TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rob3 / Nunca creí que fueran lo mismo.

[C:466769]

Después de observarla cautelosamente por un par de minutos, caí en consideración de que tras la voluptuosidad de su belleza existía una jactancia inacabada, de esas que se encuentra en permanente extensión y no era tan solo que existía una jactancia ilimitada, pues al detener la mirada en sus contornos podías comprender y aprehender la prepotencia de su belleza hecha jactancia...mas era la jactancia camuflada de la veldad.

Tímidamente logré alzarme de coraje y osadamente le invité un café, al que accedió con gustosa complacencia acompañada de un asentimiento cómplice, cogí su mano y caminamos por la adoquinada callejuela de sus barrios...parsimoniosamente caminamos por la calle de los bares evitando encontrar un café.

La tarde se proyectó al cabo de consensuar beber el café carmesí, ese que alegra las almas con el zumo de la vid, fuimos a parar en una intempestuosa noche de caricias aguirnaldadas por la risa de su silueta, susurros ininteligibles acomparsados con el paroxismo verborreado, y conversaciones de estertores que terminaban en las alforjas de nuestros pliegues; finalizando en un crepúsculo y un conversatorio inexorable en donde desnudó sus sueños, sus pasados, y sus presentes.

Finalizando el encuentro furtivo, entró por la rendija de aquella alcoba un tiznado rayo del alba somnolienta… atisbé que tras el ropaje de doña jactancia, el mismo que otrora fui desgarrando ingentemente en aquella noche iluminada por mi tacto... percaté que dormí con la joven inseguridad.

Texto agregado el 07-11-2010, y leído por 103 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
07-11-2010 Sutil, hermoso y algo confuso, me gustó¡¡¡ http://blogdeltiempoqueseva.blogspot.c om/ ciclotron
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]