TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / alma_gemela / SALOME

[C:466470]





Recuerdo claramente hace un par de años, una tarde en la habitación de mi mejor amiga, estábamos en su casa con la excusa de hacer un trabajo en grupo, pero la verdad es que solo era una excusa mas para estar juntas y no hacer nada.
Esta tarde como casi nunca solo estábamos las dos en la casa, su madre había salido a pagar el recibo de la luz si no me equivoco su padre y su otra hermana mayor solo llegaban hasta la noche.
Ella me dijo, imagínate lo que le encontré a mi hermana el otro día debajo de su cama , yo le pregunte que, ella me dijo si te muestro lo que encontré me juras que no te escandalizas, yo dije claro que no, ni que fuera una niñita, tengo 16 años y además que no se te olvide que yo soy mayor que tu dos meses, ella respondió a mis palabras primeramente con una risa y continuo diciendo mi hermana debajo de su cama tiene un vibrador, un que dije yo, algo desubicada y ella siguió un vibrador esos que las mujeres se ponen en las vagina para darse placer y una revistas donde salen unos manes re buenos haciéndoles una vainas que ni te imaginas a unas gringas re tetonas y joponas.
No sé porque pero mis manos empezaron a temblar y mi corazón se acelero y recuerdo claramente que sentía mi mejillas re calientes, ella dijo te gustaría verlo y ver las revistas. Mi respiración se acelero muchísimo y es la hora y todavía no entiendo porque, mi mirada estaba perdida, la verdad reconozco que el miedo que sentí en el momento fue casi físicamente doloroso, la verdad es que yo de vibradores, pornografía y esas cosas poco y nada sabía. Ella repitió las quieres ver, salome siempre fue muchísimo más precosa que yo aunque era algo menor pero no pensé que tanto., yo lo más parecido que sabía de sexo, era mi único novio de hace vario años con el que máximo un helado una agarradita de manos y uno que otro beso casi que celestial.
Ella repitió entonces mejor dejamos así, cuando ella dijo así, las ganas de ver el vibrador fueron tantas que entendí que las ganas le pueden al miedo, no entendía lo que estaba diciendo ni haciendo pero seguí adelante.
Entonces si lo quieres ver un vistazo rápido y ya antes de que llegue alguien, mi mama llega como dentro de hora y media y tu sabes que mi hermana llega re tarde igual que mi papa, bueno muéstramelo dije pero solo por curiosidad y ya.
Ella estallo en una alegría ilógica y salió a buscar el dichoso aparato y las revistas, que supongo seguían siendo escondías el mismo sitio.
Cuando ella volvió traía en su mano derecha unas revistas y en la izquierda una especie de plato sintético re largo como con mechitas plásticas también en la punta repito parecía un plátano con la diferencia que era totalmente azul transparentoso.
Bueno este es el vibrador anda cojéelo me dijo y yo con mi aceleración rebosada lo tome entre mis manos me senté en la cama y en un silencio muy fuerte contemplé aquel objeto sin tener ni idea de lo que me esperaba.
Mira las revistas échales un ojeadita, salome tenía una risa muy acelerada también la típica risa nerviosa, cuando empezamos a mira las pagina de dichas hojas pornográficas, empecé a sentir lo que nunca había sentido, empecé a excitarme o como dirían aquí en mi tierra empecé a arrecharme y salome estaba igual que yo, me atrevería a decir que ella estaba mas arrecha que yo.
De un momento a otro ella empezó a besarme el cuello, a llevábamos casi 20 minutos mirando las revistas. Yo le pregunte qué haces pero reconozco que no me desagrado para nada, por que cuando ella beso el cuello sentí un corientazo que me subió por mi columna y exploto en mi cabeza.
Ella respondió no te gusta y no dije nada, ella lo siguió haciendo por un par de minutos mas y obviamente mi cuerpo estaba experimentando sensaciones que en ese momento de mi vida me parecían inexistentes, estaba tan pero tan excitada que yo ubique su boca frente a la mía y nos dimos un verdadero beso con lengua y con todo durante un largo rato. Recuerdo también que nos apretábamos con gran fuerza.
De un momento a otro ella se empezó a arrodilla enfrene de mi, le recuerdo que yo estaba en el borde de la cama.
Ella me levanto la falda, me baso las pantaletas de muñequitos que llevaba puesta y yo no dije nada pero estaba a gusto con que lo hiciera.
Después de que mi cuca como darían en mi tierra estaba frente de su cara ella dijo , que peluda que la tienes espero que no sea un problema para mi encontrar tu clítoris, yo en mi calentura dije mi qué y en ese momento cuando le preguntaba, sentí su húmeda lengua y empecé a ver estrellas , me siguió y me siguió besando ya cuando yo estaba a punto de explotar casi que literalmente ella levanto sus ojos y me dijo te gustaría probar el vibrador te aseguro que se siente delicioso, no dije que sí pero tampoco que no ella agarro con su mano derecha el supuesto plátano y lo empozo a sóbramelo mas abajito de donde me estaba besando, ella siguió sobándome y cuando sentí que una parte del plátano entro sencillamente explote.

Salome sigue siendo mi mejor amiga...

Texto agregado el 03-11-2010, y leído por 88 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
05-12-2010 Como en Santiago es verano, entonces el calor creció mucho con tu cuento. Interesante, perfectible si, como cada cosa, es perfectible. curiche
29-11-2010 Salomé y el extasis. ¿De donde es Salomé? ¿Le faltan algunos caramelos en el frasco o le sobran ovarios?. ¿Lésbico imaginariamente o es la realidad de muchas? deojota51
03-11-2010 Querrá Salomé darse una vueltecita por la clínica del Dr. Zumm? Está necesitando urgentemente una secretaria! (5*) ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]