TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / musas-muertas / El Fin

[C:494509]

Son las tres de la mañana y faltan cinco horas… camino solo por la explanada de puerto, el puerto de mi ciudad, de mi país. Las piedras de mármol traídas del continente noreste relucen a la luz de la luna, el mar, nuestro mar, está esta noche más sombrío que nunca, A puerto llegan las últimas de nuestras naves, Altas, hermosas y gallardas con sus velas pintadas, símbolo de nuestra civilización y cultura. Las lágrimas cubren mi rostro y la brisa marina me da un escalofrío. Por que tuvo que suceder?, en que fallamos?.

Nuestra isla y país con forma de herradura esta ubicada en la cima de un volcán apagado que emerge en el centro del norte del segundo océano, por siglos hemos vivido aquí y ya no recordamos de donde vinimos, solo la sensación de tristeza y nostalgia, que compartimos todos lo habitantes al mirar al cielo en una noche estrellada como la de esta noche, nos recuerda el probable origen de nuestro pueblo.
Nuestros libros mas antiguos hablan de la edad de la organización, una época donde nuestro primer gobernante, el sabio Atlas, ordeno nuestra sociedad formando las corporaciones de oficios. Desde entonces vivimos agrupados en esta gigantesca isla en los barrios de las distintas corporaciones, la de los arquitectos y constructores, la de los agricultores, la de los contadores, matemáticos y físicos, la de los químicos, los escultores, los pintores, los músicos, los médicos, los administradores, los constructores navales, los pescadores, los educadores, los astrónomos, los historiadores, los poetas etc. Siempre tuve claro porque nuestra hermosa nación no tenía una corporación militar. En nuestro concepto, la vida estaba por encima de todo, nada justificaba quitarle la vida a un semejante. Irónicamente a este dilema nos enfrentábamos y ahora la tragedia era inminente.

Faltan cuatro horas y llego caminando al pié del faro del este, una columna que con los faros del norte y oeste sobresalen por encima de todas nuestras construcciones excepto quizás por la hermosa cúpula de observación de los astrónomos, suspiro mirando todo, me cruzo con unos pescadores que salen temprano en sus pequeñas barcas a traer el pescado que ya nunca consumiremos.

¿En que nos equivocamos?.. Nuestro pueblo, eminentemente marítimo, rápidamente conquisto el arte de la navegación, y recorrimos todo el mundo, conocimos el nacimiento de todas las culturas, les dimos el fuego, les enseñamos a pescar, a organizarse, a protegerse del frío, a sembrar, a transportar, posteriormente les enseñamos a leer y escribir, a pintar, mi gremio, el de los músicos, les enseño a usar los instrumentos, a cantar y a componer música, les enseñamos a navegar a reconocer las estrellas. Con el pasar del tiempo algunos avanzaban mas rápidamente que otros, y a medida de sus avances les proporcionábamos más y más conocimientos, recientemente algunos, tanto en el continente sudeste cono en el oeste construyeron enormes monumentos que llamaron pirámides con los conocimientos que le dieron nuestros astrónomos, matemáticos y arquitectos, otros lograron hermosas esculturas ayudados por nuestra corporación de escultores, a otros les dimos el conocimiento de la química aprendieron a forjar y a utilizar la pólvora. No hubo conocimiento que no compartiéramos pero había un conocimiento que nunca logramos que aceptaran y era el respeto por la vida. Lamentablemente veíamos que algunas culturas florecientes sucumbían ante la invasión de otras solamente por la fuerza o la falta de respeto por la vida. Recientemente algunos de nosotros propusimos tímidamente intervenir para proteger a aquellos más débiles. Pero el consejo de las corporaciones se negó terminantemente, hacerlo hubiera sido traicionar nuestra esencia.

Son las cinco de la mañana, y solo restan tres horas para enfrentar nuestro destino. Algunas corporaciones despiertan, los panaderos ya hornean su producto que será repartido entre todos, esa es nuestra forma de vida. Cada corporación elabora un producto útil para todos, y cada individuo trabaja en lo que mas le gusta. No existe nadie que no trabaje salvo niños y ancianos, los primeros cuidados por la corporación de educadores, los últimos por la de los médicos. Pero el secreto no esta en la división de oficios sino en la posibilidad de que cada miembro elija libremente que quiere hacer. El secreto de nuestra nación esta en la pasión. Pasión, esa fuerza interior que nos desvela, que nos quita el aliento y el sueño. Yo, Atias, miembro de la corporación de Músicos, descubrí por mi madre el amor a la música, mi instrumento es la flauta, tengo una que hice yo mismo y tiene hermosos grabados, con ella he compuesto hermosas canciones y he tocado en todos los festivales… siempre aseguré que mientras hubiera música en este mundo sería feliz.

Pero el tiempo se acaba, algunas culturas guerreras, se aventuraron a la mar, nuestros barcos ya las vieron amenazantes animarse cada vez mas mar adentro. Protagonizaron batallas infernales entre ellos, y muchos navíos con sus tripulantes y esclavos yacen en el fondo del mar. Nuestras naves, mas veloces vieron estas batallas y recientemente fuimos perseguidos por aquellos que en otras épocas fueron nuestros alumnos. Nuestro secreto, el secreto de la ubicación de nuestra nación tarde o temprano será develado, y nuestro destino, el de nuestro pueblo será la desaparición.

Solo dos horas hasta el fin, el sol ha salido por última vez para nosotros, algunos chiquillos de los distintos barrios corren para asistir a las escuelas de la corporación de los educadores. Mi pueblo se despierta una vez más para llevar el bienestar de sus productos a cada lugar de nuestra isla. No soporto el dolor, en breve todo esto desaparecerá. Todos sabemos que esto termina, a pesar de la tristeza somos felices haciendo lo que siempre hicimos y no hay nada que queramos cambiar, ni siquiera ahora al final.

Nuestro consejo se reunió una vez mas, la amenaza de invasión es inminente el futuro cierto, Nuestro país va a desaparecer, nuestra gente terminará muerta o esclava, nuestra isla profanada, nuestras propiedades destruidas o rapiñadas. La orden fue terminante… Se instruyó al gremio de los químicos a que elaboraran un explosivo que se sumergiera en el centro de nuestra bahía interior y detonara las fuerzas contenidas en el volcán que es nuestra isla. El explosivo fue elaborado, la fecha y hora fue señalada, todo fue preparado con la pasión de siempre. El fin estaba asegurado.

Falta una hora y voy llegando a la playa sur, esa playa donde conocí a mi amor. Con ella no hizo falta despedidas, anoche nos besamos y amamos como siempre, ella partió a su corporación, la de los médicos porque quería asistir a un anciano que se encontraba muy enfermo. El recuerdo de su rostro, sus besos y el calor de la unión reciente me hizo sollozar. Ya puedo ver al barco de los químicos dirigirse al centro de la bahía, en unos minutos todo desaparecerá. Llevo mi mano al pecho donde guardo mi flauta, me siento y me pongo a tocar. Esta música nunca fue escuchada por nadie, se llama “Adiós Atlántida”.


En una lejana costa de la actual América un niño levanta un objeto de la arena.
-Mamá, Mamá, mira lo que encontré en la playa, dijo el niño sonriente…
La madre lo mira ceñuda y le dice, - Si no sirve para comer o cazar déjalo.
El niño sopló por el extremo de la extraña vara hueca con preciosas grabaciones y una hermosísima y diáfana nota salió de la misma, la madre le dijo
-Tírala de una vez no sirve para nada!…
-Pero Mamá…
La madre lo miró insistente y el niño con tristeza la arrojo con fuerza nuevamente al mar.

Texto agregado el 23-02-2012, y leído por 230 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
01-03-2012 Y todo termino,para comenzar de cero.Un agradable paseo por una historia que pudo ser. pantera1
24-02-2012 Recuerdos nostálgicos conmovedores de los origenes de un pueblo, con un final de novela. Caravana de estrellas van a su encuentro. Saludos, Rey Reybel1923
24-02-2012 Precioso , muy conmovedor , un placer leerte , felicitote =D mis cariños dulce-quimera
23-02-2012 Nostalgias del origen de un pueblo. Bellos recuerdos que no debemos olvidar, a pesar de su origen. Bella forma de expresarlo!!. inkaswork
23-02-2012 Hermoso, muy hermoso, con un final que emociona.***** girouette
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]