TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / rebaguz / EL SAUCE DE MI HUERTO

[C:486663]

EL SAUCE DE MI HUERTO 408 palabras

A través de un hueco de mi cuarto
Miro un pedazo de mi mundo,
Me parece bello, armonioso,
Puro, complejo, profundo,
No alcanza mi pebete pensamiento
A definir la existencia de la vida.

Enclavado en la cima de un otero,
Majestuoso un sauce se levanta;
Sus hojas simétricas, oblongas.
Estira sus brazos al sendero.
Yo, un niño aún, he comprendido
Que hay un arquitecto de la vida.

Las flores, los campos, las aves;
Las cosas bellas, brisa, sonido,
El sentido, la nube que
Viaja presumida,
La bóveda infinita de los cielos;
El sentir, el dolor, la tristeza,

El amor, el olvido, los desvelos;
La sabía expresión, la ternura.

La luz de la mañana,
El nacer de un día,
El grito de la furia,
El ocaso de la tarde,
El fin de nuestra vida.

Mi sauce me mira, me sonríe,
Me llama agitando sus ramajes,
Me brinda sus flores blancas
Perfumadas
Con olor a madre virgen.

Acudo a su llamado.
Me alejo de mi amado cuarto,
Salto por el hueco estrecho
Y alargado, me aproximo
Al otero donde el sauce está clavado.
Le admiro su talle inmenso,
Tan rígido...
Sus dibujos, artesanía de belleza,
Son Salmos que Dios mismo ha
Grabado.
Toco sus cimientes
Profundas se aferran a su madre.
Él, me mira.
Comprende que lo envidio;
Alarga un brazo y acaricia,
Mi frente, mi cara;
Palpa con sus dedos sin falange,
Me invita a que me suba
Por su brazo hasta su cuello.

Gustoso le obedezco,
Trepo su corteza dibujada,
Por el Dios del universo;
Me siento grande,
Como el sauce que cabalgo.

Protegido por el sol,
Las estrellas,
Estoy cerca del cielo,
De mi madre;
Mi cuarto diminuto, mal formado,
Torcido, inclinado
Al abismo, hecho por el
Hombre mal pensado,
Con manos de pecado,
Pintado con óleo de vicios,
Con fastor a crimen,
Sabor a mentiras y tropeles.
Mi sauce comprende, me acaricia,
Me brinda su sombra protectora,
Me deja que cabalgue por su lomo,
Por sus brazos, que palpe su boca,
Hale su pelo.
Deja que le rompa sus dedos
Sin falange.
Sin lanzar un suspiro, una queja.
Al contrario, me divierte con su baile
Que inicia cuando una canción
Le canto; canto para el sauce
Que fullero se mece en el otero
Silencioso.

Para el sauce que me quiere,
Que adoro, admiro, que respeto
Y tanto imploro,
Elevo una oración de mi tesoro.

Reinaldo Barrientos G.

Rebaguz


Texto agregado el 30-09-2011, y leído por 93 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
02-10-2011 Que hermosooo!!!!!****** silvimar-
30-09-2011 Hermoso Poema, los bonitos recuerdos siempre quedan en nuestra mente, me encantó leerte. Saludos teresatenorio50
30-09-2011 Un sauce testigo y removedor de recuerdos, muy bello =D mis cariños dulce-quimera
30-09-2011 La belleza de los recuerdos infantiles queda reflejada en tus versos . autumn_cedar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]