TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / fabian_ / Viajero

[C:471002]

Recorriendo los lugares aún no palpados por el sol, en unas viejas llanuras patagónicas, la nieve deja sentir el frío e invisible en la piel de los transeúntes.
Asfalto caliente por el caucho que por el transita. El sol ilumina y nada más, y las nubes no marcan presencia.
Uno que otro cóndor se aleja de su nido, busca alimento, rancio o fresco, nunca lo sabremos.
El viajero pobre muere de sed, el rico atragantado. Un riachuelo nos muestra el camino hacia las cumbres andinas, blanca de frío, mortíferas para el temerario alpinista que en ellas descansa.
El indígena cuenta a sus hijos las leyendas que a el le educaron, el pasado de los pasados que jamás se olvidaron.
Y cuando a mis costados se alzan imponentes las colosales montañas, aprecio la majestad del Altísimo, y como nos sostiene en su mano todopoderosa.
Rojos montoncitos de polvo marcan la frontera de lo natural y lo artificial, lo espiritual y lo terrenal.
El celeste cielo se refleja en la negrura de las aguas de un viejo pozo de ladrillos desgranados, oculto en la sombra de una montaña, acompañando a la olvidada línea férrea y unas cabinas oxidadas.
Unas casitas menudas entre los cerros, de madera sin pintar, madera bruta que soporta el tiempo mejor que sus dueños y sus heridas de guerra.
Las liebres corren despavoridas, el zorro observa.
Erguidos los montes rojos, y a su lado una quebrada gris, donde sus pies son besados por el río que ruega perdón y rinde honor.
Las rocas son testigos de los viajeros, a bus, a pie, a caballo, burrito, viento y espíritu, presos del agotador viaje por las fronteras interminables.
Como el paisaje se moldea con las horas que transcurren, y cambia con las diferentes perspectivas.
El viajero mira, el viajero ama su entorno. El viajero duerme, el viajero sueña, el viajero vuela. La brisa le susurra, entrando por la ventanilla e impregna el ambiente de naturaleza viva.
Los extranjeros se maravillan con cada átomo. El lugareño observa orgulloso y con la frente altiva, pero el viaje ya llega a su fin, y el viajero aborda su tierra natal.
Aquí no hay mundo nuevo, este, sin duda, es su hogar.

Texto agregado el 15-01-2011, y leído por 156 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
17-01-2011 Los territorios Son geografías de los ojos.. De los pies.. De la lejana Razón Que somos parte de otras partes,, Me haces recordar sobre estos territorios tan naturales, Como el Sahara, en el norte de África donde no existen fronteras, El bosque de sumatra, en el sureste Asiático, El inmenso tapiz de hielo de la antártica.. El mar y otras superficies,, El hombre que lo habita Hace las fronteras, cuando se hace pertenecer a ella, Trazando Líneas fronterizas.. Mis cinco Pentagramas_5_ Juan_Poeta
15-01-2011 "marcan la frontera de lo natural y lo artificial, lo espiritual y lo terrenal". Lo e leído en otros textos y no te mentiré me parece bastante real. El viajero como tal es estupendo muy buen texto has escrito me ha gustado , tiene una trama muy simple pero original. hakovich
15-01-2011 Somos hijos de la tierra y siempre regresamos a nuestras raices .saludos cordiales atte perres perres
15-01-2011 El viaje.. Nunca fue una condición marginal, de la gente, Pasamos nuestras miradas, por casas pintadas, puertas viejas, Que hablan de un venir y estando allí , Viajamos de lugar a una otra idea de estar... somos aldeas de los sueños, Mis cinco Pentagrama_5_ Juan_Poeta
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]