TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / eversangel / SOLO LA MUERTE

[C:460103]

La soledad me soltó sus cadenas y en un Segundo, ya estaba con la uñas metidas en las cuarteaduras de la pared salitrosa, evitando que el ruido del mudo me tragara en su algarabía enajenante. Esa que una vez que termina, deja un camino de devastación, vacio y desesperanza.

La oscuridad me quitó su velo y en un segundo, la claridad me arrancó los ojos y los arrojó al pantano de las huestes citadinas que brillan con la luz artificial que no es más que la palidez rancia del desahucio.

El dolor soltó mi garganta y en un segundo, los cuervos del amor tragaron mis ojos para andar ciego el camino del amor, un camino espinoso, áspero y melancólico que aún con la visión de un águila es difícil discurrir y termina empantanándonos en la incertidumbre que se hace vieja de esperar milagros.

La tristeza me soltó de la mamo y en un segundo, el buitre de la esperanza amenazó a mi corazón, que al verse desamparado de la fortaleza que la tristeza le daba, quedó inútil, holgazán y vulnerable a los arrebatos de la locura sin yugo que siempre terminan en tempestades indómitas.

El temor dejó de convulsionar mi cuerpo y en un segundo, la fe albergó en mi espíritu la idea fatídica del optimismo mordaz, de la seguridad, del regocijo, de la sobriedad que al pudrirse, deja el vientre hinchado de pánico y la garganta llena de nudos que ahorcan al alma.

Comprendo ahora por que el mundo es redondo, todo es un círculo que parte de un punto y regresa siempre para volver a continuar.

Solo la murete no deja de mirarme con hambre, cada día, sus ojos vacios se llenan de deseos por mí, solo ella me deja andar descalzo por el vasto mundo sin que jamás me pierda de su vista. Me desnuda frente al espejo para mostrarme como me va moldeando lentamente cada día

Muerte, desde que nací, se me puso a tu merced y en un segundo…. Empecé a comprender la filosofía de la vida, una vida llena de ceguera, de tristeza, de valor, de miedo, de dolor, de soledad, de nostalgia y amor que algún día, al ritmo gris de un réquiem, alguno o todos estos sentires me arrancarán el corazón para devolverlo a tu mano.

Copyright Ever Sangel

Texto agregado el 03-08-2010, y leído por 102 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]