TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / carelo / Alma y Espíritu

[C:482756]

Alma y Espíritu

Cuento de la pequeña obra "Los Unicornios", dedicada a un amigo Humberto Hidalgo, o como el dice que lo he nominado "El Poeta de la Soledad".

Epílogo II

- "El Poeta de la Soledad", Humberto Hidalgo dice:

"Ayer fuimos al Hotel Bolívar a tomarnos unas catedrales (son unas copas muy grandes) de Pisco Sour con mis amigos y mis hermanitos lindos Arnaldo, Ruti, Alberto, Carlos y Juanga. Mientras Arnaldo nos contaba sobre el primer borrador de su próximo libro… escuché a un anciano en la mesa contigua… y les dije a todos: un momento de silencio… escuchen.

El anciano de la mesa contigua les contaba a sus amigos muy emocionadamente:

“Hace unos años leí en Internet una hermosa obra intitulada algo así como "Los Versos, Prosas, y Canciones tristes del Unicornio", y estaba suscrita por un poeta desconocido, Carlos Arnaldo ("Carelo").

“Acaeció que algunos amigos también la leyeron, e incluso otros interpretaron las canciones que eran parte de la obra (estaban escritas en cifrado y con acordes). En algunas tertulias entre copas de vino, poemas y canciones, mis amigos manifestaban que no conocían al autor. Yo les dije que si lo conocí, incidentalmente, sin que él me conociera.

“Les relaté que los personajes de la obra eran Alma y Espíritu y que eran bellos y hermosos, interiormente por dentro y exteriormente por fuera. Les dije que existían realmente y no eran ficticios. Espíritu cantaba, danzaba, tocaba la guitarra, y era un sanador de cuerpos y almas. Y Alma también era una lider natural -al igual que Espíritu-, de leyes, cantante y danzante, y por la amistad con Espìritu aprehendió a tocar la guitarra y la bandurria. Los avatares y los problemas de la vida no habían destruido su capacidad de ser felices. Alma era más fuerte que Espíritu. Afrontando esas dificultades Espíritu unas cuantas veces se deprimió, pero como Ave Fénix se recuperaba y estaba más fuerte que antes.

“Cuando se los veía juntos era imposible entender como dos personas podían irradiar tanto amor. Cuando ambos cantaban y tocaban la guitarra y la bandurria… cuando él cantaba y tocaba la guitarra y ella danzaba pulsando la pandereta… era increíble... era tan hermoso verlos.

“Para Espíritu la vida le fue fácil hasta la medianidad de su vida; tenía el amor de sus padres, de su familia, de su esposa de su hijo y de su hija-la mas amada-, y de sus amigos, materialmente lo tenía todo, y no tenía que hacer esfuerzos para lograrlo. Era un hombre feliz, y era un líder natural… pero a la mitad de su vida, cuando frisaba los 50, lo atacaron con violencia las hienas. El estaba solo y lo dejaron muy malherido…

Por esos mismos tiempos Alma estaba sola y sin trabajo y la depresión la dominaba… Era una líder natural también… pero los golpes de la vida… y los moretones que dejan en el alma... sin embargo vivía y era feliz...

“Y en esas situaciones se conocieron.

“Y bajo la protección del Dios de Alma, y de los Dioses de Espíritu se amaron.

“Yo los vi renacer de sus cenizas, crecer y desarrollarse… y es que el amor a la imagen de Dios, y de los Dioses, lo pueden todo

“Alma parecía ser era como esa semillita que nadie quiere sembrar.

“Pero cuando Espíritu la encontró, entremezclada en un pedregal, la cogió con sus manos, la apretó contra su pecho, y descubrió que era la más hermosa y potente semilla de la creación.

“Y en su hacienda abrió un surco especial, la sembró, y diariamente la regó; y la cuidó con su vida y con todo su corazón.

“Y esa semillita germinó creció una debil plantita, pero después, surgió una flor, y de ella una nueva Alma con alas en su Espíritu.

“Espíritu y Alma compartían la costumbre de frecuentar los mismos lugares para cenar o beber, y además se sentaban en la misma mesa…siempre. Espíritu decía que así cenas como en casa y que además los mozos te conocen y te atienden con afecto. Incluso en varías ocasiones, en el Bar Queirolo (Una bodega y fábrica de vinos Limeña) y en el Hotel Bolívar (En su bar-Restaurant Bolivarcito, ubicado en el Hotel de la Plaza San Martín de Lima), ella portaba su guitarra o bandurria y él su guitarra. Y mientras degustaban la cena y el vino, interpretaban canciones para beneplácito de los comensales. Por casualidad yo iba a los mismos lugares y después descubrí que siembre asistían los mismos días…

"Así que yo me sentaba en la mesa contigua.

“Una noche escuché que Alma le dijo a Espíritu: Ayer fue la primera noche que hicimos el amor y me parece que te conozco desde antes… A mí también me pareció lo mismo, le replicó Espíritu…

“La siguiente noche escuché que Espíritu le decía a Alma, lee este libro... y observe que en la caràtula estaba impreso el título “Lazos de Amor”. El le dijo, cariñosamente, como siempre la trataba, creo que nos hemos conocido en una vida pasada… Y mi querida Alma, estoy escribiendo una obra "Alma y Espíritu" o "Los Versos del Unicornio Sagrado"… para que sea una especie de opera donde las tunas femeninas, de tu Tuna Femenina Universitaria, dancen y canten, y las cuerdas y púas las acompañen…

"Pero mi querida Alma, en realidad es una tragedia... en la víspera de nuestra despedida.

"Alma le dijo, "tontito", Yo te amo, ¿cómo crees que te voy a dejar, ahora que somos muy felicez?.

"Y Espíritu, la beso dulcemente y le musitó al oido: Mi querida y bienamada Alma, siempre mira hacia el sol, porque cuando nos hemos realizado y somos plenamente felices, es que el final está tocando las puertas.

“La siguiente noche ya no asitieron al Bolibarcito, pero si acudió su amigo que a veces los acompañaba, Alberto… Me acerqué y le pregunté sobre la pareja de amigos... Al me dijo que se habían separado inexorablemente.

"Me relató que en realidad Alma y Espíritu se conocían desde mucho antes, y que ellos mismos no lo sabían… La primera vez que Espíritu vio a Alma, ella tenía unos diez años, cuando él entró al negocio de su padre… y la vió jugando. La segunda vez la vio cuando ella tenía unos 20 años en un partido de futbol y ella se había puesto la camiseta celeste de un equipo… la tercera vez unos años después la vio en un trabajo de Alma… y la cuarta resultó que trabajaban en la misma empresa… El era el gerente general, ella una secretaria y al salir ella cargaba su bandurria sobre el hombro.

"Pero ambos habían olvidado todo eso. Pero después si lo recordaron, y recordaron sus nombres y sus rostros… Y escuche que Alma le dijo a Espíritu, que cuando tenía 20 estaba sola, y le increpó por qué no me hablaste ese día… Y minutos después ella le dijo “mira esta foto, era el cumpleaños de mi madre, y en mi casa me vez con la camiseta celeste de ese equipo”

“Yo descubrí, que relacionarse con Alma o Espíritu era una experiencia intensa, no era como sentarse a lo lejos del mar sobre un otero de arena. Sino como estar aferrado a los peñascos y sentir las olas estrellándose sobre tu rostro y queriéndote arrebatar… te escapas o cambias, y si te vas te llevas parte de ellos.

“No volví a verlos nunca más, pero si a su amigo Alberto… El me contó una noche que se habían separado para siempre, porque Alma se había vuelto a enamorar… Yo, y su amigo… con el cual somos muy amigos ahora no los hemos vuelto a ver… "Al" me dijo que cuando Alma lo dejó, Espíritu se puso triste tan profundamente, que las lágrimas brotaban de sus ojos y nadie comprendía su pena, y él no se la confesaba a nadie… Después cual Ave Fénix sanó y siguió amando solamente a Alma hasta que Dios lo recogió…

"Dicen, que cuando Espíritu murió, Alma se enamoró de otro y se casó. pero que al comienzo extrañaba a Espíritu, y que no podía apartarlo de su memoria ni en la intimidad, hasta que perdió la imagen del rostro y el nombre de Espíritu en su memoria, pero que por al olvidar a Espíritu también perdió a su nuevo amado…

“Dicen que Alma tuvo un hijo que se llama Espíritu y que toca la guitarra, canta, danza, y cura y sana a la Gente, y que es un hermoso líder natural… pero que ella no sabe por qué es así ni por que le puso ese nombre…

"Una noche Alma le dijo a su hijo bien amado: “Creo que te conozco desde antes”. Y su hijo Espíritu le dijo a su madre también bienamada: “Creo que Yo también…

“Yo le dije esa noche a Al… que extraña es la existencia y el amor… es una tragedia… como pudieron perderse ambos…

“Y Al me dijo: la tragedia es la vida misma, y está plena de dichas, y de alegrías, de reencuentros olvidados, y de dulces dolores y penas preciosas…

Texto agregado el 26-07-2011, y leído por 176 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
14-02-2012 Muy profundo e inspirador. Me gustó mucho. Saludos. kary-rv
03-08-2011 Original y atrayente historia. 5* Catman
27-07-2011 A mi me dijeron que alma y espíritu son diferentes, aunque es mejor siempre que vayan juntos enfrentando los desafíos. Bello cuento, corregiría ciertos detalles, releélo y te darás cuenta cuáles bellaboo
27-07-2011 Es muy verdadero que muchas veces sentimos conocer a una persona.Su cara,su risa,su voz,nos dicen que siempre lo tuvimos.Más aún sus palabras****** Me gustó Beso Victoria 6236013
26-07-2011 QUERIDO AMIGO, ESTE CUENTO ESTÁ MUY HERMOSOSO, SÓLO TIENES UN PROBLEMA: ALMA Y ESPÍRITO SON UNA ISMA PERSONA, A NO SER QUE ESPÍRITU SEA NARSISIANO, TIENE LOGICA TU NARRATIVA. ALMA Y ESPÍRITU, NO PUEDEN SEPARARSE PORQUE SON UNO SOLO. BELLO TU CUENTO. FELICITACIONES***** rebaguz
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]