TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / delfinnegro / LAS PASIONES DE LA ROSA.

[C:455558]

En poesía, como en todas las artes, la ciencia y la técnica, cada autor tiene sus virtudes y defectos. Sus avances y retrocesos, o, dicho en juego de palabras relacionado con la autora que comento, tiene sus momentos de sal graciosa y sus instantes en que la daña. Pero, como decía Martí, en el sol es más importante ver su luz que sus sombras. Por ello, voy antes que nada a ver las luces de la poesía de Rosa Saldaña, y luego sus sombras.
1-La nota importante y positiva que tiene la poesía de nuestra autora, mostrada fundamentalmente en su libro Pasiones, es su torrencial fuerza expresiva, su vertiginosa carrera en busca de comunicarnos las más poderosas emociones eróticas. Esto es bueno, porque un poeta sin pasión es como un río sin agua, un mar sin olas. El oficio del poetizar tiene como objeto principal trasmitir emociones. Fuertes. Distintas. Nuevas. Profundas. Impactantes. Que se graben en la mente del lector como la estampa queda en las carnes del toro que la sufre y no puede olvidarla. Quizás es dolorosa y cruda la comparación. Pero toda obra de arte debe ser un golpe crudo y doloroso. Doloroso incluso cuando es feliz la expresión. La poesía se funda en el dolor de compartir un dolor que persiste y con el que convivimos de forma masoquista o sádica, o un dolor cuya permanencia nos azota, nos atenaza. O, al contrario, se funda en comunicar una alegría cuya fugacidad nos produce dolor porque no podemos asirla para siempre, o porque se fue y nos queda apenas su recuerdo, o aspiramos a alcanzarla y nos dolemos de no tenerla aún, o logramos el consuelo de retenerla y volver a ella a través de la catarsis poética. Es decir, es, como dice Mika Waltari, un ácido corrosivo que si no compartimos -que es como repartirlo- nos mata, nos hierve, nos calcina.
En ese vaivén se mueven los dolores alegres y tristes de Rosa Saldaña en sus textos intensos, huracánicos, como en un placentero lago de azufre sensual.
2-Otro elemento positivo de la poesía de nuestra autora es la escogencia del tema. Los escritores están condenados a preferir y ser eficientes en determinados asuntos. Esto no es decidido por ellos, sino por la estructura bio-psico-histórico-social de la que son producto: su biografía, educación, geografía, etnia, vivencias, influencia filosófica, política, y en otros órdenes vitales bajo cuyo influjo se conformó su personalidad. Y Rosa ha escogido el tema que, a mi juicio es el más provechoso en su sentir: el erótico. Ya sea basado en historias que le hayan contado o vivencias propias, u otros recursos creadores que se proponga, en esos textos poéticos sale su mundo personal, ora estilizado, ora manejado por sus manos o su mente, por su cuerpo o su espíritu, pero ahí está ella en su ser íntimo y hondo, pues como todo autor, se retrata en sus retratos, vive en sus personajes, vibra en sus historias y tiembla en sus versos. Es como una suerte de vocación como la del médico que no servirá para abogado o el ingeniero que no servirá para agrónomo.
3-A los valores aludidos en Rosa otra característica digna de mención es su sentido del ritmo, del compás musical en los versos. Hay una musicalidad en sus poemas que los hace parecer incluso canciones sin serlo. Creo que eso debió facilitar la musicalización de algunos de ellos en el disco que grabó recientemente en conjunto con Elsa Batista Pimentel y otras poetas.
En cuanto a la parte mejorable, Rosa Saldaña tiene un largo trecho que recorrer en su crecimiento como autora, si desea ocupar un puesto importante en la historia de las letras de República Dominicana, su lar nativo. Hay mucho territorio por trabajar y recorrer para alcanzar la meta. Entre todos, escogeremos tres aspectos o desafíos de la autora en la búsqueda de superación. Veamos:
1-Su poetizar necesita ejercitarse en la parte creativa, buscando nuevas formas de enfocar el proceso erótico, las relaciones de pareja, de modo que trace retratos sentimentales, enfoques pasionales que resulten distintos de las situaciones habituales del lector. Un ejemplo de lo queremos decir está en poetas como Neruda, Pizarnik, Vallejo, Dickinson, Nancy Morejón, Borges, Blanca Varela, Aída Cartagena, Hugo. Este último tiene, por ejemplo, un poema en que describe a un ser extraño que se acerca a su cuarto, como un ángel de muerte. Lo secuestra y hace desaparecer, y al final del poema vemos que es el amor lo que le hizo perder la conciencia de sí mismo. Borges tiene otro en que el amor ya no viene como un ángel de muerte, como en Hugo, sino como un huracán que lo desordena todo y lo pone nervioso. Son formas y enfoques que impresionan al lector, pues en ellos brota lo inesperado, lo inolvidable, sumados a la gracia en el manejo de las palabras y la hondura intensa de ideas.
2-En lo relativo a su vocabulario, es necesario que hurgue en lecturas más abundantes, de modo que su universo personal se amplíe a través de penetrar las distintas formas de expresión de la lengua en que escribe: el castellano. Pues tal como decía André Maurois, el escritor debe conocer muchas expresiones idiomáticas, y penetrar hasta el fondo de su significado, si desea enriquecer el campo de su mira. Pues cada palabra es un mundo, una carga de enseñanza, un campo magnético que se abre a la exploración de nuestra cotidianidad, el mundo que nos rodea, su pasado y futuro, y en las distintas culturas y épocas de las que proviene.
3-El intercambio y discusión de sus escritos con otros escritores, a través de los encuentros y consultas que le permitirán descubrir esos defectos y desvirtudes del texto, que el autor no puede ver por sí mismo, sino que sólo se evidencian a través del ojo de otro. De otro escritor que quizás en sus poemas tiene los mismos defectos, las mismas falencias, pero que puede verlas en los textos ajenos más fácilmente que en los propios. Esto le ayudará a cultivar el espíritu alerta, autocrítico y humilde indispensable a cada verdadero creador.
Es la visión que tengo sobre la acción escritural de esta joven y prometedora autora, de la que espero muy buenos frutos que enriquezcan las letras de mi país, que es el suyo. He ahí sus virtudes. He ahí sus retos.

Texto agregado el 10-06-2010, y leído por 190 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
21-06-2010 Espero que este comentario crítico se lea por quienes (se dicen) estar interesados en la difícil carrera poética. Eres de los poco (escasos) usuarios que entiende, sabe de poesía y escribe en este portal. Un placer pasar por un texto puramente literario. maravillas
18-06-2010 Como poetisa quedó crucificada contigo, soy sincero, no conozco su escritura, no puedo abrir juicio, lo tuyo está bien desarrollado, tienes estilo y eres sincero, eso está bueno, mi voto 5* y un abrazo gordinflon
14-06-2010 glacioso, glacioso, eh? Margarito
10-06-2010 Quise decir expresión poética. girouette
10-06-2010 Muy lindo paseo por la expresión poeta. Es hermoso ver que esa Autora tiene apoyo en su tierra que es también la tuya. Mis***** girouette
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]