TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Pachamama / Juan Duro

[C:46397]

Se cuenta, que hace muchos años atrás, cuando a la señora Juanita le daba con decir que las gallinas meaban. Andaba por esos campos don Rupe, achacado por un supuesto mal que le habían tirado.

Don Rupe, consultando por aquí y por allá, a sus conocidos sobre alguna machi que le ayudara a curar su mal, la doña Juanita le recomendó a una que vivía por los Pellines; este era un sector que quedaba como a día y medio de viaje, claro que en esos años a caballo no mas se viajaba.

Don Ruperto tenía su pinta, andaba siempre vestido con su típico traje de huaso… ¡bien cacharpeado!… Había dejado a la vieja a cargo del campo, y a cargo de los ocho cabros chicos que ya tenían.

Cansado llegó al campo de la machi. Unos perros negros salieron a recibirlo... ¡como le ladraban Dios Santo!… ¡Váyanse condena’os!… -Le gritaba don Rupe-

De una vieja mediagua salió una mujer huesuda, con una mirada que espantaba hasta el mismísimo diablo, pero don Rupe era de esos huasos agalla’os y fue sin titubeos a saludarla.

La machi, le tomó la mano y lo examinó…

Uf! … –Uste’ ta’pal gato iñor-

No le encontró nada bueno al pobre hombre.

Diagnóstico: mal de ojo.

-Esto de la pura envidia que le tienen- acotaba.

¡Ya!, -dispuso la anciana- juntémonos el próximo viernes entre oscuro y claro, y me trae una gallina negra.

Y así de vuelta a su hogar y abrazando a su patrona, -Como le decía cariñosamente a su esposa- y un grupo de chiquillos colgados a su cuello, le recibían con alegría.

El día había llegado y con la gallina negra en un saco saltó de su bien parado caballo.

La machi lo estaba esperando, partieron ambos al monte y la vieja con un garrote de luma en la mano y don Rupe que la miraba de reojo asustado y medio arrepentido de haber vuelto.

Fue cosa de llegar al monte y la vieja con una destreza increíble saltaba y gritaba:

-¡Muere maldito condena’o!… y garrotazos al aire iban y venían.

-Oiga pue! –gritaba la anciana-, -¡Ayúdeme!, es Juan Duro, hay que matarlo a palos-

Don Ruperto que no entendía nada, comenzó de igual manera a dar combos al aire, y la viejecita seguía brincando, y dando garrotazos al pobre de Juan Duro…
Después de varios minutos y ya la mujer exhausta, y mirando victoriosa a don Rupe prosiguió:

-Ganamos, ya esta cura’o, me da la gallina y estamos arregla’os –

Ruperto, mudo, con ganas de estar en casa, y sintiéndose entre confundido y avergonzado, fue metiendo la mano al saco para agarrar a la gallina que estaba toda mojada.

-¡Por la chita!… con el viaje esta pobre está deshidrata.

La machi de un zarpazo agarró a la pobre gallina y se la llevó al corral. –Hombre viejo- refunfuño.

-¿Nadie le habrá dicho que las gallinas mean?-.

Texto agregado el 06-07-2004, y leído por 373 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
04-10-2005 muy buen relato campero, entre campestre y simple, me gusto leon
30-06-2005 Muy buen relato, lleno de "color local"... felicitaciones. 5* peinpot
18-10-2004 Sabes, cuando me cubro de esa nostalgia por no poder visitar mi tierra que amo, se que con solo llegar a tus textos me harà encontrar con ella. Hermoso canto a lo nuestro. carloel22
06-10-2004 Pero ¿por qué me perdì tanto tiempo de tus textos? Dios si lo tuyo es muy bueno, puro, puro estilo costumbrista, nada fácil querida amiga y usando ese lenguaje tan popular pero de la manera más sencilla. FELICIDADES. meci
11-09-2004 jejejejeje... que tengo que hacer pa' que me envíes unas ramas de canelo?? muy buen realto, me recordó a mi abuela y las idas al campo, por allá en mafil, paillaco y antilhue... con una que otra escapada pa' futrono. galvarino
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]