TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La rebelión de las aguas

[C:454319]





El día en que comenzó a llover de abajo para arriba, la gente, sorprendida por este curioso e inusitado evento, corrió a sus casas para poner a buen recaudo sus piernas y demases. Muchos, debieron cambiarse de pantalones y las chicas, pudorosas ellas, se cubrieron como pudieron, adoptando posiciones divertidísimas.

Como esto se transformó en una costumbre, es decir, las aguas ya no cayeron en cataratas desde las alturas, sino desde las entrañas de la tierra surgían, multiplicándose en innumerables grifos, los hombres debieron ingeniárselas para poder guarecerse de este extraño fenómeno. Aparecieron los paraguas entrepiernas, los zapatos paraguas y para los más osados, paraguas para usarse en posición invertida. Este último invento fue creado por un malabarista, que, sujeto con una mano a la tierra y desplazándose a saltitos, se cubría con el paraguas que portaba en la mano que le quedaba libre.

Los científicos, tan sorprendidos como el vulgo, no atinaban a encontrar una teoría razonable. Algunos, suponían que esto se producía por la inversión de las mareas. Otros, más catastrofistas, creían que era la luna la causante de este fenómeno tan sin sentido. Los optimistas, preveían un pronto regreso de las aguas de lluvia en su forma original, ya que en el cielo proliferaban las gordas nubes. Los catastrofistas, sin embargo, agoraban el pronto fin del mundo, ya que preveían que en unos cuantos años, el mundo se quedaría seco, ya que el agua, en las alturas, se evaporaría sin remedio.

Fuera una u otra cosa, los estudiantes debieron aprenderse un nuevo cuadro del ciclo del agua, ciclo que ya no lo era en rigor, sino una fuga desatada del vital elemento, considerando que los océanos habían disminuido su volumen, de tal forma que la Polinesia ya no fue más un conglomerado de islas, para transformarse en un continente inmenso, en el cual quedaban nadando sus escasos habitantes. La Isla de Pascua dejó de ser el ombligo del mundo, para trocarse en un vasto territorio que casi se hermanaba con el continente sudamericano.

A la gente, ahora le parecía muy extraño el ejercicio de ducharse, con la regadera dejando caer el agua de arriba para abajo. Tanto, que se generalizó la idea de colocar las duchas en el suelo, pareciendo más natural que así fuese.

Aunque parezca difícil de creer, el agua que emigró de la tierra, porque así fue como aconteció todo, viajó de alguna manera misteriosa por el espacio interestelar y llegó a la Luna, formándose allí enormes océanos que inundaron las vastas llanuras selenitas. Se estimó entonces que lo mismo debió suceder con Marte y que el hipotético líquido vital que bañaba su superficie, viajó a la tierra en épocas pretéritas. Se dedujo que el agua que bebíamos y nos bañaba desde siempre, provenía del planeta rojo y antes había sido propiedad de alguna raza ahora extinguida.

Como es de suponer, muchos años después, la luna se repletó de millonarios que pudieron costear el viaje y muy pronto se fundaron ciudades lujosas, con Apaculcos, Cancunes, Bahías y Costas Azules. Pronto, el satélite que tanto había inspirado a los enamorados, pasó a ser un lugar bullente de vida y derroche. La tierra, en cambio, fue un enorme globo blanquecino, que resplandecía sobre las azulosas aguas de la luna.

Hasta que un día cualquiera, comenzó a llover de abajo para arriba en la Luna, algo tan relativo en la vastedad del espacio, pero que significaba que Marte, una vez más comenzaría a transformarse en una esfera azulina…













Texto agregado el 28-05-2010, y leído por 168 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
30-05-2010 Excelente narración.Con imaginación y creatividad.Como nos tienes acostumbrados. escofina
29-05-2010 Simpático texto...El estilo...un placer..leerte. auiles
28-05-2010 Y dale a la manibela del bisnieto, tambi{en el de las aguas, hace de las aguas, o sea, se mea en el pañal, como la vaina del bisnietito y la bis setentona. Ahora a darle a la manibela de las aguas¡¡joder!! marxtuein
28-05-2010 Todo puede suceder si las aguas se rebelan.Muy bien narrado.¡¡Me gustó!!******* almalen2005
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]