TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lagunalasmarias / LOS RECUERDOS

[C:491183]

Pasarían muchos meses antes de volver a verlo, pero cuando se despidió esa mañana, no pensaba en el tiempo que transcurrirían separados, otra vez.
Su alma quería pensar en que el amor que hoy los unía, haría endeble cualquier obstáculo por re encontrarse…porque el deseo por volver a amarse les quedaba a flor de piel.
Por eso, hablaron, se escribieron, se buscaron en largos mails escritos. Se conectaron a través de fotos, y un sinfín de recursos por tenerse mas cerca.
El vivía lejos, en una ciudad muy grande, ella vivía en ese pueblo lejano en donde sus cuerpos y sus almas se re encontraron. Distantes a 2.000km. uno del otro hoy esperan y sueñan con volver a sentirse como esos días en que la vida les permitió el re encuentro. Miran las fotos q se sacaron juntos, ella recuerda en cada paso por su pueblo, las caminatas de su mano, tiene recuerdos vívidos en su casa en donde también compartieron una velada con sus hijos, dónde él la miraba mientras distraída preparaba la cena para todos. Él cenaría con toda su familia.
Ellos se conocieron hace muchos años, en un lugar distante de éste presente, un lugar pintoresco y chiquito, allí empezó ésta historia q hoy tiene nombre de re encuentro. Allí se besaron temerosos la primera vez, y ese entorno luminoso cobijó el amor q entre ellos nació.
Caminaban todas las tardes por aquel lugar maravilloso, cálido, siempre tomados de la mano; ella guarda recuerdos sentidos de ese lugar, la laguna. Una laguna chiquita, con vegetación a los costados, pintoresca, pero de imperceptible belleza para ellos en ese momento, porque estaban distraídos en sentir sus manos y su amor que el lugar nunca cobró relevancia. Hoy a la distancia y empapada de nostalgia se le llenan los ojos de lágrimas al recordar esas tardes, esa laguna, por donde hace muchos años atrás caminaron dos personitas llenas de sueños y sensaciones que estaban despertando en el interior de sus juveniles cuerpos.
Aquellas dos personitas que soñaron muy dentro de sus corazones diferentes cosas…él con volver a su ciudad de origen, ella con vivir una vida plena y feliz cerca de él…
Todas las mañanas se encontraban para subir al colectivo q los llevaba a la escuela, ella cursaba tercer año, el cuarto año…
No recuerda cuantas veces imaginó y deseó, antes de todo eso, q él la mirara, no recuerda cuantas veces quedó llorando cuando él solo pasaba por al lado de ella sin mirarla.
Claro él no lo sabía, por ese entonces conquistaba a cuanta chica podía…
Luego de todos esos momentos de indiferencia, vinieron momentos de mucho amor, se mimaban y vivían en sus cuerpos y en sus corazones el intenso deseo por permanecer a cada minuto del dia mas cerca, mas juntos.
Hicieron el amor con ternura, ella recuerda esa primera vez, porque fue él el primero en descubrir y descifrar a través de caricias torpes su cuerpo. Fue la primera vez de sentir las sensaciones de bienestar que provocan los besos y el encuentro en el momento y en el lugar con la persona elegida, la única persona que hizo encender con sus manos, llamaradas de calor en la piel de ella.
Fue en esa habitación de la casa de él donde descubrió esas sensaciones, las caricias fueron suaves y ligeras por su piel, los besos se hicieron intensos…
Sintió de pronto en su cuerpo como él se llenaba de ella y sin saber bien que hacer en ese instante de ternura, pero con el sentimiento a flor de piel, ella se entregó, ella lo amó con muchos miedos, pero con intensa dulzura.
En la piel de él, ella escribía su mejor poema, en los ojos de ella, él leía la mas bella de las poesías, las mejores melodías se escuchaban cuando ellos se besaban, los mas luminosos colores se dibujaban en el aire cuando ellos hacían el amor con juvenil ternura. Hoy con intensidad recuerda ese momento, impregnada de mucha placer. Aún siente el intenso sentimiento de la primera vez, de lo que significó para ella aquel momento.
Recordó muchas veces ese día, lo recordó en su piel y en su corazón, también recordó que quiso decirle te amo…no pudo, calló.
Hoy permanece en su corazón, a pesar del tiempo transcurrido, ese amor que la unió a él en aquellos años. El recuerdo permanece tan tibio en su cuerpo, que otra vez su alma siente el profundo deseo de vivir a su lado para siempre.
Solo sueña despierta intentando que ese cálido y frágil momento de pasión le devuelva otra vez las ganas de vivir.

Texto agregado el 21-12-2011, y leído por 128 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
11-01-2012 ¡Qué bellos recuerdos! Brillen estrellas. girouette
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]