TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_columna / Oración para que vuelva Hache (Columnista invitada de este viernes: Jeckill)

[C:45854]




PREDICADOR: —¡Oh, Hache! ¿Dónde estas? ¿Dónde te has ido? Pero sobre todo ¿Por qué te has ido? Te necesitamos: regresa por favor...

CORO: —¡Te lo pedimos, Señor!

Lo que me temía pasó: por ahí apareció un foro con el Ramillete Universal de la Cursilería —Gik incluido— solicitando el regreso de la señora Hache a estas páginas. Pero bueno —saltarán los ofendidos— si se abrió un foro para opinar sobre Leticia, la mujercita del Príncipe y otro sobre su homosexualidad y otro sobre Dios y otras menudencias ¿cuál es el problema que aparezca uno como este? Si hasta hay un foro para que Conchita no abra más foros.

Para los nuevos, la señora Hache es una extraordinaria e incansable lectora que permanecía conectada 26 de las 24 horas que tienen el día a la página de loscuentos.net. Si usted es escritor y Hache no ha opinado sobre su cuento, usted no existe (reconozco que una vez fui a su libro de visitas a solicitar su “bendición” y la recibí). Su único defecto, cual abuelita de cuentos, era que le rompía el corazón decirle a alguien que su cuento no servía. Pero eso lo resolvió no opinando sobre ese cuento y asunto arreglado.

PREDICADOR: —¡Oh, Hache! ¿Dónde estas? Perdona a los novatos e irreverentes. Regresa por favor...

CORO: —¡Te lo pedimos, Señor!

Pero la fama es como el papel cazamoscas y un enjambre se abalanzó sobre ella a solicitarle que bendijera sus cuentos. Porque así comienzan: si hacen un buen cuento y lo bendicen, si hacen un segundo cuento y lo bendicen, piensan que el tercero ya está bendito y se imaginan bajo el manto protector de la inmaculada Hache. La pobre Hache debió sufrir cuando se dio cuenta que sus axilas comenzaban a expeler un olor nauseabundo y como toda mujer que se respete decidió resolver el asunto desde raíz. No, no era mal sudor. Eran sus queridas “palomitas” que cargaban sus apestosos cuentos y corrían solícitos a cobijarse bajo su manto. Se cansó de guarecer a tanta letra insulsa y debe haberle dado vergüenza consigo misma.

PREDICADOR: —¡Oh, Hache! ¡Perdona nuestros escritos! Regresa por favor...

CORO: —¡Te lo pedimos, Señor!

Así, las dulces palomitas quedaron a la buena de Dios y nadie hablaba por ellas. —¿Qué será de nosotras —decían— en medio de esta jauría literaria?. “Alábame que yo te alabaré”, se les ocurrió como último recurso y la frase circulaba por los correos privados de la cofradía y en los del libro privado de visitas. Pero era inútil: nada como un elogio de Hache, así la inclusión de palabras como sintagmas, significantes y referencias al oxímoron fueran incluidas en la nota y lo hicieran incomprensible. Últimamente se les ha ocurrido hacer un “link” con el nombre de Hache, así, cada vez que usted pincha allí, se traslada automáticamente hasta su página donde está una biografía que no es otra cosa de un catálogo de elegidos, hoy en “demodé”

PREDICADOR: —¡Oh, Hache! ¡Por lo menos dinos si te cansaste de tanta adulancia edulcorada!...

CORO: —¡Te lo pedimos, Señor!



Jeckill



Texto agregado el 02-07-2004, y leído por 432 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
06-07-2004 desde luego que cumplió su cometido, polemizar. Porque creo que de eso se trataba no? Sin embargo la polémica debería quedar aquí y no salpicar mas lejos. Hache nos es entrañable para muchos, pero no creo que necesite valedores, que ya se sobra ella. De todas formas creo que la crítica va mas contra el foro que se creó en pos de su regreso que contra la propia Hache. Claro que también es cierto que se puede tener otra sensibilidad a la hora de expresarse; en concreto, te he leido cosas bastante mejores. Saludos. Nomecreona
05-07-2004 Holis. 1.- La invitación del galo era sólo por UNA VEZ. 2.- Los comentarios los responderé en los libros de visita de cada quien. 3.- Gracias a los que me aman (odian). Yo tambien los amo (odio). 4.- No soy EL, soy ELLA. 5.- Esta columna (¿reflexión?) cumplió su cometido. jeckill
03-07-2004 Y bueno... y ningun miembro destacado de la "Cofradía" dará a Jeckill la bienvenida, que se lo ha ganao (por ahí hubera empezado, si hay sitio para todos ¡anden, no tengan miramientos!. SALUDOS Sirena_viuda
03-07-2004 Melinaaaaaaa, no te vayaaaaas, vuelveeeeee! Mira que abro otro foro, eh! oyeeee, que no me gustó al artículo de jeckill, y punto, no quiere decir nada más! jeckill será genial escribiendo, no lo niego, simplemente no me gustó pero no es pa que te enfades, mujer! vaaa, melinaaaaa, vuelveeeee! moebiux
03-07-2004 No conozco a Hache (tengo, sí, muy buenas referencias de su persona), por lo tanto, seré sumamente objetiva respecto al texto: Es genial. La ironía, la acidez y la originalidad me parecieron maravillosas. Me divertí mucho leyendo, y, para agregarle la cuota subjetiva al comentario (sin involucrar a Hache, porque, repito, no la conozco) al poco tiempo que ingresé a la página sentí que había en ella una especie de Cofradía que nunca renegué en hacerla pública. Tanto desde la pluma de la autora, como desde los comentarios, hay opiniones encontradas. Eso es maravilloso: hay diversidad. Pero considero que no hay que ser extremistas. Por eso me uno al comentario de MCavalieri que sugiere que no estar de acuerdo con la opinión del autor, no es motivo para desprestigiar su capacidad literaria, al menos en esta columna. Sería lo mismo que un católico diga: ¡qué herejía! utiliza la sagrada oración para un texto de esta calaña!... y creo que nadie pensó en eso. Nada, como ya empecé a divagar, jeckill, felicito tu creatividad. Saludos. Oliveria
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]