TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / musas-muertas / politica

[C:492095]

Soy conciente de que, en muchas oportunidades, caigo en la reiteración de manifestar que en muchos aspectos, “el pasado fue mejor”. Pido disculpas a mis lectores por esto, a lo mejor me estoy poniendo viejo, pero, permítanme justificarme una vez más con la siguiente ficción.

Como casi siempre, todo empezó por una razón justificada.
La observación de las leyes de transito se hicieron cada vez mas complicadas, ya era difícil manejar la situación de los vehículos cuando se notó que, en varias oportunidades los accidentes los provocaban los peatones.
Sumada a la complejidad del trafico vehicular de las grandes ciudades empezaron a notarse con mayor frecuencia la inconducta de personas que, arriesgando su propia vida y la de los demás, no respetaban el cruce de calles y avenidas por las sendas delineadas a tal fin, o no respetaban los semáforos peatonales y adicionalmente con la masificación del uso de telefonía móvil y reproductores de música, cruzaban distraídos en las mismas circunstancias arriba mencionadas.
El consejo deliberante de la Capital Nacional, recibió, de uno de sus más conspicuos integrantes, la brillante idea de multar a los peatones.
La moción fue aprobada casi por unanimidad. Le tocó entonces al comité de tránsito reglamentar dicha ley.
Claro, una cosa es aprobar una ley y otra es reglamentarla. En seguida surgieron los primeros inconvenientes.
- ¿Como controlamos y detenemos a un peatón infractor? – preguntó el representante del FPG (frente para la gloria).
La pregunta no era retórica, en el consejo se sabía que, cualquier iniciativa, (por buena que fuera), debería auto sustentarse económicamente.
- No podemos incrementar la dotación de la policía municipal de transito sin nuevos ingresos – dijo el representante de la CCM (coalición cívica moral)
- Adicionalmente – dijo el representante de la UCP (unión cívica pluralista) – deberíamos identificar a los peatones de forma univoca. Mucha gente sale a caminar sin documentación.
- No creo que la solución sea ponerle patentes a las personas dijo uno.
- Los costos se irían a las nubes dijo otro.
- Tendríamos que empadronar a millones de habitantes.
El representante del partido gobernante tomaba nota ávidamente, una idea le había surgido. Tenia que hablar con sus superiores.

Dos semanas después, En el congreso de la Nación, la bancada oficialista proponía en Diputados el tratamiento de ley para empadronar a todos los habitantes de la nación como peatones.
Esto conllevaba la obligatoriedad de gravar el uso de las aceras con un impuesto IP (impuesto al peatón). El mismo, (de solo 5$ mensuales) permitiría no solo, dotar a las policías municipales de un nuevo y genuino escuadrón de verificación del comportamiento de los peatones DPMVCUCV (Dirección de policía municipal para la verificación del correcto uso de calles y veredas), sino también una nueva fuente de recaudación de impuesto que podrían destinarse para el mantenimiento de aceras y cruces peatonales.
Ningún ciudadano se pregunto si los más de doscientos millones de pesos que recaudaría el estado mensualmente tendrían relación directa con la mejora de las veredas o la disminución de accidentes.
Algunos mayores protestaron por el nuevo impuesto argumentando de que, el estado no tenia limites en su avidez, que la Via Apia Antigua se hizo en épocas donde no existían los vehículos con patentes ni mucho menos el impuesto a los mismos, que ya se pagaba infinidad de impuestos no solo al adquirir bienes sino también al percibir los salarios mediante los cuales se adquirían dichos bienes, que el IVA ya llegaba en algunos productos al 27% , que los ingresos brutos en otros casos superaban el 33%, etc.,etc.
Curiosamente, la ley no mencionaba la prohibición de uso de móviles o reproductores mp3 en los peatones pero si obligaba a todos los ciudadanos mayores de dos años (edad acordada entre los diputados como la correcta para que un ser humano pueda caminar por sus propios medios) al uso de una pulsera identificatoria PIP (pulsera identificatoria del peatón).
Grandes colas se formaron en los registros de empadronamiento y la fabrica de pulseras (curiosamente perteneciente a un empresario amigo del Presidente) comenzó la entrega con demoras por falta de materia prima.
Tuvieron que sortearse innumerables obstáculos tales como el tamaño, (se descubrió que no todos tenían el mismo tamaño de muñeca,) algunos eran mancos, zurdos, y particularmente los niños tenían la desagradable tendencia a crecer ocasionando en algunos casos la gangrena y posterior amputación de manos de jóvenes de ambos sexos.
Todos los problemas se resolvían con la habitual celeridad (o lentitud) y los cambios a los modelos de pulseras obviamente generaron sobrecostos que debió absorber la ciudadanía con un incremento del impuesto a $10.
La DPMVCUCV apenas daba abasto, nadie había calculado la cantidad de calles y cruces que tenían todas las ciudades, pueblos y villas de todo el país. A medida que se ampliaba la dotación, menor eran las obras de mantenimiento hasta que dicha tarea cayó en el olvido.
Muchos sospechaban que la recaudación del IP aprovisionaba otros “bolsillos” pero nunca pudo probarse nada. La Justicia jamás encontró fundamentos para realizar una investigación del uso de dichos ingresos.
No falto un despabilado que encontró sospechoso que tanto la Justicia como los miembros del gobierno estaban exentos del pago del impuesto. Los voceros atronaron los medios de comunicación indignados ante tamaña acusación o sospecha totalmente infundada.
Nadie supo bien como o por que (inflación, sobrecostos o vaya a saber uno, que otras carencias) pero el PIP de pronto pasó a ser obligatorio en carritos de bebés, triciclos, bastones y hasta en perros.
Aun así el costo del impuesto, a un año de aplicación ya superaba los $20.

En este punto prefiero abandonar este absurdo relato de ficción, no sea que, como dicen los italianos “invoca il Lupo”, o dicho de otra forma que esta ficción se convierta en realidad.
Finalmente recurriendo a las fuentes y para justificar mi introducción cito:


Según Wikipedia La política, del griego πολιτικος (pronunciación figurada: politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»), es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del Estado en beneficio de la sociedad.

Aristóteles, hace mas de dos mil trescientos años, comenzaba su libro “La gran Moral” con estas palabras:

“Siendo nuestra intención tratar aquí de cosas pertenecientes a la moral, lo primero que tenemos que hacer es averiguar exactamente de qué ciencia forma parte. La moral, a mi juicio, sólo puede formar parte de la política. En política no es posible cosa alguna sin estar dotado de ciertas cualidades; quiero decir, sin ser hombre de bien. Pero ser hombre de bien equivale a tener virtudes; y por tanto, si en política se quiere hacer algo, es preciso ser moralmente virtuoso. Esto hace que parezca el estudio de la moral como una parte y aun como el principio de la política, y por consiguiente sostengo que al conjunto de este estudio debe dársele el nombre de política más bien que el de moral…”

Parece que en la definición de “política” hay algo no entendimos bien….

Texto agregado el 10-01-2012, y leído por 161 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
11-10-2014 De a poco y con sutileza desarrollas un tema escabroso. Rei a ratos, al final me dieron ganas de llorar. Cualquier parecido con la realidad... Cinco aullidos apoliticos yar
02-08-2012 Querido hermano.Tan incisivo y preclaro como siempre. UN PLACER LEERTE. saludos!!!!***** yar
10-01-2012 SShhhhh!!!!!, no hables de política, tiene efectos colaterales y no hay O.S que los cubra.Buenísimo =D mis cariños dulce-quimera
10-01-2012 Amiga la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. G. mark Reybel1923
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]