TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / alanna / Nubes

[C:454033]

"Mirando siempre hacia las nubes, su mente se aislaba de la realidad y podia volar"

Desde que tenía recuerdos, siempre había vivido feliz al lado de su madre y hermanos, una infancia normal podría decirse, risas, juegos y porque no peleas con sus hermanos por recibir mayor atención de su madre cada vez que llegaba a casa.

A pesar de vivir siempre muy ocupada, su madre era amorosa, tierna y muy justa, casi todo el día se iba a buscar la forma en que ella y sus pequeños pudieran sobrevivir un día más, el llevar a casa el pan diario era una carrera extenuante, sin contar con los innumerables peligros que acecha una ciudad agresiva con aquellos seres solitarios.

Por ser diferentes, los vecinos del sector a veces no eran muy amables con ellos, ataques constantes, o solo por curiosidad los seguían para ver sus distintas formas de actuar.

En las mañanas, cuando su madre se despertaba, y alistaba las cosas para salir a buscar el alimento del día, no podía dejar de observarla y escuchar como cantaba alegremente. La idea en que algún día podría cantar de aquella manera y poder llenar las almas con aquella calidez era tan emocionante para su muy pequeño corazón.

En el día, junto con sus hermanos jugaban y esperaban el regreso de su madre con el tan esperado alimento, pero su mente distraída se iba detrás de las nubes que siempre veía, eran tan bonitas, calmadas, despreocupadas, dejándose llevar siempre por el viento en un cielo apacible y profundo.

Poco a poco se fue dando cuenta que su casa era cada vez más pequeña, el alimento para él y sus hermanos ya casi no alcanzaba y su madre ya no era tan amorosa con ellos como solía serlo. Incluso veía algo de tristeza en su rostro cuando la miraba. Sin embargo, nada malo podía estar pasando, después de todo, ella los amaba mucho pensaba él.

Una mañana, al despertar, vio con gran sorpresa que solo estaban su madre y uno de sus hermanos, “¿dónde estaba el mayor?”, “¿qué había ocurrido mientras dormía?”, pregunto a su madre quien estaba con la vista hacia las nubes, con lagrimas en sus ojos, se volvió hacia ellos y con mucha dulzura tomo a su hermano, se acerco al balcón de la casa y lo arrojo al vacio.

No podía creer lo que veía, el horror invadía su cuerpo, “¿por qué?”, “¿ya no nos amas?”. Su madre se volvió a él y lo tomó mansamente, “por favor mamá, no me hagas esto, quiero estar a tu lado”, pero ella se acerco al balcón y cuando estaba por arrojarlo, solo le dijo, “es tú turno para dejar el nido y que empieces a vivir. Abre tus alas y convierte mi amor en orgullo”.

Al oír esto, sintió como lo arrojo fuertemente, abrió sus alas y empezó a volar hacia las nubes que siempre había admirado, ahora él podría viajar como ellas lo hacían.

Mientras se alejaba de su nido escucho por última vez la dulce voz de su madre cantando de felicidad.

Texto agregado el 25-05-2010, y leído por 75 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
25-05-2010 Estupenda historia, es la de las águilas ¿verdad?, un verdadero ejemplo, felicitaciones******* JAGOMEZ
25-05-2010 Verdaderamente impactante, un hermoso texto loretopaz
25-05-2010 Divino!!... y tiernísimo, como si fueras tú el pájaro!!.. que lindo. Jamás había leído algo con tanta ternura e imaginación... !!.. me encantó... anlin
25-05-2010 Es muy dulce y romántica historia. te felicito por tu relato. un beso gordinflon
25-05-2010 Muy bonito.. me gustó mucho Camila85
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]