TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Lunes: Otro invitado de Cavalieri (o su sombra) Martin2: De ilusiones truncas y moribundas...

[C:48286]

Columna de “otro” lunes, días difíciles si los hay, decía Melina...


- Cuando sea grande quiero jugar en la NBA papá- se me escuchó confesar en un arrebato de ilusión, un domingo hace ya nueve años. Mi padre, recuerdo, me miró con ternura y sin querer (sin saber tal vez) romper ese encanto que me envolvía como una manta de esperanzas, me largó sus sentidas palabras: “con mucho esfuerzo y constancia llegarás Martincho”.

Presiento una obviedad escribir que el tiempo se encargó de mutilar ese y tantos sueños posteriores; ese presentimiento de un futuro grande y especial, que me aguardaba con los brazos abiertos, preparado a convertirme en “eso” que tanto ansiaba.

¿No será mejor, pregunto, aprender a fantasear con los pies en la tierra, a no permitir que la imaginación se eleve hacia alturas inalcanzables?. ¿Pero como explicarle eso a un niño de once añitos? ; ¿Qué la realidad es justamente real y cruel y que el bendito destino no nos tiene preparado ningún acontecimiento sublime y hermoso?, ¿Qué los adultos vivimos envueltos en un tedioso sin-sentido de nombres y obligaciones, el cansancio y la monotonía, aburridos del hartazgo y repitiendo incansablemente la misma rutina?

- Como Salgari escribirás cuentos maravillosos y abordaras barcos piratas; navegaras por el infinito en cohetes de chispas amarillas y anaranjadas; serás fuerte y decidido, valiente y apasionado...
Con los años y los lustros me contenté con la Liga Nacional, el TNA, la Primera de Capital Federal... ahora, solo matar los ratos libres y el agobio, aferrándome a ese algo conocido que no destila incertidumbre en exceso. Tal vez algo que no gire y gire continuamente y que permanezca, por ahora, al alcance de la mano; ese sentimiento de vivir realmente, por breves instancias de tiempo, en el efímero rectángulo.

Parece ser que uno persigue la felicidad sin alcanzarla del todo, correteándola de atrás, olvidando las fantasías de la niñez y los sueños de antaño que desfallecieron con los muñequitos de He-Man y los eternos partidos de chin-chon con el abuelo.

De pronto, de los abismos de la soledad, surge un anhelo: “quiero ser escritor”, esgrimís en voz baja, casi en un susurro, con temor a que alguien se burle de tan idiota vocación( “solo tenés que mirar el mundo en el que vivimos nene”) El ser escritor, la mera fantasía de serlo al fin y al cabo, de pronto, obliga a considerar el proceso creativo como el modo de subsistir, sumiéndose paulatinamente en búsquedas estilísticas y comparaciones sumamente odiosas, inversamente proporcional con la verdadera- y temprana- esencia del asunto. De pronto me parece recordar unas palabras de Julio Cortazar: “¿Para qué un cuento, al fin y al cabo, por qué no abrir un libro de otro cuentista o escuchar uno de mis discos?”. En todo caso algunos te alentarán, con cautela y no sin pasión; otros pondrán en sobre-aviso tus arrebatos desesperados de comprensión, tildándote de inlúcido e irreal tus pretensiones. Ahora, la ambición, ya perdida, rehúsa cualquier arrebato y se suceden los variados razonamientos y la decepción; mientras la genialidad se presiente tan escasa como ausente. “Pero no importa”, le digo a ese murmullo tan familiar como despiadado, “ tal vez escupa el dolor y las tristezas en catarsis seudo- literarias publicadas en una página virtual... esa será la ilusión que colme mi vida, desde hoy hasta siempre.

Martín2

Texto agregado el 19-07-2004, y leído por 232 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
05-08-2004 Será que uno no debería soñar lo que no podrá realizar?? A veces uno sueña por el simple placer de experimentar oníricamente lo que le gustaría, pero que sabe que no puede, como por ejemplo ser cantante, en mi caso. El pequeño gran problema está en aquello en que: 1) uno es bueno 2) uno ha puesto todo porque cree que es su camino. Cuando se elige algo por lo que vivir, surgen inevitablemente aspiraciones para destacar, pero no por el hecho de destacar (aunque hará casos como ése), sino porque se supone que sólo los mejores lo logran y en eso andamos: queriendo ser los mejores. No podrías anhelar ser el mejor vendedor de bebidas, porque no eres ni siquiera un mediocre vendedor y porque no has escogido ese camino. Pero como sí lo hiciste con el basket y con la literatura, ahora, hubo (hay y habrá) esa necesidad de experimentar la gloria, de saberse el mejor. El problema es que ser el mejor no es cosa de uno solo, es asunto de muchos. No se puede ser el mejor en algo en que se es único. Y después es probable que pase que si se alcanza el sueño, no se sienta tan bien como en lo ficticio. Pero bueno, es la condena humana... y puedes ser mucho más de lo que aparenta el final de tu columna. blanquita
22-07-2004 quien sabe? yo creo en parte aquel redicho de "el universo conspira para que consigas tus deseos" tal vez deseaste con más fuerza que el baloncesto que tu primer amor te quisiera a rabiar, o aprobar ese tedioso examen final o sin darte cuenta hayas ido consiguiendo uno a uno todos los deseos que de verdad importan y tengas a tu lado y cerquita a todas las personas importantes en tu vida... en cualquier caso me encantó el tono de tu columna (vio? ya consiguió la catarsis y la admiración del resto) un saludo rnahimla
21-07-2004 Se ve que la melancolía sigue presente en la columna de los lunes, basar la felicidad en el cumplimiento de los sueños es terrible, prefiero vivir a golpes de felicidad y regocijo, hoy he tenido uno al leer tu columna, ay... Yo quería jugar en el Betis... barrasus
20-07-2004 decía que a parte de eso también está la toma de conciencia con la realidad. No es lo mismo tener ilusión que ser un iluso... Oí decir una vez que si se logra el equilibrio entre ambos extremos, casi se puede ro anapolar
20-07-2004 decía que a parte de eso también está la toma de conciencia con la realidad. No es lo mismo tener ilusión que ser un iluso... Oí decir una vez que si se logra el equilibrio entre ambos extremos, casi se puede rozar la felicidad ;-) Un besote martín. anapolar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]