nos mudaremos a un departamento. No te hagas más ningún problema.

Entonces fue que Ernesto muy intrigado tomó del brazo a su amigo y compinche Graciano haciendo una pausa en la reunión como hacen los técnicos en el deporte del básquet solicitando un minuto de permiso para conversar de asuntos privados.
Y así fue que rápidamente tomaron camino en dirección opuesta al quiosco, donde está la reja cortando el paso con la avenida Díaz Vélez.
Ernesto mientras habla y camina va tocando cada barrote con el dedo índice de su mano izquierda como haciendo sonar las cuerdas de un contrabajo, muy preocupado insiste en saber que se trae su amigo bajo el poncho que deja estar a su mujer con otros ¿Por qué la rifa si es algo tan necesario?
Para lo cual en unas pocas palabras Andrés le ofreció un adelanto: Aun en la más ingrata adversidad cabe siempre alentar a los hijos a que sean grandes señores pero que a su vez se hallen transgresores pudiendo dominar la total geografía.
Al regresar al puesto, donde continúan reunidos Ismael con los muchachos, Andrés soltando la voz sin llegar a gritar, muy emocionado por el anterior momento vivido, propuso hacer una cena o bien llamar al delibery solicitando unas ricas empanadas. Pero al estar tan estrellada la noche, aunque algo asustados por temor a una represalia, decidieron improvisar un piknic allí mismo.
No pasaron quince minutos de espera, donde conversaron superficialmente de muchos temas diferentes, cuando la moto con las empanadas se detuvo frente a la entrada de la casa, previo ir parando en cada vivienda de la calle Laprida preguntando de donde proviene el pedido.
Sabrina está que va y que viene llevando algunos vasos, demás untencillos de cocina, cuando de repente se topó con el joven encargado del reparto, más de inmediato, previo dejar las cosas en el suelo, tomó el pedido como para aprovechar el viaje.
Pero enseguida, antes de recoger las cosas y continuar hacia la santería, es alcanzada por la mano del repartidor, quien estimando que le quieren robar el pedido, la sujeta fuertemente de la colita que tiene hecha en los cabellos.
Adonde vas corazón si todavía no son tuyas, dice el muchacho que entrega el pedido por las tres docenas de empanadas.
Cuando al instante Guido y Luciano se abalanzaron sobre él repartidor y cual policías en un arresto lo redujeron poniéndolo boca abajo.
Aunque felizmente el mal entendido se aclaró sin pasar a mayores.
Cerca de los postres, Ernesto y Andrés a raíz de la nueva ley de matrimonio que está a punto de sancionarse, que a su vez permite la unión civil de personas del mismo sexo, anuncian que muy pronto se irán a casar, porque la amistad que los une es tan inmensa que ahora necesita de una confirmación más para poder explayarse como corresponde; aunque suene decepcionante, aclarando que no desean de ninguna manera mantener sexo entre ellos, que con ayuda de las manos se las han de arreglar, que luego de perder a sus respectivas familias por nada quieren volver a ser los mismos de antes.
En cambio Sabrina, Guido y Luciano, por fin confiesan que desde hace meses forman un trío amoroso, que además son muy felices, deseando continuar así de cara al futuro.
Entonces Ismael mientras mastica una empanada de acelga con queso toda machucada, les da concejos para que sean inteligentes y sepan disimular, que mejor uno de los dos sea el amante oficial, mientras que el otro pase por amigo de la pareja.
Así es que Luciano inmediatamente toma la decisión de hacerse pasar por mariquita y comienza a actuar en concordancia en medio de la reunión.
Luego mantuvieron una conversación donde analizaron la situación de la inseguridad por la que atraviesan, preguntándose hasta que punto lo que perciben no es una paranoia colectiva, que hay de cierto en que existe una mano negra que intenta destruirlos.
A si mismo intentaron trazar parámetros de verdad en cuanto a que hay de cierto que son gentes venida del cielo como para socorrerlos, momento de suma crispación para los nervios, puesto que ellos dan por sentado que si, pero también para que negarlo, al respecto tienen algunas dudas de estar dementes o simplemente alucinando, ya que la propia existencia como un viento abrazador pone la memoria intemperante que luego los va poniendo en lugar de suma discrepancia.
Cuando de pronto ven acercarse un misil de gran porte, más luego de salirle alas de avión en las espaldas y fuerza motriz por las correspondientes turbinas en movimiento Guido y Luciano detienen la explosión a tiempo, sumado a que mágicamente redujeron el tamaño del artefacto a un mínimo de volumen equivalente a una granada.
Una vez producido el milagro y vuelto todo a la normalidad, Ernesto como queriendo adivinar el trayecto, le solicita a Guido ir a poner el explosivo en la municipalidad que es de donde provino el disparo; encontrándose con la respuesta de que son enviados del cielo, que de ninguna manera pueden matar personas inocentes.
A lo cual el ex-cura devenido en hombre a punto de contraer matrimonio con un mortal insignificante le respondió, que estas fieras son todos merecedores del peor de los castigos. Suplicando que le deje conservar la granada en su casa.
Encontrándose con la nueva sorpresa que Luciano haciéndose el mariquita descompuesto hizo explotar la granada en su panza para después ofrecer un eructo con llama incluida.
Al cabo de apenas unos minutos de arrojado el misil el intendente Calderón se apersonó en la cortada, arriba de una limusina, para conocer que hubo pasado que no estalló el artefacto como era de esperar, con lo cual quedó más que confirmado quien es el verdadero hacedor de las acciones de vandalismo.
Cuando todo volvió a la normalidad quedaron de vueltas comiendo empanadas, pero cabe destacar que el tema a conversar tiene que ver con que ese maldito poder que ejerce está mano negra oficializada, no sería raro pensar que seguro tienen un plan be esperando en la recámara que pronto irán a ejecutar, para lo cual lo mejor será resguardarse.
Pero entonces ¿Pero por qué temer con tanto poder de su lado? Porque la muerte está a la vuelta de la esquina es la respuesta.
Hay un estado de alerta permanente Ismael propone hacer una ronda tomados de las manos como para vencer el pánico y comenzar a girar lentamente para así apaciguar el mal que los aqueja. Cuando de pronto la magia retorno a la escena, y se volvieron las alas, alas con turbinas, más la ronda comenzó a girar tomando leve altura del nivel del piso.
Por favor tengan a bien tranquilizarse, continuó diciendo Ismael, como sea que se presente la cosa vivamos tranquilos.
Ni aun borracho seria capas de tambalear, agregó Ernesto Salcedo al telón cayendo que ofrece la noche.

La replica de aquel muchacho que viniera de visita, el dia de la revuelta, junto con el vecino que murió calcinado por un cohete, que es el vástago del campo que arrimó la numerosa familia conocida en el barrio, golpeó la puerta invisible que separa al mundo de la cortada, con su umbral imaginario, llegando de visita con ávida presencia de ser atendido cual embajador. También haciendo desplegar sus alas con motores de alto poder de dar vueltas, indicado como para generar la debida propulsión.
Meses después, justo cuando se festeja el bicentenario de la liberación americana, propiciaron en ese día, en cual arrojaron aquel descarado misil, como un día de recordatorio, aquel día de las empanadas, en el que tanto sufrieron al verse nuevamente sus vidas en peligro, y entonces Ismael inventó para la ocasión donde ahora se reúnen todos nuevamente, en esta ceremonia sagrada íntima donde hacen otra vez la unión por medio de la comunión de estar juntos, por la ocasión que volvieron a reunirse para saber que están vivos, para evaluar el curso de los acontecimientos; Ismael propició una receta gloriosa de cocina como para registrar de antemano en lo concerniente a la propiedad intelectual, además con el propio motivo de las tapas de empanadas, que dicho sea como corresponde siempre será el menú elegido para ese gran día, y que seguramente en el futuro más cercano se harán eco los puestos callejeros, consistente en: Dos tapas de masa de empanada, con un trozo de carne cortada como para milanesa en el medio y luego adosado lindos condimentos de consistencia liviana, más luego a golpear con un martillo la carne, grande de madera del tamaño de las tapas, como queriendo unirlas fuertemente como para hacer fideos rellenos. Lo mismo con otros diferentes rellenos, como por ejemplo calamares, choclo, carne de ave.

Mi nombre es Fernando Balestrini, si hay alguien en la vida con el que tengo cero mala leche es con Jehová, soy una de las réplicas venidas por encargo, en honor proferido de Dios correspondiente del muchacho de la familia numerosa, quien junto con su primo y un vecino encontraran la muerte en el trágico día de la revuelta, en este mismo sitio.
Hoy mis alas están fundidas por los nervios que sufro, que en cima las pobres aparecen y desaparecen como estrellas que se están apagando, soy un ángel en el cuerpo de un hombre común bien parecido, que aparte vengo a avisar de una noticia aterradora de algo malo que está sucediendo, que unos hombres han capturado a la propia Estela Laura Moreno, la hermana de los que actualmente viven en la cortada junto con la otra ángel llamada Sabrina Mandel, ellas también venida del cielo.
Me encuentro con la siguiente situación, que mis compañeros de ruta están cocinando unas especies de empanadas, formadas con dos tapas de masa con una delgada lonja de carne vacuna cruda en el medio previamente sazonada con cebolla cruda y la carne estirada a los martillazos, en el puesto de flores que tiene don Ismael en la calle, bajo los influjos de una noche estrellada sin luna, dentro de un horno que funciona a papel de diarios y hojarasca.
Hay un solo Dios pero no obstante somos muchos los ángeles que lo sabemos rodear, solemos acompañar en total permanencia, a tiempo completo, a la espera de una orden salida de sus palabras sagradas, o sea que si en nuestro accionar nos equivocamos de algún modo también él se equivoca.
Somos por lo general pertenecientes a una zona geográfica determinada con relación al planeta al que nos debemos, con el idioma incorporado de la región, con la cultura del lugar adosada.
En esta oportunidad cumplimos la función de reemplazar a gente asesinada por un poder perverso que actualmente gobierna el país, como para disminuir, apaciguar, un tanto el dolor que han impuesto.
Lamento tener que interrumpir la sabrosa comilona en la propia vereda frente al puesto con tamaña desagradable sorpresa, pero urge tomar medidas contundentes como para si se puede rescatar a nuestra compañera a su debido tiempo.
Pero luego de haber contado lo sucedido nos abrazamos desesperados a llorar todos juntos, bien conocemos del salvajismo que ejercen estos represores que no sería de extrañar que ya no tenga vida.
En estos momentos a parte del ángel Guido, y del ángel Luciano, están el ángel Sabrina Mandel hecha por encargo, inseparables, junto con Ismael que es Dios en persona, solo que una simple réplica que desde luego vale mucho menos que su totalidad, y además Andrés Graciano dueño de la casa y su inseparable amigo Ernesto Salcedo, hombres estos de carne y huesos, los cuales en breve irán a contraer matrimonio.
Así fue que hicimos un llamado a la Liga permanente para que nos ayuden a encontrar a Estela Laura Moreno, ellos son expertos en este tipo de casos y nadie mejor para ayudarnos a revelar la verdad.
Cuando de pronto, mientras a pesar de la tristeza deglutimos el sabroso pan relleno, se hace presente la propia damnificada, que arribó caminando, tambaleante, prácticamente herida como para en pocas horas empezar a vestirse de muerte. Quien enseguida nos informó que estuvo cautiva en el municipio donde la torturaron fuertemente.
Finalmente Estela a los pocos minutos pereció en los brazos de Ismael, para enseguida transformarse en una imagen tridimensional que a la vez se desintegra con cualquier luz que pasa.
El intendente Calderón en persona hace su entrada en la cortada. Y como nadie logra ni siquiera dormitar, más aun estamos llorando la perdida frente al puesto donde hay encendidas velas de todos los colores, lo recibimos de mala manera, sin vueltas directamente acusándolo de la desaparición de Estela Laura.
Sabiendo donde estuvo secuestrada pero sin decirlo no dudé en escupirle la cara acusándolo de asesino.
Más el desgraciado extrajo de adentro de la limusina un par de alas que se colocó en la espalda, diciendo que sería imposible pues es un angelito bueno.
No todos los ángeles son buenos, pero los malos como usted son solo una vulgar sombra distorsionada de lo que existe, de lo que merece destacarse con el gozo, porque la vendita luz es la fuente principal de la vida, en cambio la sombra es un tropezar con lo verdadero, dije exaltado a los pies del intendente.
Con Calderón se encuentran sus dos custodios que permanecen a los pies del rodado.
Aun es de noche, el intendente avanza hacia mí y pregunta quien soy. Le contesto que nadie, que no soy nadie, que mejor hable con Andrés o con Ernesto si es que no quiere recibir otro escupitajo. Entonces se dirigió al puesto a hablar con Ismael diciendo que no puede seguir viviendo allí, que si no se retira inmediatamente hará venir a la topadora para que arrase con todo, reprochando con energía el hecho de que estén cocinando en la plaza.
A la vez que mira fijo clavando los ojos en Andrés.
Para mi sorpresa Calderón hace una seria advertencia de que estarían pervirtiendo sexualmente a Sabrina.
Cuestión extra que hace enfurecer a Ernesto quien se abalanza con todo el peso del cuerpo, más portando un cuchillo de cocina con punta filosa.
Pero es detenido por el propio Andrés, que por hoy no desea más problemas, aunque no obstante Ernesto arremete sobre el intendente acusándolos de dictadores asesinos refiriéndose a todos los gobernantes de esta falsa democracia.
Guido y Luciano amagan regresar a la casa pero se quedan mirando desde la entrada.
Mientras Sabrina, molesta por los dichos del magistrado, inicia la denuncia por la desaparición de Estela.
Todos están llorando pero fingen tener una actitud preocupada, han captado la frecuencia de Sabrina quien amenaza hacerlo culpable.
Por su parte el intendente hace el reproche por la forma de las empanadas que no se corresponden con los festejos del bicentenario de la independencia, groseramente agregando como para defenderse y contraatacar, que así debe tener la concha la que lo acusa si es que toda la barra la atiende como en el barrio se comenta.
La cuestión es que empezamos a hablar claro, más Calderón ya diciendo que nos van a matar a todos, que de esta noche que aun no termina, por nada han de pasar nuestros destinos, que no vamos a salir con vida.
Entonces, Guido y Luciano Moreno, Sabrina Mandel, y yo, comenzamos a temblar de miedo, ellos se dirigieron rápidamente a la habitación a empacar la ropa de Sabrina. Yo en cambio me quedo esperando que regresen, para después huir antes que nos maten.
Me quedo siendo testigo de lo que hacen Salcedo y Graciano para amedrentar al intendente, mientras Ismael amaga retirar las cosas.
Sabrina con los bolsos en las manos a medio terminar regresó a la calle a pedir por su vida, ayudada de sus amigos, mientras Ismael intenta persuadir al intendente que deponga la actitud amenazante. Por mi parte sigo temblando como una hojita.
Antes había muchos reyes, pero ahora hay unos pocos, dijo Calderón a los presentes, por ejemplo el que les habla que nunca dejará de gobernar. Miren muchachos acá tenemos que hablar claro, ustedes se tienen mentalizar bien en que se tienen que ir cuanto antes, nosotros tenemos el proyecto de unir Laprida con la avenida Díaz Vélez que no lo podemos seguir postergando. Perfectamente sabemos que ustedes son capaces de cualquier cosa con tal de no ceder el lugar, pero vayan poniendo la casa en venta por que si no lo hacen les aseguro que algo muy malo les irá a suceder. Esta plaza dedicada a los muertos tiene que terminar, aquí debe funcionar un espacio público abierto pues es un lugar peligroso, tiene que ser un lugar de tránsito donde la gente este de paso. Continuó diciendo el déspota a la concurrencia, mientras de mala manera me increpa por estar yo desatento.
Cuando Calderón se marchó junto con la custodia, no hizo falta saber entre nosotros que pronto todos los ángeles haremos lo mismo yéndonos del lugar sin voltear la vista atrás, tan pronto como sea posible pues las ansias pesan, sin una limusina pero en un auto prestado quizá mañana mismo aunque temprano, falta decidir si Ismael vendrá con nosotros y donde.
Pero enseguida Andrés se ofrece a ayudarnos aportando un lugar que tiene en la costa Atlántica.
Al poco rato hicimos una nueva ronda abrazados con los bolsos esperando en el porte equipaje y con unos pocos pesos prestados como para emprender la huida final.
Ismael está desmontando el quiosco que irá a instalar en la entrada de la casa, pero aparte se quedará viviendo con nuestros amigos hasta mejor suerte, hasta ver lo que sucede en adelante.

Una vez que los ángeles se retiraron de la cortada, Ismael de la tristeza murió de un infarto al corazón en el medio de la calle, al instante trasformando su cuerpo en una estatua de metal luego de protagonizar un momento increíble, un metal parecido a la piedra, pero tan fuerte que aun luego de varios intentos ninguna grúa lo ha podido quitar. Cuestión que hace postergar una orden firme de demoler la casa, de manera arbitraria.
Muy lejos de concretarse los pronósticos del gobernante, mañana, tarde y noche peregrina la gente frente a la estatua de Ismael.
Mientras que Salcedo y Graciano pasan tardes enteras frente al busto de su amigo.
Una mañana suena el celular de Andrés donde le informan que todos los ángeles hubieron naufragado en el mar, que lamentablemente no han encontrado el cuerpo de ninguno aunque igualmente los siguen buscando, encima dando aclaración que el mar está picado haciéndose muy difícil continuar con la búsqueda.
Entonces Dios hizo tronar la tierra haciéndose en la cortada una especie de lava incandecente que movió la casa hasta devorarla, y también a la estatua indestructible de Ismael y la del patriota Faustino Sarmiento, más luego mandando unos insectos gigantes como elefantes que ocupan toda la superficie llana.
Y entre ellos viven los que se salvaron, amigos enamorados que pronto se han de casar, que por el momento la sociedad no los rechaza.

Salcedo y Graciano luego de contraer nupcias se quedaron viviendo en la cortada bajo de los animales divinos; aproximadamente unos treinta, en apariencia insectos, parecidos a escarabajos pero con las piernas más largas, que con las caparazones, que aparte ocupan toda la superficie del lugar formando como una losa compacta, ofrecen un techo más que espectacular.
Estos insectos, a quienes en el caso de los machos le cuelgan testículos, evidentemente hechos a la media requerida por las circunstancia por nuestro Dios ¿Quién sino? Que lastimosamente permanece enojado por todo lo que ha pasado en la propia cortada y también en el país.
Estos seres de gran porte siempre permanecen en el mismo lugar sin correrse ni un milímetro, pero están con vida, se siente que respiran lentamente, e igual que la estatua de Ismael tienen la enorme virtud de ser indestructible.
O sea que se formó una gran galería, sin rejas porque estas se hundieron junto con todo, donde Andrés Graciano hace uso de su parte, propiedad privada donde estaba la casa. Con maderas hizo un cerramiento debajo de los insectos envolviendo todo su territorio, más junto con Ernesto Salcedo se alojan en dicho domicilio.
El lugar de hecho dejó de ser una calle cortada, pero es como si lo fuera puesto que al ser como una Meca los visitantes entran por la puerta principal que da a la calle Galileo Galilei y a nadie se ocurre salir por otro lado, ni que hablar que entren automóviles.
Hoy es un lugar totalmente Sagrado para el país entero, donde hubo cambiado por completo la situación política, por fortuna habiendo dejado de existir aquella dictadura democrática, habiéndose depurado el sistema donde ahora la gente puede votar con libertad.
El mundo es testigo del milagro que se produjo en la calle Laprida, allí donde termina a los pocos metros de la avenida Díaz Vélez, todos sin excepción respetando a los moradores, quienes además son un referente histórico de invalorable presencia.
Andrés esposo de Ernesto quedaron como únicos moradores de la suntuosa cabaña, casa fabricada bajo el techo que brindan las virtudes de los insectos gigantes; lugar que hasta hoy para todo el mundo sigue siendo un sitio sagrado.
Pero un determinado día, muy especial, el resto de los insectos se transformaron en seres humanos, a excepción de los que conforman la casa, con el nombre y el alma de aquellos que dejaron de existir el día de la rebelión y durante el proceso de represión, más no los ángeles; por lo tanto ni Sabrina y el propio Balestrini se hayan entre los presentes.
Pero por suerte siempre se hace honor de los ángeles ausentes.
O sea que Salcedo se pudo encontrar con su hermano Miguel y Andrés Graciano con su mujer y sus hijas.
Más no todo volvió como al principio porque Andrés desconfiado toma cierta distancia de los recién llegados como si ellos fueran fantasmas de carne y huesos, incluidos sus parientes más cercanos sobre todo, temiendo que pronto mágicamente vuelvan a desaparecer.
Finalmente la cortada quedó despejada, con un suelo como de piedra pomes, lava de volcán, donde ahora se discute con qué materiales han de cerrar la zona, formando una gran vereda muy respetada y la casa de Andrés hecha a base de insectos gigantes vivos camuflados con madera y vidrio.
Y todos los Graciano quedaron viviendo en dicha casa nueva, pero ahora y por siempre de un lugar sagrado donde los visitantes entran y se salen por el frente; junto con los inseparables hermanos Salcedo que también se alojan allí.
Hoy día se discute por si habrá rejas sobre el frente que da a la avenida o que, pues para nada pretenden dejar pasar mucho tiempo en que quede todo abierto y tomar partido, ayer la situación llegó al colmo, un grupo de jóvenes fueron a patinar, más otros a rodar en patineta.
Romina Crespi no alcanza entender porque su esposo se ha vuelto a casar con un hombre, por más que con insistencia a toda hora le explican que entre ellos no practican relaciones íntimas, que lo hicieron para protegerse como una extensión de la enorme amistad que los une, no obstante Romina se pregunta como seguir adelante.
En cambio Flavia, quien continua unida con Felipe Muriel, aquel muchacho perteneciente a la liga con el que se casara en el anonimato, pero quienes ahora se domicilian en un departamento que alquila su padre, más Eugenia y Liliana Graciano, que más que nadie saben perfectamente comprender la difícil situación por la que sin excepción todos tuvieron que atravesar.
Por su parte Liliana tiene un hijo de tres años, tiempo en que estuvieron ausentes, sin reconocer, dicen las malas lenguas que del propio Ernesto Salcedo; pero eso si le divierte saber que su progenitor, es a su vez abuelo y marido, aunque algo de madrastra de ella misma también.
De todos modos Ernesto volvió a recurrir a la sotana como vestimenta, y para mayor seguridad a recluirse en el fondo de la precaria vivienda junto con su hermano Miguel.
Debido a que Dios bien hizo venir a los fallecidos, muertos en aquella época democrática de consabida represión, años más tarde volviendo a reconstruir íntegramente sus cuerpos, ha perdido total sentido el orar por los muertos; salvo a los ángeles que vinieron cual réplicas a reemplazar dolor por alegría, que aunque con diferencias en su momento también cargaron con los mismos riesgos, pero al ser un lugar donde la presencia del milagro es tan permanente y habiendo vuelto los originales nadie hace reclamo cual si fuese una decisión de carácter divino sobrenatural.
Entonces lo que era antes una calle cortada ahora es un predio rodeado de una grande muralla, con el propio frente que da a la calle Laprida donde existe una entrada principal consistente en una simple abertura también de ladrillo que abarca lo que antes pertenecía al pavimento de la calle.
Donde por el momento nadie discute la pertenencia de la propiedad del terreno, pero si de la vivienda en cuestión, ya que los enormes insectos, todos pegaditos como de costumbre, además con las tablas de la casa colgando del lomo, han comenzado a desplazarse por las inmediaciones del predio por ende acampando en diferentes lugares, haciendo que las pertenencias de los habitantes queden dispersas por el predio hasta el momento de ser recogidas.
A todo esto se suma lo siguiente, que aun habiéndose expropiado por parte del estado la casa donde funcionaba la Liga permanente por los derechos del hombre, aunque tarde, se hiso presente el legítimo heredero, nieto del propietario (primer dueño quien en su momento desertó por motivo de que falleció estando radicado en el extranjero). El que a diario se ubica en el predio en disputa con un cartel donde explica la situación planteada.
Pero ocurre que al desplazarse de lugar la vivienda de los Graciano muchas veces deteniendo su marcha en dicho terreno en litigio, por varias semanas, aunque jamás escapando de los límites de la cortada, este buen hombre se ha tomado la atribución de mandarse dentro de la casa; como decía, cuando sucede esto de que los pariente de los dinosaurios se detienen frente a su parcela. Rara situación que pone en alerta a todas las partes, sobre todo al municipio que también hace un reclamo de las mismas características, más por el lado de los demás sin saber mucho que decir.

De todos modos, en cuanto a la mística que envuelve a la cortada, a lo sagrado que es este lugar desde la llegada de los bichos asquerosos de gran tamaño, más todo lo que se cuenta de ángeles y demonios, a lo que significa para el mundo entero convivir con estos fenómenos metafísicos a cada instante; no obstante que ninguna religión de las que existen se ha apoderado de la historia por la que todos quedaron atónitos como frente al truco del mago, o simplemente adueñado del propio milagro permanente que significa lo que sucede.
Diré que inclusive los mismos personajes que la protagonizan ya están señalados como protagonistas religiosos que sin duda ya quedaron impresos en las sagradas escrituras pues seguro alguien debe de estar recopilando, sino son muchos.
Pero puede pasar que a lo mejor deduzcan que acaso pueda deberse a unas maniobras militares llevadas a cabo por los dueños del país quedando entonces todo en la fatal duda esquizofrénica; para lo cual mejor sigamos disfrutando de la vida todo lo que se pueda.
Pero a cada paso que damos se hace evidente que coexiste una mezcla de lo sagrado con lo mundano, sino mejor observemos, puesto que hasta la semana pasada éste hombre que hacía el reclamo por el terreno de su abuelo, ahora fue encontrado sin vida a orillas del río Reconquista, y el mundo hiso silencio cual si se tratara de una vulgar historieta, más ante cualquier pavada se hace presente el Papa diciendo que todo es de él únicamente.

Cuando las cosas andan mal nadie queda exento de pasarla peor. Le dice Romina Crespi a su hija Liliana, mientras Eugenia, la menor de las tres, juega con un palo de Hockey a pegarle a una lata abollada justo en dirección del terreno de su propiedad. También se encuentra Miguel Salcedo quien no teniendo donde quedarse se aloja en la casa de los Graciano.
Hace una semana ya que la exótica vivienda se halla apostada sobre el terreno donde funcionaba la Liga, pero mirando la puerta principal hacia el oeste, por ello la ventana de Miguel quedó apuntando hacia Laprida, y a propósito de esto salió el tema del muchacho que decía ser el heredero, que fuera asesinado antes de ayer, que sienten temor colectivo de que todo vuelva a comenzar como antes, pues si bien se han depurado las castas políticas aun quedan muchas manzanas podridas en el cajón.
Liliana hace un comentario que le resulta extraño que lo ultimaron con una navaja y que anduvieron trasladando el cadáver por la ciudad, que si los criminales pertenecieran a un ente poderoso hubieran usado una pistola moderna dejándolo donde le dieron el tiro.
Cuando de pronto llegaron caminando de la mano Ricardo Balerio y Margarita Sambrano, ahora casados y ella esperando familia, especialmente a preguntar por Ernesto Salcedo, puesto que lo requieren para hacer un toro, un reemplazo teatral de suma urgencia, tan solo por dos funciones.
Pero se toparon con la sabia respuesta de que no va a poder ser pues se encuentra en la costa Atlántica acompañando a Andrés en una gestión personal y no saben cuando cuernos han de regresar.
Cuando también de pronto se hicieron presentes Flavia Graciano y su marido, montados en un carro tirado por un caballo blanco, que según sus dichos lo hubieron alquilado con el fin de cumplir con una promesa, de que si les va bien la tienen que realizar. Pero y bueno entonces para eso ellos están aquí. Pero con las mismas dudas que el conjunto ¿Como es posible que mataron a Godoy? ¿Esto significa un volver a comenzar?
Después se agregaron pues enseguida vinieron, Salcedo, vestido de cura, y Andrés Graciano arrastrando un tráiler con un gomón con una quilla de plástico y un motor Jhonson fuera de borda de setenta caballos de fuerza. Diciendo, sin que nadie se interese demasiado por el tema, que anduvieron navegando por el mar Atlántico con el solo fin de recrearse.
Con lo cual se dio por iniciada una reunión en la vereda sobre los temas actuales, pero volviéndose a la carga con el favorito, el del recientemente fallecido heredero.
Visto y considerando que en el casco de la embarcación, ni aun en el motor, no existen restos de sal, al instante sospecharon de que en algo están mintiendo, para desde luego anteponerse la acusación de la infidelidad, pero antes de continuar investigando la mujer de Graciano hiso la aclaración de que su nieto lleva el apellido de la madre, para luego llenar el ambiente de una serie de preguntas suspicaces. Que sin querer se fueron mezclando de manera acumulativa con dicho tema recurrente del crimen, hasta que a alguien le calló la ficha de que ambas historias están muy relacionadas; aunque en una distracción se pusieron a dar aviso al resto de los presentes de la posibilidad de que sean los posibles asesinos del heredero.
Quedando suspendido en el aire el desencanto por el hecho de avivar las heridas del pasado que hoy se abren aun más que antes frente a tanta evidente contradicción. La verdad sin un sustento es una mentira con cuarto patas.
Entonces la única condición es que matan de un lado y del otro, que nunca se sabrá quien arrojó la primera piedra.
Pero en medio del danzar de las certezas del conjunto, donde la reunión se ha torcido en su esencia hacia un campo minado de dudas, con sus protagonistas diseminados por el espacio pensando preguntas y respuestas inteligentes o simplemente en que sucederá en adelante, un hombre enmascarado entra en la cortada pareciera con deseos de matar, desplazándose cual araña que hace correr a su presa en dirección de la tela para que allí se estampe su figura cuando de golpe apuntó con un revolver a Margarita Sambrano acertando el disparo en el corazón.
Más cuando la Ambulancia del S.A.M.E cargó su cuerpo en la camilla, Margarita saltó como una gacela y salió corriendo hacia el interior del predio, resultando que una vez que termina de apoyar su espalda en el muro, además diciendo unas palabras de despedida mientras se agarra el vientre con fuerza, se vuelve a descomponer pero ahora si deslizando su cuerpo en picada donde queda impresa una mancha de sangre a medida que cae lentamente hacia el suelo.

Nosotras sabemos lo que es estar muertas, le dice Romina a su hija Liliana, una vez despejada la zona, ya que la ambulancia primero y los pescadores después partieron raudos, quedando las mujeres afuera como esperando.
Pero antes Ricardo Balerio cargó en los brazos a su amada ahora más que convaleciente, sin querer por un roce quedando el tordillo también manchado con sangre del pecho de la víctima, y dijo a los gritos, en especial a sus dos amigos del alma, gracias por ser como son, ustedes si que la tiene re-clara.
Como el tiempo estipulado con los gauchos se acaba Flavia desciende del carro mientras Felipe regresa a la parada a devolverlo.
Pero una vez despejada la cortada los insectos asustados comenzaron a desplazarse hasta ubicarse de nuevo en el terreno correcto.
Al correrse la casa cambiando de sitio Romina y sus hijas quedaron paradas en la vereda de enfrente, mientras que Miguel de manera alocada termina de recoger y acomodar los objetos que se fueron desprendiendo desperdigados.
Nosotras sabemos lo que significa la muerte pero también lo que es morir asesinadas, continuó diciendo la madre a sus hijas, ahora de nuevo preocupadas.
Vamos a comunicarnos, aquí lo que tiene que quedar claro es que todos queremos disfrutar de la existencia. Pero que silencio. Es cierto que por más que quieran expresarse nos separa una tapia. Cuando las mujeres quedaron solas se hizo presente un hombre con ropa suntuosa que por la vestimenta pertenece a la religión católica, que dijo estas precisas palabras, además de avisar que entre todas las religiones quieren hacer un templo cerrado como para preservar el milagro de los insectos. Que les informa que tienen pensado subvencionar con pensiones agraciadas a todos los personajes que aquí viven y ubicarlos en lugares mejores, que por favor no tengan temor que desean un final feliz para todos sin excepción, incluido los caídos en la represión.
Cuando de pronto emergió de entre una nube de polvo de estrellas de nuevo Ismael trayendo consigo a una réplica de Margarita Sambrano, inclusive ángel también en cinta a punto de parir.
Además con el secreto de cómo hacer regresar a los insectos al codiciado cielo sin que por ello tengan que morir trayendo a cambio al resto de las réplicas desaparecidas. Que sería apretándoles los testículos sin hacerlos doler demasiado. Para lo cual accionaron dichas perillas, interruptores para ver lo que sucede. Más sin remedio al instante los Graciano se quedaban sin casa donde vivir y la iglesia sin motivos para fabricar el templo donde alojar a los extraños, ilustres visitantes frutos de un milagro permanente, milagro que se disipó cual fuente de luz que se pierde en la oscuridad, mientras otro milagro similar por las características, de importancia extrema, interrumpió en la escena donde quedaron a la vista portando valijas aquellos ángeles anteriormente desaparecidos en el océano.

Réplica y originales todos conviven en la cortada pues primero colocaron carpas más enseguida prefabricadas.
Existe un clima festivo pero a la vez regresivo en lo concerniente al tiempo pasado, pues se habla de una manera aniñada pues entre otras cosas la mayoría absoluta tiene mayores ambiciones de jugar que de progresar.
El tiempo es subjetivo por el hecho que existe alguien que mide las distancias que hay entre dos puntos por ejemplo y adelante, entonces hay una idea del tiempo; o quizá no exista nada si no contamos con un sujeto. Y como la soledad es algo terrible existe más de un sujeto. Es decir existe el tiempo pues alguien va comentando a otros lo que éste mide con meridiana exactitud.
Pero de pronto pasó que vino el fin del mundo, el fin de los tiempos de ustedes. No se pierdan ninguna frase por favor se los pido.
Fueron cayendo los países como bastidores luego de finalizada la obra teatral, cayó Bulgaria, se desprendió Sudáfrica entera; parece que alguien invisible muerde la manzana y todo finaliza.
Pero mágicamente la cortada es lo único que sobrevive.
Pareciera que sus actuales habitantes no se han dado por enterado que más allá de la calle Galileo Galilei no hay más que espacio sin gravedad y lo antes era la avenida Díaz Vélez ahora no es más que el principio de un agujero negro, o sea que luego de la nebulosa, más allá de ella, saltar al vacío equivale a salir disparado hacia arriba.
Pero lo curioso es que esta porción de espacio aun subsiste, quedó flotando solito el pedazo en la órbita terrestre.
Y vosotros los lectores estáis flotando ya, pues por desgracia no pertenecéis a la Cortada. Todo da a suponer que en breve la cortada ha de desaparecer y que cada uno a su casa astral.
Mientras tanto en nuestra Cortada, aunque tarde pongámosle nombre al sitio sagrado, mis moradores, invitados, ángeles, y hasta el propio Dios de nuestro universo llamado Ismael, están ajenos a los acontecimientos de la destrucción del planeta.
Ellos piensan cosas extrañas pero nunca la verdad tal cual es. No pudiendo correctamente pensar como si todo lo perdido hiciera una última presión espiritual sobre la vida terrenal del in consiente colectivo de nuestros muchachos.
Paradójicamente Romina está desesperada pues su hija Liliana junto con el bebé, aunque el niño no camina fueron a comprar cigarrillos hace como diez minutos y no regresan.
Ella, por Romina, está pensando que el propio hijo del intendente Calderón (pues el intendente verdadero ha fallecido de tan viejo) siguiendo los pasos de su maldito progenitor ha asesinado a los dos parientes amados sin tener piedad.
Muy preocupada se encuentra en la calle esperando su llegada.
Es difícil lo que diré pero su marido juega a los naipes con el marido, más, la otra hija en común que ambos heterosexuales tienen; que además en esta mano lleva el as de espada con la punta mirando hacia arriba donde por ello gira la baraja.
Pero además de la vivienda de los Graciano, en el terreno que les compete, en el resto del predio hay siete casas prefabricadas más.
Donde todos sus habitantes viven como en una tribu sagrada, con la diferencia que en adelante nadie más vendrá a visitarlos, que aparte ahora no todos están presentes, un decir, del seleccionado solo ha quedado el banco de suplentes.
La Cortada quedó flotando sobre el espacio como una hoja en el otoño, como alfombra mágica con caño de escape, exhibiendo en lo otra cara restos de la red cloacal.
El planeta prácticamente se desmoronó por completo, sobre el mismo lugar sin mediar una explosión, cual alud de piedra, éste fue el resabio que sufrió el planeta, de esta manera quedando un inmensa polvareda rodeando la Cortada, que por fortuna aun sobrevive junto con una atmósfera parecida a la que estaba, pero ahora en cambio dentro de una noche coincidente, iluminada gracias a un equipo electrógeno que necesariamente deben utilizar; aunque también quizá sea esta insigne oscuridad la última pues cuando se disipe el polvo seguramente siempre sea de día o simplemente el fin de los tiempos.
Por ahora los sobrevivientes no tienen percepción ni se dan cuenta de lo que ocurre, ellos piensan que es de noche, una noche especial donde abunda la espesa bruma, con la única opción de quedarse en casa.
No obstante piensan que los ausentes pronto regresarán ignorando que han desaparecido igual que todo lo demás.
Pero curiosamente son apenas pasadas las seis y media de la tarde, en esta zona a esta altura del año minutos después del atardecer, el crepúsculo, que por lo general es la hora de empezar a preparar la deliciosa cena.
En la casa de los Graciano están Romina y Andrés por un lado junto con Eugenia intentando hacer un llamado al celular de Liliana que aun no regresa, o en su defecto a Flavia para saber si conoce algo de la suerte de su hermana y del sobrino, mientras que en el otro sector de la casa se encuentra el cura Salcedo luchando por sintonizar la televisión. Y además en la casa de enfrente están Sabrina Mandel con Guido y Luciano preparando empanadas de carne y también lidiando con el aparato intentando encontrar un programa en la radio. Mientras que en la vivienda número tres Ismael yace inerte, solo, leyendo la página de un libro por internet que quedó de gracia por el hecho de trabajar sin conexión, mientras tanto que cubre su boca con una bufanda.
Pero a la hora y media ya están todos reunidos comiendo empanadas en lo de Graciano; de alguna manera intentando dilucidar lo que está pasando. Discúlpeseme el exabrupto pero debo informar que el falso cura Salcedo es el que asumió el rol de cocinero ya que Ismael se encuentra algo indispuesto pues se siente con problemas en las vías respiratorias. Ocurriendo que antes de los postres ya está literalmente como clareando, como empezando el consabido amanecer.
Pero por intermedio de Fernando Balestrini los restantes presentes que han sobrevivido a la desintegración del planeta se pudieron enterar de lo ocurrido; ese que vive en la casa número ocho allá metida en un rincón del predio que finalmente luego de investigar golpeara la puerta desesperado en lo de Graciano, réplica de aquel que viniera el día de la rebelión con su primo y un vecino, quien antes del desastre fuera apodado cariñosamente como el Ángel Balestrini, pues siempre despliega sus alas sujetadas con arneses, noticia quien por su intermedio ahora se logra por fin saber la verdad de los hechos, que los que quedan en la Cortada estarían frente a la realidad de que sobrevino el fin del mundo siendo los únicos habitantes en quedar con vida.
Que además de sufrir la pérdida de todo deben de sentir alivio de estar presentes.
En algún determinado momento intentó desplegar sus venditas alas para levantar vuelo pero los escombros se lo impidieron, pero cuando el polvo se fue disipando propiciando un amanecer prematuro echó una aguda mirada trepando al muro pudiendo comprobar que solo existe un espacio sin nada, más luego haciendo lo propio de la otra vereda de la calle Galileo Galilei, con un resultado similar en cuanto a que solo existe un espacio sideral después de estos límites; más luego pudo observar dentro del retrete el mismo fenómeno, entonces fácilmente arribó a la conclusión acertada de la propia realidad por la que están atravesando.
Mientras todos están bajo los efectos del sopor de la tristeza Eugenia primero comprueba personalmente la realidad de que quedaron flotando sobre la losa milagrosa, más después los invita a salir de la casa para ocupar el sitio como tripulantes de una nave, pero primero poniéndose en hilera como para realizar un censo y saber quienes son los que quedan en pie.
Por primera vez Romina Crespi de Graciano hiso saber que estaría enamorada de Ismael, corriendo a consolarse en sus brazos, frente a la mirada atónita de su marido quien se topa con dicha verdad, aunque que no parece preocupase demasiado por torcer el destino.
Hicieron una requisa dando por resultado quienes son los presentes sobrevivientes, que no ha de haber más que los nombrados, que por suerte quedaron todos ilesos.
Entonces Romina le pidió a Ismael que hiciera el milagro de acercar un planeta adonde aterrizar, hacer un acople, que ella será su mujer por siempre, y que luego traiga a todos los muertos que ella a cambio le dará frutos de su vientre.
Entonces Ismael, exactamente a los dos días de pleno sol continuo, donde ya estiman que en adelante nuca jamás tendrán la sombra de la noche, luego de asumido el desafío agarró tierra de un cantero e hizo una bola de barro, para que por medio del propio cuerpo poder propiciar una danza alegoría acerca del deseo que persiguen, que un planeta nuevo se acople a la Cortada por detrás, ayudado por la mano invisible de Jehová.
Y así es que empieza a ocurrir el milagro sintiéndose un fuerte remesón del suelo acompañado de la llegada de un paisaje silvestre, carente de civilización. De donde más después volvieron los días y las noches.
Pero luego de dos meses de aventura viviendo a lo silvestre primitivo, tiempo en que se redefinió la estructura del grupo quedando una conformación diferente, Ismael volvió a la carga intentando atraer a los insectos gigantes como para con destreza devolver a los que se fueron.
Por su parte Romina pasó a ser la mujer de Ismael, es decir se separó de Andrés, quien quedó viviendo con Eugenia y con Ernesto Salcedo, mientras que el resto copó las otras viviendas.
Entonces pasó que una mañana los mismos mastodontes avanzaron desde una lomada y uno a uno nuevamente se pusieron en formación idéntica a la formación anterior pero sin derribar las casas, ofreciendo con la calidad de las caparazones una losa compacta, que ni el agua de las tormenta consigue doblegar, filtrarse, ocasionando goteras en el interior.
Eugenia desde el primer momento comenzó a martirizar a los insectos jugueteando con los testículos con el fin de hacer devolver a los muertos, más por otro lado Ismael hace uso de un ritual de magia extraño, inventado para la ocasión todo como para no quedar de brazos cruzados.
Hasta que una mañana un grupo de ellos desapareció de repente quedando como saldo todos los ángeles que actuaron en la cortada.
Más a la tarde temprano el resto se transformaron en los personajes reales de la misma procedencia de la historia pasada en la Cortada.
Aunque luego en ese mismo día otro millar de insectos de características similares allanó el espacio de los diferentes continentes que hay, devolviendo al resto de la humanidad faltante por consecuencia de la desaparición de vuestro antiguo planeta.
Con lo cual en poco tiempo se pudo reconstruir el mundo. Quedando el sitio de la Cortada como un lugar emblemático.
Finalmente, luego de la hazaña colectiva de retomar la cultura anterior con sus antiguos protagonistas, comenzando a contar desde la edad de los metales, en la Cortada volvió hacer eclosión otro milagro más que activado provocó un efecto en algo triste de que Ismael se convirtió en una estatua que parla, que habla las veinticuatro horas ofreciendo información de la cultura pasada, por lo tanto el sitio, conservando la muralla que lo rodea, se ha convertido en un panteón griego de aquella época exuberante donde la inteligencia del hombre tocó la cumbre del saber. Entonces Romina se pasa los días enteros a los pies de Ismael, rezando en silencio como para no molestar, mientras que distintas personas de otros lugares se acercan para beber de dicha fuente de la cultura.

Texto agregado el 22-05-2010, y leído por 86 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]