TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / enelfondodelmar / Reflexion sobre el bicentenario Argentino

[C:454419]

25 de Mayo de 1810 - 2010
200 años de historia Argentina


Hoy es 24 de mayo de 2010 durante estos días estuve leyendo y releyendo textos y fragmentos de libros que ya había leído un centenar de veces a lo largo de mi vida, una amiga en tono de chiste me pregunto el sábado, ¿vas a hacer un especial por el bicentenario en tu programa?, a lo que conteste, no sé, veré el lunes, y una pulga quedo revotando en mi cabeza…

El bicentenario, pucha, 200 años de historia, abrí el Word y titule, 25 de mayo de 2010, 200 años de historia argentina, y por inercia o inconsciencia termine ese enunciado con un signo de pregunta, y me divirtió ver la frase escrita en el monitor de mi PC, me reí, de vergüenza quizá. En varias ocasiones en años pasados, he tenido la oportunidad de viajar por el norte y sur del país, y también por el territorio hermano de Bolivia, hoy Republica Plurinacional de Bolivia, y en esos recorridos tuve la oportunidad, valga la redundancia, de convivir de alguna manera, por unas horas, días, o la medida de tiempo que se te ocurra, con diferentes pueblos originarios, pueblos nacidos, y criados en esta tierra que hoy llamamos Argentina.

En Bolivia me regalaron dos libros que de alguna manera me hicieron ver las cosas de otro modo, hoy tengo muy presente uno de ellos, Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, en ese libro leí una frase que quedo marcada a fuego en mi memoria: América fue víctima de la colonización y de la conquista europea. Las armas fueron la llave para dominar el territorio americano, y una sola cosa marcó la diferencia entre unos y otros: la pólvora, desconocida por los nativos americanos.

Y hoy pienso en 200 años de historia de Argentina, historia que comienza con la revolución de mayo, y me es inevitable preguntarme, ¿y los 300 años de historia documentada, mas los muchísimos años de no documentada que tienen los habitantes originales de estas tierras qué? No nacimos de un repollo, no exploto un volcán en 1810 y de las cenizas surgimos como nación, no somos el producto de un par de “revolucionarios” que se juntaron a cambiar las fichas de lugar, y seguir como veníamos, somos el crecimiento natural evolutivo entre enormes comillas, de la mezcla de habitantes originales de un lugar, mas las corrientes migratorias siguientes, migratorias por expedición, conquista, por desarraigo o lo que sea, la mezcla, el mestizaje de diferentes razas y culturas, todo empezó antes, esta historia que limitamos a 200 años empezó antes, mucho antes.

Los españoles de la mano de Colon llegaron a América, a nuestra América, en el año 1492, y no mucho después ya están documentados encuentros con aborígenes en estas tierras, Magallanes en el año 1520 desembarco, en una escala de su viaje, en Santa María de los Buenos Aires, eso queda afuera de la historia, en ese mismo año tuvo y documento el primer encuentro con los selk’nam o más conocidos como Onas, aborígenes que habitaban todo el territorio de la isla luego conocida como tierra del fuego desde los tiempos en que aun no se separaba del continente, hablo de por lo menos 10.000 años atrás. Ahora bien, este encuentro está situado 290 años antes de lo que hoy festejamos como el principio de nuestra historia, la revolución de mayo!!!! Viva la revolución!!! Somos civilizados, pensantes, podemos manejar nuestro gobierno, para no despertar sospecha hagamos una junta, tomemos el poder, fuera el virrey, no, no mejor no, mejor dejémoslo de presidente de este primer gobierno patrio y juremos en nombre de la corona y el rey Fernando VII… Eso es revolución!!!! Este fue el juramento de rigor, el formulismo que cambió la historia. Ese compromiso de obediencia al monarca fue el grito revolucionario que enunciaron los integrantes de la Primera Junta de Gobierno del 25 de Mayo de 1810.


¿Juráis a Dios Nuestro Señor y estos Santos Evangelios reconocer la Junta Provisional Gubernativa del Río de la
Plata, a nombre del señor don Fernando VII, y, para guarda de sus augustos derechos, obedecer sus órdenes y
decretos, y no atentar directa ni indirectamente contra su autoridad propendiendo públicamente y privadamente a
su seguridad y respeto?”

Si juro! Dijeron todos…



Siempre fui un descreído de la historia, nunca me creí al San Martin en su caballo blanco, ni a Belgrano tirado a orillas de algún rio mirando el cielo, decidiendo el futuro del país, y eligiendo los colores de la futura insignia patria, nunca acepte el genocidio, el asesinato, el no reconocimiento de los pueblos indígenas, llamado en ese entonces SALVAJES, nunca acepte la falta de memoria.

Nuestra historia como tantas otras por este lado del mundo, o debo decir el culo del mundo, y hablo de Latinoamérica entera fue escrita con sangre, sangre derramada sin piedad alguna por la codicia de grandes civilizaciones, aquellas del otro lado del rio, acá ya había gente, ya había organización, ya había naciones, ya había cultura, festejamos la perdida de la memoria, la mentira, el inicio de la corrupción, la falta de valores morales, la falta de ética, el inicio de esta mierda que hoy conocemos como democracia, o patria o como quieras llamarlo.

Y así a lo largo de estos años, 500, 200, 100, o los que sean le perdimos el rastro a nuestros orígenes, culturas enteras como Mayas, Aztecas, Incas, Mapuches, Tobas, Diaguitas, Calchaquíes, Mocovies, Wichis, Tehuelches, Kollas, Chiriguanos, Guaraníes, Ranqueles, Huarpes, Pehuenches, Oclollas, Tupies, Suritas, Onas, entre tantos otros, que ni siquiera registrados están en los libros, olvidados, salvajes, muertos, pobres, indios de mierda, lacras, reducidos a la más baja calidad humana, reducidos a lo más bajo de la sociedad. Una molestia en el culo de alguien que quiere explotar sus tierras…

Y hoy nosotros, felices de aquel éxito que huele a hojas amarillentas y naftalina festejamos la primera junta, el primer gobierno patrio, la revolución de mayo, el compromiso de obediencia a los ASESINOS que mataron nuestro origen, nuestro pasado. Perdónenme pero hoy mi escarapela es un cintillo negro, de luto, y dolor, si por lo menos hubiéramos esperado al 9 de Julio de 2016 para festejar el bicentenario… esto hubiera sido mas creíble…

Texto agregado el 28-05-2010, y leído por 53 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
28-06-2010 Lo mas triste, es que nosotros, "tan civilizados", seguimos matándolos con nuestra indiferencia. Como diría león... 5 siglos igual....o peor. Un saludo y mis respetos. Adriana cromatica
28-05-2010 Así es la historia, viejo. La historia es la explotación del hombre por el hombre, pero bueno sigamos.. dándole. ¡Saludos! mauro22
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]