TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nayru / Character Assassin

[C:477129]



Desconocía cuán crueles pueden tornarse los designios divinos. Ahí está, escudriñándome con su mirada sombría, triste, impenetrable, desde el otro lado del cristal, y su mortecino rostro regalándome una pérfida mueca, ora de odio, ora de satisfacción. Es grotesco.

Toda mi vida la dediqué al arte de la literatura. Admiré a ese maldito escritor (o escritor maldito, según a quien tenga a bien preguntar), que incluso tuvo el orgullo de recibir mi crítica y formar parte de la compilación que yo, Rufus W. Griswold, realicé para deleite de las generaciones venideras. Y se mofó, arremetió contra mí y mi antología. No soportaba mi evidente superioridad como literato y editor. Ese condenado excéntrico de Poe no sabría reconocer la buena escritura aunque le golpease en su estúpida cara.

Pero no se preocupe, amigo lector, no sufra por mí, que todo obtiene su justo castigo. La depravada vida de ese escritorzuelo no tarda en tocar a su fin. Puedo ver cómo de su casona surgen las deformes entelequias que pueblan su mente enferma. Se escabullen por las grietas de los muros sombras, pájaros agoreros de muerte, espectros y entes que se cuentan por cientos, amparados por los obscuros recovecos de la noche. No concibo que pueda subsistir sin esas criaturas que conforman su patética existencia. Y, aún así, continúa con su mirada clavada en mí, que le observo desde el anonimato que me confiere la penumbra, esbozando una sonrisa perturbadora.

Su cuerpo es ahora pasto de las alimañas, y al fin el mundo conocerá la verdad sobre su vanagloriado Edgar Allan Poe, el borracho demente comido por sus propios temores, consumido en la perversión diabólica de su propia imaginación. Yo haré saber esa verdad, seré escuchado con vehemencia como su albacea literario y recibiré mi merecido reconocimiento como escritor. Se revolverá impotente en su tumba sabiéndome colmado de la gloria que trató de arrebatarme; ya nadie blasonará ser devoto de semejante personaje y yo podré sacarme su irritante voz y la imagen de su tez nacárea de la cabeza. Sus inapreciables labios coronados por el irrisorio bigote, y esos ojos… Esos ojos que no dejan de acecharme, incluso ahora, en mi lecho de muerte, mientras veo cómo se destruyen algunas de mis más preciadas obras, e, inexplicablemente, siento su despreciable mirada sobre mi, deleitándose en mi sufrimiento. Pareciera que estuviese disfrutando de mi agonía, como si fuese uno de esos macabros personajes que maltrata a placer, en los que él decide su tortura y su fin.

Mi despreciable amigo, tus despojos yacen bajo la tierra, como prontamente lo harán los míos. En cambio, tú… Tú estás ahí, riéndote abiertamente,
escudriñándome con tu mirada sombría, triste, impenetrable, con tu mortecino rostro regalándome una pérfida mueca, deglutiendo mi último aliento desde el otro lado del espejo que corona la alcoba de mi óbito.



Texto agregado el 27-04-2011, y leído por 238 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
24-11-2013 Ay, las rivalidades que consumen y nos hacen infelices...! Qué bien has plasmado esas pasiones oscuras y obsesivas. ikalinen
15-09-2011 Muy bueno. filiberto
14-09-2011 Tu cuento es relativo a Rufus Wilmont Griswold (1815 -1857) rival de Edgar Allan Poe (1809- 1849). El conflicto entre ambos escritores fue el ego tan alto que ambos tenían. Ya que Poe falleció antes que Rufus, la sed de venganza de éste, en tu cuento tiene mucho sentido. Me gusta tu cuento y tu manera de escribir. heraclitus
12-07-2011 Muy bueno, ciao guapa+++++ playa
07-07-2011 guau k lindo nayru!!que buen escrito! magoazul
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]