TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / eversangel / AMOR INMENSURABLE

[C:454274]

Por alguna razón, el hombre pasa su vida en una persecución constante en que intervienen cuatro elementos ádmicos.

La soledad
El dolor
La felicidad y…
El amor

Me dan pena los que amordazan la verdad de la soledad y la someten a ser un fantasma frio, sin sentido, insípido, sin rostro en lo insondable y sin luz en las pupilas.

Siendo que gracias a ella el sol se levanta cada día a arrastrar de los cuernos a la vida y a desnudar cada flor en el fragmento de una inmensidad desconocida.

Me dan miedo aquellos que groseramente falsifican el dolor y lo prostituyen en escenas de derrota incontenible, de masoquismo frívolo y macabro que determina la ridícula relación entre la devaluación de la humanidad y el increíble sometimiento de los valores básicos.

Siendo que el dolor, es una medida de tiempo y espacio que equilibra la capacidad de vivir bajo un régimen de arbitrarios padecimientos. En donde el valor de la alegría se va perdiendo en la búsqueda de placeres innecesarios y compulsivos.

Me dan vergüenza aquellos que plagan la felicidad y la salud de la alegría con elementos raquíticos que embalsaman los balbuceos y gemidos gestados con artificialidad, incertidumbre y carencia absoluta del más mínimo significado de algo. Y para ser mas explicito, plagados de cursilería.

Porque la felicidad es una raíz profunda que nos atraviesa el vientre y nos reconstruye en su ciencia que purifica y bendice al sabio y al ignorante en su gran radiación de medidas y no es un elemento que se pueda fabricar con escasos recursos de alquimia mediocre.


Pero más allá de la pena, del miedo y de la vergüenza… me dan lastima aquellos que extraviados en doctrinas rasas que santifican la idolatría de la concupiscencia, que se agazapan y nutren de la perversidad y la felonía carnicera, fétida, nauseabunda, Que con su corazón agusanado se empantanan en el fango de su voracidad, aquellos que con la lengua punzante de sal de tanto lamerse las heridas, confunden el amor con las ganas de cagar.

Porque el amor... Es un asunto inmensurable.

Texto agregado el 27-05-2010, y leído por 93 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]