TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / arturo_navia / Lúdica Pasión

[C:493919]

No es por ser egocéntrico, pero desde que tengo uso de razón he tenido buena suerte con el sexo femenino, no ocurre lo mismo con Bastián, mi mejor amigo. Ya entramos a los veinte años de edad, y Bastián aún no debuta sexualmente, él es mi mejor amigo y por lo mismo es que eso se transforma en un problema para mí.

Decidí hacer una cita en parejas, invite a mis amigas de comportamiento más promiscuo para la ocasión, y claramente esto prometía bastante. Llegó el día Sábado, Ana y Paula se veían regias, excitantes y al parecer dispuestas a pasar una noche agradable; y por otra parte yo, candente como siempre, junto a Bastián ansioso y esperanzado.

Conocía a Ana y Paulina hace años, teníamos confianza, en nuestras conversaciones no habían rodeos, íbamos al grano siempre. Ya llevábamos un par de copas cuando a Ana le levanto las cejas mirando a Bastian, en un claro mensaje corporal le pregunto si está dispuesta a tener sexo con mi amigo, y ella rápidamente me responde sí , con una muy bella sonrisa.

Partí con Paula, mi amiga con derecho a lo que se nos ocurriera a la pieza de la cabaña; esta sólo tenía dos, y carecía de una puerta de cierre, por lo que hacía que se perdiera completamente la privacidad de la ocasión. Consumamos el acto sexual en muy poco tiempo (Cosas que pasan), y luego llega Bastián a la otra ; como amigo de él, me quedé descansando con Paula en la pieza de al lado, para poder calificar su rendimiento y generarle algunas críticas constructivas.

Todo marchaba bien, mi amigo hacia de las suyas en la habitación, y yo estaba siendo testigo auditivo de tal acontecimiento; hasta que de pronto escucho el siguiente diálogo:

-¡Ana!, eres maravillosa, es impresionante estar dentro de ti.
-No sabía de que eras tan apasionado Bastián, me encanta que estés dentro de mí.

- ¡Oh! - ¡Ana por dios ¡- No pares por favor.
- Es exquisito Bastián quisiera estar todos los días así contigo.

-¡Oh por Dios!-¡Ana!- Me voy a ir - ¡Por dios Ana!- No aguanto más.

- Bastián, lo único que te pido por favor es que te vayas afuera que no me cuido.(Refiriéndose claramente al coitus interruptus.)

-No te preocupes -¡Ohhhhhh!- No pares por favor Ana- ¡Ana!- ¡Ana!-¡Ana!- Me voy ¡Ohhhh! ¡Me Voooooy!...

Estaba tan atento a la conversación que imaginaba todo lo que estaba pasando, después de la última palabra expresada por Bastián, lo siento levantarse de la cama y salir corriendo hacia el patio y gritar descontroladamente:

¡Oh Dios!-¡Esta sensación es increíble!- ¡Wow!

No lo van a creer, pero debida a la inexperiencia sexual de mi amigo Bastián, cuando Ana le dijo acaba afuera, tuvo un error de interpretación y el salió a acabar al patio.

Bueno, él es mi amigo y pocas veces lo molesto por lo sucedido, pero lo más importante es que no le he contado a nadie, para no avergonzarlo.



Texto agregado el 13-02-2012, y leído por 171 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
18-02-2012 No le has contado a nadie? Valla! si ya nos los contaste, jajajaja. mary3
18-02-2012 Wow! veo que lo corregiste, que bien enhorabuena por ti. mary3
14-02-2012 Bueno el texto solo le encontré algo inusual para mi, pusiste ¡Ho! - ¡Ana . . . esa expresión de Ho, me suena como la risa de Santa claus, ho ho ho para nos aquí suena algo así como jo jo jo, pienso que seria mejor si le pusieras Oh! por Dios Ana! y cambia de inmediato, pero es solo una sugerencia, por lo demás buenísimo. mary3
13-02-2012 ¡Buenísimo! jajaj, pobre tu amigo, me causó mucha gracia este cuento, felicidades!***** silvimar-
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]