TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Ulloa / Máscaras

[C:466598]

En un pequeño pueblo lejano hasta los confines de los recuerdos, en cierta epoca ya pasada para la conmemoración de uno de sus aniversarios, los dirigentes de éste decidieron llevar a cabo, por concejo de "grandes inversionistas", una inovadora (que ellos creian inovadora) idea y regalaron a los habitantes unas delgadas mascaras, dos para cada uno, unas que mostraban una bella sonrisa de oro, y otras que mostraban otras tantas lagrimas de plata, para que cada vez que estubieran tristes todos lo supieran y asi mismo con sus alegrias. En el discurso predicaban las multiples ventajas del uso de las mascaras, como el incremento en el indice de turismo, el aumento del empleo, la economia y muchas otras cosas que supuestamente les ayudarían a vivir mejor a estas humildes personas y asi continuaron repartiendo a cada uno de los habitantes las mascaras; grandes para los mas grandes, redondas para los de cara redonda, mascaras rojas, negras, blancas y amarillas como sus peticiones dictaban y segun dictaba tambien los colores del escudo de la pequeña ciudad. Cuando terminaron de repartir las mascaras la gran mayoria de los habitantes ya se encontraban muy contentos por tanto llevaban la mascara de la alegria, en los pocos segundos sucesivos la ciudad parecia un gran arbol de frutos multicolores adornados con la dorada sonrisa de las mascaras que llevaban puesta todos, exepto un pequeño que no tenia con quien compartir la sonrisa de oro que mostraba su mascara por tanto se coloco la de la lagrima, de pronto s dio cuenta de que estaba rodeado de ojos almendrados que llebaban por subtitulo una sonrisa petrificada, y todos esos ojos y todas esas sonrisas lo apuntaban a él, y ninguno pudo dejar de notar que estaba trizte y comenzaron a preocuparse, se dieron cuenta que estaba solo y se sacaron las mascaras, entonces éste desesperado porque estaba arruinando la celebración haciendo tristes a los otros, se sacó la mascara de la trizteza y gritó a los que lo observaban que habia sido un error y que en verdad estaba muy alegre, colocandose la mascara de la alegría, todos se contentaron con esto y no quisieron volver a preguntar. En los dias siguientes todos llevabaron las mascaras de alegria, pues no querian decepcionar a nadie, el llevar mascaras se volvio costumbre del pueblo siempre que nacia un nuevo niño suspadres ponian otra mascaras de alegria, los gobernantes siguieron en sus puestos, la gente seguia en sus vidas ahora llenas de doradas sosnrisas, a los visitantes les encantaba, la ciudad comenzo a tener muchos mas ingresos, nadie nunca se quito las mascaras, ni para trabajar, ni para estar en su casa, pues no queria perjudicar ni hacer tristes a los demás, hasta que poco a poco las personas dejaron de preguntarse si estaban bien o si necesitaban algo pues todos parecian contentos, y asi todos los habitantes vivieron por siempre en esta enmascarada ciudad, donde nunca llovia pero cuyas calles siempre estaban mojadas.

J. U.

Texto agregado el 05-11-2010, y leído por 183 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
06-11-2010 Un cuento memorable. Saludos.- VincentValmont
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]