TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / andueza / Nada mejor que metértelo.

[C:457525]

- No hay nada mejor en este mundo que metértelo a ti, María Dominica, y quedarse un rato quieto para sentir tus gemidos. No hay nada más lindo que tus gemidos. Tienes la carne caliente y siempre con ganas que te lo meta. Nadie te quiere ni nadie te va a querer como yo, María Dominica, de modo que por favor hazte la idea y no sigas buscando en vano al hombre de tu vida. Ese hombre está aquí contigo, te tiene de cuatro con las teticas colgando y de lo más ensartada, María Dominica, con todo lo que me sobra a mi metido en ese lugar tuyo en el que por cierto tú no tienes nada aparte de esos montoncitos de carne. Y digo que no tienes nada más que por decir algo, por que tienes ese pan delicioso que nunca larga olores y sabe tan sabroso a ese sabor de ciruelas verdes que ya tú sabes. Amo esa carne viscosa tuya, que yo torno resbaladiza con mi boca, María Dominica, para luego hacer esto de unirnos en una sola cosa, y a hablarte a ti como a ti te gusta. ¿ Por qué paraste de gemir ? Puede que no te haya calentado como es debido. Ah...claro..., eso es lo que falta...voy a darte esas buenas palmadas en tus nalgas, parta que aprendas a ser obediente y muy, pero muy concupiscente.. y tú ya sabes que me tienes que insultar a mi para que se me pasen mis frasecitas de poeta...y así yo te cabalgo como a ti te gusta, como a uma perra...simplemente así : como a uma cualquiera, como a una perdida, a una prostituta...que en fondo eso es lo que eres... ¿no es verdad ? Cómo me gusta complacerte, María Dominica, cómo disfruto al verte que te pones así de caliente con mi palabrería...no te dolió mucho la palmada , ¿ cierto ? Qué delicia es para mi dejar mi lengua en tu raja mojada y escarbar com ella tus entrañas ácidas hasta que poco a poco se te va la pereza y te vienen las ganas y comenzamos uma vez más com todo esto. Cómo me gustas tú. Cómo te amo. Me haces sentir tan bien, tan hombre, tan íntegro. ¿Qué quieres, mi amor ? ¿ Ya te viene tu gozada ? No, no es eso. Sí. Quieres por adelante, claro, pero ya sabes que presiso lavarme bien para que no comencemos con eso de las infecciones. Ven aqui, María Dominica, encarámate encima mio para ver como se hunde mi mástil en tu carne depilada. Qué cosa deliciosa. Que lindo ver cómo te balancean tus pechos y colocas esa cara de hambrienta. Ya lo tienes entero adentro y da para ver en tu expresión que es como si te faltara más, como si te faltara otro de éstos adentro, allá em tu outro agujero. Eso es lo que te gusta fantasear, degenerada, que dos te coman de manera simultânea...qué cosa fea, ladina, qué pensamientos retorcidos, alharaca, que cosa más sabrosa como te has puesto de caliente, que delicia...cómo te gusta, desgraciada...qué fuerte que nos llegó a los dos.

- Hemos dormido muchas horas, Benedicto.

- Claro, si hemos estado jodiendo hasta la madrugada.
- No digas así, como si yo fuese una ninfoma, Benedicto. Aquí nunca ha pasado nada.
- Claro.

Texto agregado el 29-06-2010, y leído por 77 visitantes. (3 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]