TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Camaralzaman / Lo que tenemos y lo que no

[C:460738]

Hoy perdí al que pudo haber sido un buen amigo. Me gustaría que volviese pero no se en que condiciones podría hacerlo. Juntos reíamos, llorábamos, bailábamos y nos cogíamos la mano. No lo conocía hace mucho pero la imaginación se encarga de rellenar los espacios vacios. Me preocupa su futuro, en tan poco tiempo sus tristezas se convirtieron en las mías. Gracias a él hice una pulsera con nueve nudos. El tercero me recordaba que los amigos también se van. Eso lo se bien, pero el momento en que sucede es mucho más dramático de lo que puedo manejar. Ahora me debato entre si permitir que sea mi amigo o dejarlo para siempre. Solo pienso en todo lo que pudimos haber vivido juntos. Eso me recuerda el séptimo nudo “cuidado con las imágenes que entran y salen de tu cabeza”.
Yo me enamoré de él y él dejo que así fuese. Somos igual de culpables. Dejamos que nuestra amistad fuera muy intima.
¿Por qué no le gusto? Es la única pregunta que me hago. No se la dije, claro. Yo tengo dignidad. ¿Qué pasaría si le envió este escrito?
El primer nudo dice “el amor viene de todas partes”. Quisiera que pudiéramos ser solo amigos. La situación es confusa porque siempre quise tener su amistad, nada más. Pero mi mente es muy rápida y terminé pidiéndole más de lo que él necesitaba darme. Si estuviera junto a mi seria feliz sin embargo no podría evitar sentir lo mismo por lo menos no hoy mientras escribo estas líneas.
Me sentí muy feliz cuando me di cuenta que lo amaba como amigo. Eso es amor de hombres, pensé. Ese tipo de amistad me llena el alma. Las cortinas cubrían el sol de la tarde.
“Siempre pensé que esto iba a pasar” me dijo. Acabó la conversación antes de comenzar. Para mi nunca fue tan claro. “Yo no te quería besar sino vos” “Vos también puedes conseguir un hombre” “Fue un error, lo siento” Sus frases atacan a mi orgullo, pero no hay nada que atacar, mi orgullo ya estaba en proceso de destrucción. Su problema es de genitales. En ese sentido no soy lo que él quiere. El segundo nudo me recuerda que el sexo nubla la vista.
“Te quiero mucho” me dijo cuando nos despedimos por última vez. Mi respuesta refleja “yo también” pero las palabras salían atascadas. Pienso, lavo, como, ordeno y mi vida es igual solo que con un peso más. Hoy tendría la esperanza de volver a verlo con la seguridad de que la próxima vez sí tendría el valor para besarlo. Ahora no sé si quiero verlo otra vez. Para ser solo amigos todo es muy complicado.
Me siento usado, es comprensible que ya no lo quiera ver más. Me cogía la cabeza, me daba la mano, acariciaba mi pierna con la suya. “Te quiero mucho” “me haces falta” “iba a ir detrás de ti” “No quiero perderte”. Solo quería sentirse amado, eso lo sé desde que tuve sexo con él. Esa noche sucedió algo curioso, aunque yo quería intensamente estar con él mi pene no parecía pensar lo mismo pues no me pude venir y mi erección fue corta.
“Los mejores momentos los has tenido en soledad, estar solo te nutre” el cuarto nudo me hace pensar en la necesidad de todo esto y si mi alma no esta hecha para ser acompañada. Me siento orgulloso de tener buenos amigos pero hoy me doy cuenta que todos se pueden alejar de mí en situaciones que no esperaría.
He borrado una línea. No la podía aceptar. Me siento solo.
Leo estas frases meses después de haberlas escrito, me pregunto ¿qué dirían esas líneas que borré?

Texto agregado el 10-08-2010, y leído por 50 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]